FOXÁ

| domingo, 11 de octubre de 2009 | 22:56


Todas las revoluciones han tenido como lema una trilogía: libertad, igualdad, fraternidad lo fue de la Revolución Francesa; en mis años mozos yo me adherí a la trilogía falangista que hablaba de patria, pan y justicia. Ahora, instalado en mi madurez, proclamo otra: café, copa y puro. Un señor que respondió así en una entrevista de Ruano, es probable que se la traiga al pairo que una concejala del Ayuntamiento de Sevilla haya prohibido un homenaje en honor a su persona, aduciendo que podría convertirse en un acto de apología del franquismo. En fin, esa señora se define espléndidamente con su burrada. La calidad literaria de Agustín de Foxá, conde de Foxá, marqués de Armendáriz, abogado, diplomático, poeta, autor teatral, novelista, articulista, feo y adorador de la belleza, con sus ojos llenos de mucha noche y amigo de Curzio Malaparte, está por encima de esas pamemas y disparates, y es probable que conociendo su carácter cachondo y guasón suscribiera la propuesta.
Su obra Madrid de Corte a Checa, al margen de derivas ideológicas a veces inasumibles -al cabo, alguien gordo, aristócrata y diplomático no puede ser más que de derechas, como afirmaba-, es un monumento literario, un novelón, un documento esencial de una época dolorosísima. También fue un articulista glorioso, elegíaco, y desde luego nadie que lo haya leído podrá olvidar nunca aquel poema suyo: Y pensar que después que yo muera, aún surgirán mañanas luminosas… Orador, glotón, perezoso, desaliñado, taurófilo, viajero, madrileño de raíces catalanas, falangista y monárquico… Foxá también compuso con otros conjurados en los sótanos de La Ballena Alegre el himno de la Falange, Cara al sol, con música de Tellería, volverán banderas victoriosas, al paso alegre de la paz…
Foxá no cree en nada y cree en todo, es amigo de Serrano Súñer, el Darth Vader patrio, es un rostro en una postal antigua, es un romántico y un cínico, noble y maledicente, agrio, cursi, gamberro y enamorado. Fue un proscrito cultural junto con Pemán, García Serrano -grande, grande-, Sánchez Mazas, Rosales, Neville, Maeztu, Fernández Florez, Ridruejo, d´Ors… Y, a la postre, lo que va a quedar no son los intentos de ninguneo, los lapsus interesados, el sambenito de autor fascista o las necedades varias, sino los tremendos versos de su Melancolía del desaparecer. A pesar de todo, aún surgirán mañanas luminosas.

10 comentarios:

Berta dijo...

Y sigues siendo valiente, Ignacio... ten cuidado.
Me ha encantado lo de Serrano Suñer el Darth Vader patrio,ja,ja qué personaje tan caradura desde todos los puntos de vista pero qué interesante su peripecia vital..., el madrid del 36, la Alemania nazi, su amante la guapísima marquesa de llanzol, con la que tiene una hija-llamésmola ilegítima según terminología de la época- hija guapísima y elegante que se acabó enamorando tan profundamente de uno de sus hijos- legítimos, es decir de su hermano, sin saberlo- que tan guapa como era y tan joven no volviera a encontrar el amor es uno de los culebrones patrios más tremendos y menos conocidos.Serrano Suñer es un personaje interesentasímo y guapo, vale, Darth Vader, pero un Darth Vader apuesto porque hay que fastidiarse aquella guerra encima de todo ¡qué feos eran!, este hombre fue una excepción.
Voy a ser sincera: no pude terminar "Madrid de..." quizás debería volver a probar....
Si no podemos leer libremente a García Serrano, a Lorca, a Neruda o a Maeztu, más de 70 años después es que no hemos aprendido nada.Pero los chicos españoles son más guapos, eso sí.

rodericus2009 dijo...

