| lunes, 24 de septiembre de 2007 | 17:24

DESDE PANAMÁ
Fin de promoción en Panamá. Días intensos, extraordinarios. Mañana vuelo a Serbia invitado por el Instituto Cervantes de Belgrado para compartir una mesa de literatura española con Rafael Chirbes y Ángeles Saura. Viajo más que los baúles de la Piquer.


Presentación de El tiempo de los emperadores extraños en la Biblioteca Nacional de Panamá, con músicos incluidos -fotos cortesía de Tony Johnson-.

Hubo sincronía con Richard Brooks, mi presentador.

Comida en la embajada española con el agregado cultural, Miguel Moro, que algún día contará su apasionante estancia en Bagdad, y el señor embajador, José Manuel López, con quien compartí una pasión común, el cine negro, y en especial Fritz Lang.


"As time goes by" a cuatro manos con mi anfitriona en Panamá, Briseida Bloise. Con las "Variaciones Goldberg" no pudimos.


Paco Jiménez y Noemí, de Santillana, que me dieron tratamiento de Jefe de Estado durante todo mi viaje.




Canal de Panamá. Colosal.





Skyline panameño.






Otra vez langosta... Alfaguara sabe cuidar a sus autores.








1 comentarios:

Begoña dijo...

Este comentario es para la posteridad: Nunca comí langosta, lo juro por Snoopy, pero si un día editorial alguna me invita a comer aunque sea alcachofas me sentiré la persona más feliz de la tierra.
De esto parte mi real comentario, el otro era para ilusos. ¿Cuando vas a sonreír en alguna foto con todos los dientes?
Quiero decir menos comprimido. Sales como yo, como si quien te apunta desde su cámara fuese a dispararte de verdad.
Te pondría el ejemplo de un cantante que sonríe como nadie, pero no repetiré su nombre, sirva como apunte. No quiero hundirle la carrera:)