La política del corcho

| miércoles, 21 de octubre de 2009 | 0:01



A mediodía, comiendo con un amigo y hablando -cómo no- de la política y sus desmanes. En un momento dado, su gesto se dirime entre la resignación y el hastío, y por último decide que todo es una mierda.
-Nachín, a estas alturas la única política que me interesa es la del corcho. La única que practico.
Nachín -un servidor- se queda con cara de póker.
-¿Y esa cuál es?
-Fácil. ¿Has intentando alguna vez hundir uno...?

16 comentarios:

Rémora dijo...

Muy sabia respuesta la de tu amigo.

MARFIL dijo...

Hola Ignacio,

¡Cuántas cosas detrás de esa breve reflexión!. Está muy bien esa política del corcho. Creo que la psicología la llama resiliencia, esa capacidad de las personas. O de algunas personas. Hay que saber a quién se pretende hundir.

Lo cierto es que hay muchos políticos que la deben practicar porque parecen inasequibles al desaliento. Y no escuchan las críticas. Y no les importa nada, salvo mantenerse en su puesto, en el poder que tanto les gusta, que tanto necesitan.

Soy una persona idealista por definición. Para lo más importante de la vida, en grado sumo. Y observar cómo se desarrollan las cosas, alejándose en ocasiones de lo ideal, nunca me ha llevado a concluir que ¡todo es una mierda!. Eso jamás. Aunque la realidad se empeñase en demostrarme eso, sigo y seguiré luchando por el ideal. Aún haciendo ejercicios de pragmatismo en ocasiones, pero sin tirar la toalla. Hasta el final. Cuando me llegue la hora, ¡qué remedio!, pero hasta entonces, lucharé por lo que creo, aceptando las cosas tal y como vienen, y poniendo todo lo que pueda de mi parte.

Y eso creo que es lo que deberían hacer los políticos de profesión, si aún tienen algún ideal político. Porque la política, a priori, es o debe ser una noble actividad. Tratar de darlo todo y, por supuesto, aceptar los cargos para los que estén preparados. Si a mí me propusieran un día para el cargo de la dirección o gestión financiera de una empresa, incluso de una gran empresa, aceptaría. Sería un reto importante, pero me siento capacitada para ello. Pero si me ofreciesen el Ministerio de Economía, lo rechazaría de plano. La gestión de la política económica de un país es algo muy distinto de la dirección financiera de una empresa. No me siento ni me sentiré jamás preparada para ello. Es un ejercicio necesario de dignidad y de modestia. Me sorprende que una mujer que “ha llegado tarde” a la Economía, lo acepte. Incluso asumiendo que se va a apoyar en asesores. Manolito Campa ha salido de aquí, de la Universidad de Oviedo. Es buen tipo; simpático. Recuerdo una comida con él hace años tras unas Jornadas de Economía Industrial en Madrid. Y sí, es un “cabezón” para la Economía, en el mejor sentido de la palabra, que hemos reimportado de EE.UU. Pero sencillamente a mí, eso no me valdría; no tengo tragaderas para eso, para aceptar algo, que no digo yo que no quede monísimo – llevar una cartera ministerial como ésa – pero que merece, en primer lugar, un gran respeto. Tampoco estoy diciendo que la señora Salgado sea irrespetuosa, sino que el cargo le queda muy grande. Excesivamente grande. Extraordinariamente grande. Lo escuchado ayer en el Congreso es buena prueba de ello. Y los presupuestos del 2010, otra.

Otro ejemplo "notable", aceptar presidir un Ministerio sin tener ni repajolera de lo que es un Ejército. Bien, a las pruebas me remito de los fracasos de su gestión. Supongo que se apoyará en quienes tiene por debajo, pero ¿de veras sabe lo que tiene entre manos?.

