Cristina García Rodero

| sábado, 1 de octubre de 2011 | 22:21

En el Círculo de Bellas Artes.
http://www.circulobellasartes.com/ag_expo.php?ele=133

6 comentarios:

Begoña dijo...

Esa imagen me trae al recuerdo montones de estampas de mi niñez, cuando todas las mujeres mayores iban vestidas tal que así y tenían esa tristeza en la mirada. A veces ser niño era un no entender la tristeza y sentirse muy lejos de donde estaban aún estando a su lado.

Tiene un nosequé que la hace hermosa.
Saludos

YO dijo...

Será por aquello de que la ignorancia es muy atrevida pero no termino de ver arte en esto de la fotografía. Me parece más bien dominar una técnica, utilizar bien una tecnología y tener suerte con el objeto a retratar. Enfocar adecuadamente, saber controlar la luz…y no mucho más. La verdad es que veo mucho tongo en todo esto. Todas las fotos en blanco y negro le dan un aire diferente, nostálgico…

Las que yo les hago a mis hijos son en color, en general, tengo algunas en sepia, y la verdad es que me salen mejor que a su padre, estoy más a la altura de los niños. Eso sí, las de mi hija no me atrevo ni a revelarlas. ¿Y si el fotógrafo tiene conexión directa con una red de pederastia?. Ya ha pasado con los empleados en una guardería, no sé si te acuerdas, fue hace un tiempo. Había uno de ellos que en su vida, sólo había tenido relaciones sexuales con niños. Inaudito pero cierto.

No. De mi niña no suelto ni una; demasiada belleza para una sola personita. Cuando sea mayor de edad, le paso los CDs y que haga con ellas lo que considere. Algunas son muy buenas, la verdad, pero es mérito de la cámara, no mío.

Pues sí, Ignacio. He parido un superdotado –en el cole ya me han dicho que hay que hacer la prueba establecida por el Principado y ver cómo enfocar su enseñanza- y una belleza. El superdotado tiene a quien salir y obviamente no soy yo. Al menos he hecho una cosa bien en la vida, ¿verdad?. Satisfacción total en mi faceta maternal; no me dan más que alegrías y me vienen muy bien. Mis hijos me dan más de lo que yo les doy a ellos.

Me voy a clase. En el aula de este año, ninguno es superdotado. Doy fe de ello. Es lo que hay y mi material de trabajo.

Ciao.

Ilsa dijo...

Precisamente, hoy he leido un artículo sobre ella en el País.com de Antonio Muñoz Molina,en el cual resalta su capacidad de plasmar lo cotidiano,pero a la vez,engañando con el objetivo,como si miráramos la foto y pensáramos que son de hace muchísimos años y resulta que son de "antes de ayer".
¡Con lo difícil que es captar la sencillez!.
La verdad, me ha fascinado.

Saludos.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Pues enhorabuena por tu prole, belleza y cilindrada intelectual es una combinación formidable y difícil. Ahora hay que encauzar toda esa fuerza para que no pierda el control. Saldrá un obsesivo compulsivo con posibilidades infinitas para triunfar o para despeñarse. Dios da el don y Dios da el látigo.


Respecto a la fotografía, hay que escudriñar la realidad para dar con una foto que la resuma, no es solo técnica, es mirar a través del tiempo para dotar a las cosas de una forma y un sentido. Es como el piano, se busca controlar el oficio para luego olvidarlo y tocar solo con la emoción. La fotografía que depura, estiliza un conjunto de coherencia interna, una visión del mundo, una actitud ante la vida, algo primordial, poderoso, verdadero. En fin...

YO dijo...

Danke schön!.

Muchas gracias por tu pormenorizada respuesta, con lección de fotografía incluida. Será cuestión de ir saliendo de la ignorancia respecto a ese “arte”. En cualquier caso, me da que se necesita menos talento para apretar un botón, habiendo resumido el lugar, que para enfrentarse al toro negro del piano en una sala de conciertos...YO, cuando me vi delante de ese toro, eché a correr.

