| miércoles, 28 de mayo de 2008 | 18:49

DICEDIEGO

Cuenta Maradona en la película que sobre él ha rodado Kusturica una inédita, curiosa e interesante confesión acerca de su talento futbolístico. Refiere que cuando era un crío, los partidos de su barrio se prolongaban hasta la noche, cuando no había luces ni apenas podía reconocerse el balón entre las sombras. Aprendió entonces a intuirlo. Y convirtió semejante entrenamiento en una manera de predisponer su clarividencia balonpédica cuando los encuentros se disputaban con luz diurna.

7 comentarios:

Zerstören dijo...

Que bonito. Usted escribe igual. A ciegas. Sin pensar. Es usted todo un escritor. Y no más. No se crea lo que escribe. Y sobetodo no se crea lo que piensa. Arriba España. Viva el Rey. Muerte al separatismo.

Zerstören dijo...

He visto que borra usted los mensajes que no le hacen la pelota. Todos los censores son tontos. ¿Ya lo sabía?

Rober dijo...

Un film documental que además contará con una canción especial de Manu Chao dedicada a Maradona. Confio en que sea un 10.

Zerstören dijo...

No está nada bien aprovecharse de esos dos débiles mentales. No queda progre. No mola. Arriba España.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

No sabía lo de Manu Chao. Calamaro le había hecho otra, ¿no?

Zerstören dijo...

Le veo muy puesto en la escoria cantautora de El Pais.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Para zerstören: hay una línea clara entre la opinión y el insulto que usted parece no distinguir. Los comentarios que le he borrado eran insultos o post con intenciones ofensivas, cosa que no le voy a permitir ni a usted ni a nadie mientras este sea mi blog. No hay más que añadir sobre el asunto.