Mon plaisir

| martes, 24 de marzo de 2009 | 0:02



Siempre se me ha antojado artificial ese enfrentamiento que algunos quieren provocar entre Oviedo, Gijón y Avilés, y si nos ponemos, entre cualquier núcleo urbano de Asturias y sus respectivos homólogos. Nací en Oviedo y me encantan sus líneas puras, su limpieza, su aire suizoburgués -qué soy yo, más que un burguesito-, pero siempre he adorado el horizonte marino de Gijón y su noche, a la vez que me perdía feliz como una perdiz por el Húmedo de Avilés. Esta impresión resulta extrapolable a Ribadesella, Tapia, Llanes, Cangas del Narcea… Al cabo, todos compartimos los mismos miedo y necesidades, la misma dependencia y búsqueda del significado de lo que supone el amor. Por ello todo lo que sean pabellones bajo los cuales fomentar la filia asturiana son bienvenidos por un servidor, y uno de los más significativos es la Semana Negra. Al margen de los odotipos, el márketing olfativo de chorizos a la sidra y calamares que la identifica, hay otro márketing que nutre su ADN, la conciencia de que la alta cultura, lo académico, la erudición, seca la savia de la creatividad, momificándola. Y en consecuencia, la Semana Negra está convencida de que sin lo popular no existiría el mejor arte; es en esa colisión entre la calle y los salones, en ese choque entre lo masivo y la cultura donde surgen las mejores creaciones. El cine negro clásico fue realizado con la mirada en la taquilla, pensando sólo en el negocio, es decir, era comercial, y miren dónde dejó colocado el listón.

En la vida toda la energía que no destinamos a construir, nos destruye, y la Semana Negra lleva años erigiendo una mezcla de placer y creación, juego y aprendizaje, huyendo de esa decadente concepción de aunar el dolor a la productividad, porque ya lo decía Wilhelm Reich: el placer mejora la bondad del resultado, el juego promueve la creatividad, la lucidez se gana o recupera con aquello más lúdico. Así que, un año más, iré paquípallá cervecita en mano entre las conferencias, las tertulias, los cómics, los chiringuitos, las norias con banda sonora estridente, las carpas, los puestos de venta de libros, la novela negra y la histórica y la fantástica, la fritanga, el algodón de azúcar y el trenecito de la organización, y cuando me pregunten qué hago allí, les responderé lo que Debussy cuando le preguntaban sus admiradores a qué reglas se atenía para componer música: Mon plaisir.

4 comentarios:

LBO2 dijo...

Oh!, mon plaisir, mon plaisir…..Según nos indica el promotor de este blog, es lo que le mueve a él a la Semana Negra, al igual que a Debussy a componer. Sabia decisión en cualquier caso. Y no porque lo diga yo. Lo dice y repite constantemente en su obra mi escritor favorito:

“Pleasure. What else should bring anyone anywhere?” in The Importance of Being Earnest….

Creo que no es posible explicar porqué a uno le gusta lo que le gusta, o porqué siente debilidad por algo en concreto, pero a mí Oscar Wilde sencillamente me derrite, me supera. Es para mí devoción, casi religión…Él mismo dijo que su problema había sido aplicar el genio a su vida, y sólo el talento a sus obras. Pero si eso le sirvió para disfrutar de su vida, me alegro por él. También lo pasó mal y terminó en la cárcel. ¡Cuántas injusticias se pueden llegar a cometer!. No soy experta en nada, tampoco en literatura, y lo poco que sé de esto me permite comprender que no está a la altura de Fedor Dostoievski, por poner un ejemplo. No he visto ninguna de sus obras entre las preferencias literarias que marca el señor Del Valle en su “myspace”. Tal vez no sea uno de los más grandes, pero para mí lo es. El más grande. “Entretener, instruir y emocionar” son nobles propósitos al escribir un libro. Y reflejan nobleza por parte de quien los tiene con su literatura.