No he tenido la fortuna de leer nada de él, en cambio sí a Ridruejo y a Sanchez Mazas.
Y supongo que le ocurrió como a estos últimos, una véz ganada la guerra y domesticada y desactivada la falange, llegó el desencanto.
Y tampoco hubo páz, ni piedad ni perdón.La revolución que tenia que llevar el pán a todos los hogares quedó eternamente pendiente.
Y para remate, todos los oportunistas que se habián puesto la camisa azúl cuando sonó el último cañonazo, se estaban abriendo un lugár privilegiado a codazos en el nuevo regimen.Ridruejo se retiró a un exilio interior, no lo encarcelaron por respeto a sú contribución a la causa, pero lo amordazaron.
Se aplicó el grito de Millán Astray de "muera la inteligencia" hasta a los propios que se volvian compañeros incomodos.
Era verdad, nada inteligente podia sobrevivir a la sombra de Franco.

Berta, Serrano Suñer ¿atractivo?.
Alguien con ese poso de odio en la mirada que veo en sú epoca de mano derecha de Franco, no puede ser atractivo, me recuerda a la mirada de Rudolf Hess antes de sú extraño vuelo.Porque el que apareció en Nuremberg era otra persona, no sé si obra de la farmacopea britanica.

Entonces, supongo que los chicos de las SS te deben parecer unos adonis, máxime si tenemos en cuenta que sús uniformes los diseñó
Hugo Boss.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Pienso que en la vida con lo único que hay que tener cuidado es con la ambigüedad y la indiferencia.

Anónimo dijo...

Gracias por tu comentario sobre Foxa....la buena literatura debería se defendida por encima de la política.

MARFIL dijo...

Hola Ignacio,

Ya había tomado nota de Foxá cuando lo mencionaste, creo recordar, en el artículo de “Literatura nazi”, que tanto me gustó. Sobre todo, por eso que decía Hamsun, “de los libros que no hablan de amor, no saben de qué hablan”. Como no había leído nada de Foxá, me lo apunté. Sigo igual; cuestión de tiempo (escaso), pero me apetece la verdad. Si alguien es buen escritor, al margen de ideologías, es digno de ser leído, creo yo. O al menos, no excluído, incluso de un merecido homenaje, como ha hecho esa concejala desorientada.

En otras artes sucede igual. Hay varios directores de orquesta magistrales que eran auténticos nazis. Si su interpretación de la obra musical suena bien, ¿qué tiene que ver eso con su ideología?.

Es importante aprender a separar el bien del mal, y lo bueno que asiste a cada uno. Si tienes un padre y una madre, uno de cada ideología, o si lees la Biblia por un lado y otras lecturas por otro, no tienes tanta tendencia a ubicarte en un lugar u otro, sino a tratar de ver la verdad que asiste a cada uno, y las burradas que se dicen. En todos los bandos, eso sí. El liberal, el del libre pensamiento, siempre ha sido el mío. O el que quisiera sentir como mío y al que siempre estoy dispuesta a apuntarme.

¿Es ambiguo eso?. Pues no sé, a veces. Para según qué cosas. Voy a pensar sobre eso que dices de “tener cuidado con la ambigüedad y la indiferencia”.

Por cierto, Ignacio, muy loable de tu parte reconocer que no conoces a Herta Müller. Me siento menos ignorante en literatura porque yo me quedé a cuadros cuando oí su nombre. Casi lo mismo que la mujer premiada con el Nobel de Economía: Elinor Ostrom. Nada he leído de ella. No parece la más forofa de los mercados....En cuanto a Oliver E. Williamson, aquí se estudia “a troche y moche”, su teoría de los costes de transacción...etc. Es lo que hay. De la economista, nada. Parece que este año han buscado la “paridad”, premiando a bastantes mujeres.

RODERICUS: Totalmente de acuerdo con lo dicho sobre el Nobel a Obama. Es un futurible, más bien. ¿Responderá a las expectativas?. Está por ver. Injusto me parece el premio. Incluso más injusto que la belleza.