En fin, no voy a seguir. He de trabajar. Y supongo que tú también. Si me he parado en un par de ejemplos de políticAs y no políticos, es precisamente porque soy mujer y me fijo más en su actuación. Me importa más; me atañe más, porque hemos tardado mucho en tener una cartera ministerial relevante, y precisamente por eso, hay que llevarla y gestionarla dignamente. (De políticOs, elegiría a Pepiño Blanco, mi “favorito”. Ahí empiezo y no paro). Y no voy a concluir que todo es una mierda, porque estoy convencida de que hay y habrá mujeres capaces de hacerlo más que dignamente. Sí señor. Convencida.

Y me llegarán Anónimos llamándome machista, por mencionar a dos ministras, o enferma mental, o…..Bueno. Estoy acostumbrada. La política del corcho la llevo yo practicando desde mis primeros pasos en este blog.

P.D. Lo de Nachín, lo dejaremos para tus amigos. ¡Qué raro, rarísimo se me hace para ti!. Tras usarlo toda la vida con mi hermano pequeñín, que luego fue el que más creció de todos, raro, raro, raro….Vamos, imposible.

rodericus2009 dijo...

Recuerdo una definición de politico que hizo un literato inglés que desafortunadamente no recuerdo y era esta :
"Dicese del individuo ó individuos que invocando intereses nacionales ó generales recaudan dinero con oscuras finalidades".
Con lo que está ocurriendo actualmente, y más aún aquí en Cataluña, me parece que sobran más comenterios.
Supongo que vendrán tiempos mejores, ó que veremos a álguien en la cárcel pagando sus excesos.

MARFIL dijo...

Por supuesto, Rodericus. Todo depende de cómo se interprete eso que dice Ignacio de “la política y sus desmanes”. Para mí, desempeñar ineficientemente un cargo político merece tal denominación. Me da igual que sea porque no saben y no pueden hacerlo bien, o porque no quieran. Siendo bien pensada, en los ejemplos mencionados me decanto por lo primero, pero de cara al resultado da exactamente igual.

Respecto a lo que tú dices, efectivamente sobran los comentarios. Pero es que el problema está ahí. Y parece que cada día va a más. Eso ya no es ejercer de político sino de ladrón o chorizo directamente, y parece que éstos están repartidos alícuotamente entre las formaciones políticas mayoritarias. En cuanto a los partidos minoritarios, seguramente no es porque sean más honrados, sino porque tienen menor cuota de poder y, por consiguiente, menos oportunidades de meter mano en la caja. Creo sinceramente que estamos llegando a un nivel de corrupción política, especialmente en las Administraciones autonómicas y locales, que se asemeja a la de países bananeros, alejándonos de lo que cabría esperar de una democracia consolidada y desarrollada. No lo sigo muy de cerca, pero barrunto que en la administración de los Länder alemanes no se producen estas noticias con las que nos desayunamos casi todos los días....¿Cuestión de raza?. Creo que no, o al menos quiero ejercer un voto de confianza en nuestra “raza ibérica”. Sencillamente, una cuestión de educación, creo yo. De mera educación.....Con ella voy.

rodericus2009 dijo...

Marfíl, tienes razón.Es un problema de educación, y casi te diria de salud mentál.
Cuando el latrocinio alcanza la cifras del caso "Millet", y cito este como ejemplo por la cercania y la magnitud, se convierte en algo
paradojico, porque es imposible camuflar tanto dinero, y menos gastarlo.
El sabado pasado en "la Vanguardia", un psicologo reputado, nieto de Sigmund Freud lo describia como un desorden mentál, algo así como "el sindrome de la urraca", nunca tienes bastante.El caso "Maddof" tendria la misma motivación.
Lo peór de todo este caso, es que aquí están alzandose voces que dicen que no era ningún secreto, que se conocia algo de todo esto entre la clase politica y cultural.
¿Porqué nadie acudió al juzgado de guardia si habia sospechas claras?.
Ha sido la agencia tributaria que ha destapado el caso con una investigación propia.
Y aún tenemos mas escandalo con la actuación judiciál, lenta y blanda, inexplicablemente.
Nos falta camino a recorrer en la senda democratica, hasta que descubramos que estos asuntos nos atañen a todos, porque de una manera u otra, nos han robado a todos.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

De acuerdo en todo. Y "alícuotamente", hermosa y extraña palabra...