A mí la obra de Wilde me entretiene, siempre. Aunque ya me sepa párrafos de memoria, vuelvo a disfrutar si los releo. Me instruye, porque crecí leyéndolo y aprendiendo de la vida también a través de él. Wilde también leía la Biblia y la juzgó de alguna manera en su obra. Pero la respetó. Se puede creer o no, pero ese otro LIBRO, sólo por lo que ha sido para la historia de la humanidad, merece r-e-s-p-e-t-o. Aprendí de la vida, leyendo a Wilde y su forma de ver la vida. Me costó algún tirón de orejas de alguna monjita que me preguntaba cómo era posible que la alumna más aplicada de la clase pudiera leer la obra de un depravado (es sabido que era homosexual, y se le juzgó por ello). Y finalmente su obra me emociona. La última vez que estuve en Londres el año pasado por estas fechas más o menos (nunca me canso de Londres) asistí en unos de esos fantásticos teatros londinenses con actores de perfecta dicción a una representación precisamente de The Importance of Being Earnest….Y volví a emocionarme y a llorar. Sin exagerar, lo habré leído cuatro o cinco veces. Wilde no hablaba, “epigramaba”. Daría dos años de mi vida por haber podido conocerle y hablar con él. Por haber podido disfrutar de su “Arte de conversar”(delicioso librito para mi gusto; Atalanta). Aunque, en verdad creo que hay gente en este mundo con un nivel de conversación, al que sencillamente uno no puede llegar, y lo mejor que puede hacer es quedarse callado, escuchar y por supuesto disfrutar. De Wilde y de su wit (genio) esta servidora, siempre. Si un escritor me gusta procuro leer toda su obra, porque también es una manera de conocerle a él. Yo, la de O.W. creo que la he leído toda. Y en inglés, of course. Como él mismo decía en las traducciones se puede perder la esencia, así que con él aprendí, por partida doble.

Toda esta confesión de mi religión literaria y mi devoción por Wilde, para afirmar que me parece una idea fantástica eso de ir a un lugar, sea la Semana Negra o cualquier otro, en busca del disfrute y el placer. Buena e inteligente idea. Es aplicar el wit a la vida, el movernos y actuar con el objeto de ser felices. Que es lo que dice la Biblia, por otra parte, sobre para qué estamos aquí, en este mundo. Si alguien interpreta otra cosa, creo que se equivoca. Aunque es obvio que interpretaciones de un texto, se pueden hacer tantas como se quieran. Y dobles interpretaciones, en muchos casos. A mí me sucede con mucha frecuencia de lo que escribo, y no sé porqué…..:).

Espero que disfrutes Ignacio de la visita este año a la Semana Negra, en nueva ubicación como te dije ayer. El señor “Magnífico” (Excelentísimo e Ilustrísimo se queda corto para tal cargo) que dirige la institución para la que trabajo y la señora alcaldesa de la Villa de Jovellanos, llevan meses enzarzados en polémica sobre su ubicación. Terminarán en los Tribunales si no lo arreglan antes. En cualquier caso, la maquinaria ya está trabajando así que se celebrará un año más, parece ser.

Que la disfrutes si finalmente vienes. Y que sea, “un plaisir”. Sabia decisión, pardiez.

@Rémora:

Hoy ya me pongo yo la banderilla por haberme enrollado de nuevo. Pero es que Wilde, al igual que Bach, al igual que cualquier creador que haga algo que yo admire, me merece mi tiempo, mi consideración y mi gratitud, expresada en unas breves líneas.
Pues eso, las banderillas al toro.

Fdo: Una torera.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Sí, el placer y la búsqueda de la belleza y la emoción, es lo más importante. Hace tiempo que abandoné esas nociones decadentes del conocimiento a través del dolor, justo cuando leí a Camus y su hombre rebelde. ¿Qué sentido tiene aburrir a las piedras cuando este señor explicó el siglo XX en un libro que no puedes dejar de leer?

Y Wilde, por supuesto que me gusta Wilde, ese depravado... :) De Profundis es espléndido, además de ser el autor de uno de los cuentos más hermosos del mundo: The happy prince. Respecto a su juicio, hay una anécdota maravillosa; en medio de la acusación, una señora obvió la interpelación de los jueces y se dirigió directamente a Wilde: Señor, no me importa lo que haga siempre que no lo haga en la calle y no asuste a los caballos.

Pues eso, no asustemos a los caballos.

Rémora dijo...

No se crea ná de lo que escribo, Me gusta ser hipercritico.
Escribe usted cosas interesantes LBO2.
Yo se mas sobre todo del otro Oscar.

Oscar Mayer

Bueno voy a hacerme la comida menuda fame que tengo!!!

Saludos a todos/as

LBO2 dijo...

Guten Morgen!

Hier ist ein Netz für Ihre Auskunft:


http://www.uniovi.es/prensa/edit_new?show_image=2009-03-26-escanear0004.jpg


Schönes Wochenende auf Deutsch, Englisch oder Spanisch.

Viel Vergnügen. Immer!