Y en cuanto a lo del uniforme de las SS, pues, chico ¡es lo que hay!. Dependerá de gustos, pero te aseguro que desde mi punto de vista, un soldado de las SS y con uniforme de Hugo Boss, mucho mejor que un turco. Yo creo que si hubiese sido una judía en un campo de concentración, me hubiera enamorado de alguno. ¿Síndrome de Estocolmo?. Es más, habida cuenta de lo que les pasa a muchas mujeres en las contiendas bélicas, preferiría que me violase un alemán de metro noventa que algún italiano, de los que pierden la fuerza por la boca. Es más, si la violación fuera el fruto de un profundo deseo sexual por mí, porque mi cuerpo le pareciese más atractivo que el de Giselle Bündchen (lo digo porque la foto está cerca, y la comparación es tan odiosa como comparar a Dios con un gitano –yo la gitana, claro está-), pues fijo que le perdono. Esperando que no lo repita, claro. Y a lo mejor, si me salva del campo de concentración que es la vida sin amor, aceptaría casarme con él si me lo pidiese. Seguro que se puede alcanzar la felicidad matrimonial con un nazi. Seguro. Tenían cosas extraordinarias los nazis: belleza física, inteligencia, disciplina....Sí. Yo podría ser feliz con un nazi....¡Vaya si puedo!. No hay nada que no logre el amor. Incluso reprogramar el cerebro de un nazi. De hecho, es su misma inteligencia la que les indica lo equivocados que estaban, lobotomizados por un tirano como Hitler. Son ellos los que tienen que cambiar y corregir sus errores. Nadie puede cambiar a nadie; ni intentarlo siquiera. Pero ellos, lo han hecho ¿verdad?.

Tineo dijo...

El comentario de Rodericus

“una vez ganada la guerra y domesticada y desactivada la falange, llegó el desencanto.
Y tampoco hubo paz, ni piedad ni perdón. La revolución que tenia que llevar el pan a todos los hogares quedó eternamente pendiente.
Y para remate, todos los oportunistas que se habían puesto la camisa azul cuando sonó el último cañonazo, se estaban abriendo un lugar privilegiado a codazos en el nuevo régimen”

Viene a resumir lo que fue la “paz franquista”, aquellos que tenían, como apunta Ignacio, en su mano dotar a la paz del corpus ideológico, fueron masacrados por una intelectualidad cuartelera.
Así siempre pareció que estaba en guerra interna, que es la que a la postre hacía daño, los intelectuales exiliados no tuvieron ninguna incidencia seria.
También resulta paradójico que dos camisas azules “auténticos” D. Miguel Primo de Rivera y D. Torcuato Fernandez Miranda fueran los que enterraran las cortes franquistas y dieran paso a la Democracia, (con el tiempo las generaciones venideras se lo agradecerán debidamente) de la forma mas ordenada posible.

Anónimo dijo...

Cuanta verdad hay en tus palabras Ignacio. Efectivamente, y al igual que tú afirma Alfonso Ussía, si bien inicialmente Foxá fue falangista e ideólogo del franquismo, posteriormente se convertiría en un gran problema para el régimen de Franco. Pero parece que no todo el mundo es consciente de que si fue un apólogo del franquismo que ejerció como diplomático después de la Guerra Civil es, como bien apunta Ussía, porque lo era y lo hizo tanto antes como después de la Guerra Civil ya que representó a la España de la Segunda República en Bucares. En aquellos tiempos la neutralidad era un imposible. Ahí están los sonetos a Stalin, a Lister, y a Franco de los Machado. Cada uno por un bando. Foxá se convirtió en un lujo peligroso del franquismo. Aquella charla con el conde Ciano, yerno de Mussolini, en la embajada de España en Roma. Foxá bebía una copa detrás de la otra, y Ciano, el todopoderoso administrador del fascismo en Italia, se lo afeó. «Foxá, a usted le va a matar el alcohol»; y Foxá rápido y certero: «Y a usted le va a matar Marcial Lalanda». Foxá fue un gran novelista, escribió la más avanzada y original obra teatral de su tiempo «Cui-pin-Sing», y muchos y magnificospoemas. A Foxá, como apuntó Aquilino Duque, no se le veía bien en el franquismo, y aprovecharon su condición de diplomático para mantenerlo en la lejanía. Fue un falangista que se convirtió en un escritor libre e independiente.

rodericus2009 dijo...

