| martes, 19 de febrero de 2008 | 9:45

OPORTO

Aprovechando que estábamos al lado, y antes de Lisboa, hubiera sido un pecado no visitar Oporto. Junto a Marie Vallat, Armas Marcelo y su mujer, Saso, nos desplazamos hasta allí. Nos lo pasamos bien, sobre todo cuando descubrimos el restaurante con las mejores ostras de la ciudad y un alvarinho de escándalo. Una ciudad para regresar.



En la Ribeira de Oporto.

Armas Marcelo frente a la desembocadura del Duero.



Marie Vallat, al fondo Armas Marcelo y Saso.


Puente de Dom Luis I.



2 comentarios:

alelo dijo...

Sé que puede ser un simple lapsus (o mío o tuyo) y perdona por mi intromisión: Oporto, Duero. Lisboa, Tajo. ¿La segunda foto de dónde es?

Adrian dijo...

Hola!!

Me han hablado muy bien de Oporto y al ver tu artículo y fotos, aun tengo más ganas de visitarlo. Un saludo