MARFIL dijo...

¡Vaya!. Que contenta me voy hoy. Me disponía a apagar el ordenador e irme pitando a buscar a mi niño - las mamis siempre con prisas -y de paso fisgué el blog.

Se me ocurrió formar el adverbio de un adjetivo que para mí no es nada raro, ni extraño: lo repito día sí, día no.

Acción: Dícese de la parte alícuota del capital social de una empresa.
Bono (u obligación): Partes alícuotas en las que está dividido un empréstito (deuda de mercado).

O sea, partes alícuotas: todas iguales.
Y los ladrones, repartidos alícuotamente (a partes iguales) por todos los partidos políticos. Pecan todos por igual.

Bis Montag!.

rodericus2009 dijo...

Marfíl, creo más bién que con alicuota Ignacio se referia a la derrama que entre todos ponemos para finaciar los destrozos ocasionados por los padres de la patria y la cultura cuando se dedican a resolver sú incierto futuro mas allá de los despachos.
Entre esto, los fondos para reflotar bancos y cajas de dudosa solvencia y las subvenciones para que las multinacionales no saturen las oficinas del INEM, creo que nos hemos hipotecado para los próximos treinta años.

Tineo dijo...

Política del corcho……………yo le daría un adjetivo mas escatológico, pero bueno dejémoslo en basura: “política basura”.
Solo en una sociedad líquida (Zygmunt Bauman dixit) como las que nos toca vivir pueden mantenerse a flote los expertos nadadores y la basura.
Tenemos tv basura, educación basura, economía basura, bonos basura, acciones basura. …….. y como no, política basura.
Aquellos que tienen convicciones o nadan, con esfuerzo sobrehumano contracorriente, o se hunden.
Los hay que, todavía, nadan pero el cansancio es enorme y necesitan un relevo.
En este momento estamos inundados por un tsunami informativo de noticias de corrupción. Es fácil achacar estos hechos a un “déficit democrático” nada más lejos de la realidad. La democracia es una forma de gobierno, el trinque es una opción personal.
Si denigramos esta forma de gobierno (la mejor en España hasta la fecha) estamos poniendo los cimientos de futuras aventuras totalitarias.
Limpiemos de políticos corruptos, sin importar de donde vienen, la sociedad y daremos ejemplo. Si solo limpiamos a los del “otro lado”, si sólo vemos la paja ajena ….. el descrédito será mayor, para limpiar casa ajena debemos tener limpia la propia.
Cuestión de educación? No sé, yo creo que cuestión de responsabilidad y ejemplo, pero eso es incompatible con la visión líquida de la sociedad.
Pero quizá también la educación tenga algo que ver, he leído que no hay mas que una universidad española (la politécnica de Barcelona) y en el puesto 186 entre las 200 mejores del mundo.

rodericus2009 dijo...

Tineo, cuando me refiero a "deficit democratico", lo que quiero resaltar es la imperfección del sistema que tenemos.
Aquí, los debates electorales son realmente escasos, y se interpreta la politica en clave de futbol, votando como un "hooligan".
Para empezar, necesitamos una ley de finaciación de partidos clara y diafana, al estilo de la estadounidense, donde todo el mundo pueda hacer donaciones públicas con adecuado tratamiento fiscál, asi sabriamos quién paga y en consecuencia para qué.
Un sistema de listas abiertas, así tendriamos unos diputados conocidos por sús votantes, y que tendrian que "mojarse" explicando a sú electorado sus proyectos detalladamente.así podriamos pasar revista al trabajo hecho y al pendiente al acabar la legislatura.
Despolitizar la justicia, al Sr. Camps le ha salvado de quedar imputado judicialmente sú estrecha amistad con el presidente del tribunal superior de Valencia, qué por ética deberia haberse inhibido en el sumario, pero que no lo hizo.
Una reforma del armazón constitucional, tenemos una estructura federal de hecho, pero no reconocida, lo que dá lugar a duplicamientos burocraticos absurdos y costosos.
Todo estos temas son la punta del iceberg, podria citar un listado de docenas de ejemplos.Están pendientes de resolver desde hace varias legislaturas, pero ninguno de los dós grandes partidos en sú alternacia han hecho frente a las reformas urgentes.
Y nunca se sabe si es incapacidad ó malicia.