Y en relación a la prole, es cierto. Me han salido así; se dice que no hay que hacer caso de una madre cuando habla de sus hijos, pero es que no tengo necesidad de tirarme faroles en eso. Son así. En relación al querubín, las asociaciones de padres con niños de alta capacidad dicen algo que para mí es evidente: que hay que canalizar todo eso con actividades alternativas a la escuela, y no sólo deportes, con eso no les llega. La base pitagórica del solfeo ayudará, espero, y así puedo amortizar el título, dado que no ejerzo ese tipo de docencia a pesar de estar oficialmente habilitada para ello. Ojalá le guste también la música, que elija él. Pero hay que mantener el cerebro ocupado en esos niños, sin que le quiten importancia al esfuerzo, que es lo que les puede perder. Como la madre no es superdotada y todo se lo ha currado, sabe lo que es luchar y esforzarse para lograr las cosas. Eso al nene le va a quedar clarito..
Y en cuanto a ella, parece que tan pequeñita es sabedora de su belleza y hace pucheritos cuando quiere algo, cosa que nunca hizo su hermano. Por ahí tampoco paso. Si hay algo que me repatea es comprobar que algunas mujeres portadoras de belleza física pretenden utilizar sus armas de mujer para medrar en el trabajo. Y me doy cuenta rápidamente, cosa que no parece percibir quien está siendo utilizado, lógicamente un hombre. La belleza, a una mujer, le puede servir para abrir las puertas del corazón de un hombre, pero no de un centro de trabajo.....
Aaaaay, Ignacio. Y en relación a eso te tengo que contar una experiencia que fue para mí cuasi-orgásmica. Y no fue en la cama, precisamente. Como dices que estás abierto a escuchar experiencias de lectores, ahí va una buena de esta humilde lectora.
Resulta que un día, llegó a los oídos de servidora que se decía, se rumoreaba, se hablaba de que esta menda había entrado aquí, en esta noble casa, por la cara.....dura. No seré yo quien diga otra cosa – no me corresponde-, aunque no era ese el calificativo que usaban para mi cara. Me tocó tanto las narices que decidí colgar mi c.v. en web hace ya mucho tiempo. No todo el mundo lo hace. Y a mí me parece que los servidores públicos deberían publicar no sólo sus dineros, para que se compruebe que no roban al ente público, sino sus saberes, para que se compruebe que se merecen el lugar donde están.
Y está claro que enchufes los hay en todas partes. También aquí. Sin ir más lejos (a ver si lo pillas) tomo café bastantes veces por aquí con el hijo del ex pr......del Pr........de..... A mí me cae bien, conste, pero vamos.... Como te decía, cuando publiqué que mi puerta de entrada aquí fue una beca de investigación aprobada por el Ministerio en base a un expediente académico y no por un contrato propuesto por un Catedrático al que yo le refrescara el ojo, la cosa cambió Ignacio. Vaya si cambió....Y encima, mi jefa y directora de tesis era mujer. Qué suerte, nunca lo agradeceré lo suficiente. Y encima salen méritos de investigación....¿Sabes que hay Vicerrectores por aquí sin mérito alguno de investigación?. Yo tengo todos los que me corresponden para mi antigüedad. Aaaaaaaaaaaaah!, Ignacio. Qué silencio se hizo; qué bello comprobar que me miraban de otra manera. Como te digo, cuasi orgásmico.

Eso sí. La versión anterior de web con fondo azul (¿será mi color favorito?) y minifoto me dio menos problemas. En fin. No pasa nada. Los escritores parece que podeis poner música y fotos. Los académicos no. Es lo que hay. Cada uno en su lugar. Yo no tengo ningún producto que vender.

YO dijo...

Tengo que trabajar y en breve me pongo. No problem. Soy productiva. Me da tiempo hasta “perder el tiempo por el Marfil”. Y digo yo, señoras y señores, ¿PASARLO BIEN ES PERDER EL TIEMPO O GANARLO, EN ESTA BREVE VIDA?.

P.S.: Gracias por escribir Dios con mayúsculas. Así me lo enseñaron en las Dominicas. Los hermanos dominicos que te dieron clase en Oviedo también lo agradecerían. Aunque mi dios Ignacio, es el AMOR. Y en tal caso, no sé si se debe poner con mayúsculas o minúsculas, como cuando nos referimos al dios dinero, dios poder, o todo tipo de falsos dioses....Es una duda gramatical la mía.

Al igual que tú, tampoco creo en la resurrección de la carne. En lo único que creo es en usar la propia carne para entregarla a la persona que se ama. Luego se la comerán los gusanos, así que mejor que se la coma previamente –o que lo intente- el cristiano que una ama. Y además, yo ya estoy condenada a arder en las llamas del infierno porque no cumplo el primer mandamiento: Yo no amo a Dios sobre todas las cosas, sino a mis hijos sobre todas las cosas. Y no se me pasaría ni por la antecámara del cerebelo hacer lo que hizo Abraham. Ni mucho menos. Será que él no había parido a su hijo. Yo comulgo con tu pensamiento, pero no en la Iglesia. En tal lugar sólo cumplo mi rol y mi arte – oficial -: ser el músico de la iglesisa. Como Bach, como el organista –y luego gran sinfonista -Bruckner....bueno, cada uno a su nivel, claro está. ¿Has escuchado la séptima sinfonía de Bruckner?. Ay Ignacio, qué verde estás musicalmente. ¿Cómo se puede decir que si hay vida después del Barroco? ¿Cómo se puede decir esa burrada, hombre?. Tan verde en música – de la buena – como verde yo en el arte de la foto. Bueno, siempre se puede aprender y se debe seguir aprendiendo de por vida. Ahí va:

http://www.youtube.com/watch?v=mcwUtZyXs5g&feature=fvwrel