El problema de Foxá con el regimen, y el de Ridruejo y otros más, es que su pensamiento era dinámico.
Se habia alcanzado la victoria, pero habia que trabajar en ella con los objetivos que se plantearon los fundadores de Falange.
Y el nacional-sindicalismo a los franquistas les resultaba demasiado similar al socialismo, cosa de rojos y masones, lo de pán y lumbre en todos los hogares olia a izquierdismo.

Marfíl, siento desengañarte, ser violada por un SS era algo complicado, tenias que disponer de un certificado que justificase tú pertenecia a la raza aria.
Hasta en cuestiones sexuales estaban desquiciados.
Si no recuerdo mál, Reinhard Heidrich promovió unas "granjas" de procreación para las SS.Allí los jovenes del cuerpo se encontraban con chicas idoneamente certificadas con pureza de raza para procrear al "superhombre" que Nietzsche habia profetizado antes de caér en la locura, y que Hitler creyó poder promover.
Así que Marfíl, si no tienes aspecto ario, no tendrias nada que hacér, mantener relaciones sexuales con razas inferiores estaba condenado con cárcel por las leyes de Nuremberg.
Si alguna véz ha existido algo satánico en la tierra, fueron estos "angelitos", eran crueles, amorales y refinados.

Anónimo dijo...

The Jewish -and other- women who died in the concentration camps suffered enough. They do not deserve to serve as accomplices in the self-loathing pornographic fantasies of someone's sick mind.

MARFIL dijo...

Me tengo que ir a dar una clase en breve, así que responderé en español, dado que el Anónimo, casi seguro que Anónima, parece que entiende el español pero no se anima a escribirlo. El inglés es mi tercera lengua, y el comentario tampoco merece tomar más tiempo.

No veo en el comentario que he escrito nada que indique que yo desearía ser violada, ni que ninguna mujer desee serlo. Puse dos ejemplos y puestos a elegir, entre dos casos negativos, el que sería menos negativo en cuestión de gustos, aunque ambos lo sean, en realidad, por igual. También hablo de perdonar, luego queda implícito en el texto que interpreto tal acto como algo dañino y negativo. En caso contrario, no tendría sentido la palabra perdón. Si fuese una fantasía pornográfica que desease que se hiciera realidad, debiera hablar de agradecimiento y no de perdón. Simplemente manifesté una preferencia respecto al aspecto físico de unos hombres y otros – alemanes o italianos -.

Como mujer, está fuera de toda duda de que cualquier mal que afecte a las mujeres entiendo que debe ser condenado. Como si afecta a los hombres, por otra parte. Los hombres también ha sufrido mucho en las contiendas bélicas.

Es de mentes enfermas (sick) mezclar las cosas, o simplemente no saber interpretarlas y distinguir la realidad de la ficción, la ironía en un texto. Supongo que puede venir por el lenguaje en el que está escrito, o bien por la cortedad del lector-a. Como quiero ser bien pensada, me decanto por lo primero. Yo, por ejemplo, en un texto en alemán, tengo dificultades muchas veces para comprender las bromas o los dobles significados. Es normal.

Por cierto, la S es una letra que me gusta, aunque por partida doble sea SS. Mira tú por donde es la inicial de SEXO, y como diré que es algo que me parece maravilloso, seguro que el anónimo/A pensará de nuevo que tengo una mente enferma. De hecho, como más me gusta, es con amor y sin violaciones. Fíjate si estoy enferma.