Tineo dijo...

Rodericus.

Estoy de acuerdo contigo que el sistema es perfeccionable, pero los déficit que expones son partes de un sistema que en otros países funcionan.
Quizá lo mas genuino sea lo de las autonomías, aunque se inspiró en los Lander alemanes, bien es verdad que los alemanes han reconsiderado esa situación y nosotros no.
Para mí el autentico déficit democrático no es si una persona, con o sin cargo público, tiene o no un comportamiento irregular (para corregir esa situación ya tienen a su órgano competente) sino que durante años (el ejemplo de Millet es paradigmático) alguien puede estar infringiendo la ley a sabiendas de todo el mundo, sin que nadie haya levantado la voz.
Una sociedad que consiente eso no es una sociedad democrática y en Cataluña en concreto funciona una modalidad de ”omertá” en “la familia”. La corrupción es cosa de Madrit, “capital del fascismo”. Por tanto se tapa, y si se descubre se manda a casa.
Lo mismo ocurre en otras comunidades.
En las democracias consolidadas, con nacionalismo o no, conductas públicas tan escandalosas como las que tenemos en España, no se consienten. En España el engaño y la manipulación, son bien vistas tienen el “halo del pícaro” tan nuestro desde el Lazarillo y, eso es el cáncer de la democracia. Mientras eso no cambie y nadie tiene intención, los cambios de financiación, las listas abiertas o cerradas, …………..no valen para nada.

Tineo dijo...

Como curiosidad Rodericus le paso un experimento de un científico que viene al pelo de cómo va nuestra democracia.


ERICH VON HOLST quitó a un gobio (Proxinus Lavèis) la porción anterior del cerebro
donde se encuentran, al menos en esos peces, las reacciones de adhesión al cardumen. El gobio operado veía, comía y nadaba como sus congéneres normales; lo único que lo distinguía de estos es que le daba perfectamente lo mismo apartarse del grupo sin que nadie lo siguiera. Le faltaban la vacilación y la preocupación del pez normal, que aunque desee avanzar en una dirección determinad, en cuanto ejecuta los primeros movimientos se vuelve hacia sus compañeros y se deja influir por el numero de los que lo siguen o de los que no lo siguen.
El pez descerebrado de Von Holst el asunto no lo preocupaba en lo más mínimo, y se veía alimento o cualquier cosa atractiva nadaba con decisiòn hacia el objetivo y todo el cardumen lo seguía. Precisamente, el hecho de ser un pez descerebrado lo había convertido en jefe.

rodericus2009 dijo...

Tineo, totalmente de acuerdo contigo en el tratamiento que se le da aquí a los asuntos de corrupción.El trasfondo del caso "Millet" es ese, según vamos viendo aquí en los últimos dias.
Las cifras defraudadas dificilmente puden haber ido a un unico bolsillo, hay toda una trama de reparto que solo emergerá sí el juéz instructor tiene el valór de seguir la pista del dinero.
Tengo mis dudas, sobre todo viendo como ha arrancado el caso, de una manera blanda.
El mito de los corruptos "en Madrid" aquí funcionó un tiempo, ahora la opinión pública ya no traga con el cuento, porque sencillamente la mierda ya sobresale por debajo de la "senyera".
Mas bién tenemos la sensación de que a la ley de la "omertá" se acoge toda clase politica locál, sin distinción de ideologia ó partido.
Y la sensación es de impotencia en este asunto es fuerte.
Hoy precisamente hay un "fregado" de anticorrupción centrado en el ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet, él último lugár donde se podria imaginar aquí, es un municipio de gente muy humilde, clase trabajadora.
Aquí, aunque desde lejos no lo parezca, estamos dejando de ser gregarios como el péz de tú ejemplo, lo malo es que no encontramos el mecanismo de reflejar eso en la politica, ¿abstención quizás?

Tineo dijo...

Estimado Rodericus:

A mi entender esta frase de su aportación es la clave del problema y lo que yo intento explicar:

“el último lugar donde se podría imaginar aquí, es un municipio de gente muy humilde, clase trabajadora”

Que le hace a Ud. suponer que TODOS los “pobres” son honrados o que TODOS los “ricos” son unos chorizos?

Entiéndase ricos y pobres por comparación, el pobre de aquí sería rico en la tercera potencia mundial ahora mismo.

Porqué se asume que la “izquierda” tiene mayor “conciencia social” que la “derecha”.

Porqué se piensa que con la pertenencia a un grupo se hace uno acreedor de todas las virtudes de ese grupo?

El hábito no hace al monje……………nunca, se es por decisión propia no por ósmosis.

Abstención? Es una forma de desacreditar la forma de gobierno en ese momento y no estamos para esas cabriolas.

Contra la política basura………..acción, responsabilidad y participación en asociaciones, organizaciones, etc. El método no es el fin, los medios no nos resolverán nada, lo mismo que un bañador no nos salvará de ser ahogados si no sabemos nadar.

Tineo dijo...

Rodericus te paso parte del post de hoy en el blog de Joaquín Leguina sobre Millet, que coincide, bastante, con lo que he intentado expresar.
Además estoy muy de acuerdo con el último párrafo.




“Se ha convertido en el paradigma de la Cataluña oficial, gente capaz de rechazar cualquier crítica con el simple exorcismo de la “catalanofobia”. Porque los políticos catalanes no responden ante los ciudadanos ni ante Dios ni ante la Historia. ¿Por qué? Porque ellos son Cataluña, la Cataluña eterna.
Millet es, también – y lo ha hecho con gran solvencia-, el representante de toda esa legión de las familias catalanas (miembros de las “cuatrocientas familias” que, según Millet, son las que mandan en Cataluña: las del Liceo, de la Caixa, del Barça, del Círculo Ecuestre, del Club de Polo… ) que fueron franquistas prácticos y pasaron sin cambiarse la ropa a servir al nacionalismo sin hacerle ascos al PSC (“esos chicos que eran progres en su juventud y que hoy nos sirven para que los votantes charnegos no se nos salgan del redil”).
Millet se verá ante los jueces y saldrá de la vida social, pero aún le quedará pasta para echar unos quiquis en el piso de la calle Verdaguer i Callí, donde puso, por cuenta del Palau, su nidito de amor mercenario… Y el resto, como en Hamlet, será silencio.”

rodericus2009 dijo...

Tineo : En primér lugar, Joaquín Leguina representa al ala más jacobina del partido socialista, a pesár de sú paso por la presidencia de la comunidad autonoma de Madríd, y a la gente de sú tendencia, cualquiér asunto periferico les huele a azufre.
En cuanto a los vicios privados del Sr. Millét, son sú problema, aquí distinguimos entre públicas virtudes y vicios privados, que al fin y al cabo, todos los tenemos, algunos más inconfesables que otros.
En los setenta, o sea, allá por el cuaternario, los de Barcelona bromeabamanos a los de Santa Coloma diciendoles que sú ciudad era un experimento yanqui para averiguar el limite de resistencia humana con vistas a las futuras colonias en Marte.Tiene el record de densidad por habitante en álguno de sus barrios justo detrás de Calcuta, que ya es decír.
En un lugár así, parece impensable que se pueda especular con la vivienda.
Pero es posible, siempre se puede ír a peór.
Y el primér responsable de este latrocinio, no és un Millet, ni un Riús, ni un Vilallonga, no.
Es un hijo de immigrante, el último alcalde franquista de Santa Coloma, eso sí, compartia barrio con Millet, curiosamente viven a 200 metros de distancia en un barriada rica.
Ayudado eso sí, por Prenafeta y álgun apellido ilustre más de Convergencia.
El problema es que estamos luchando contra la multinacionál mas grande del mundo : CHORIZOS SIN FRONTERAS.Aunque alguno presume de pedigree catalán, y intente envolver sú verguenza con una "senyera".