Desmayarse

| jueves, 17 de diciembre de 2009 | 0:34

Hoy tocaba otra cosa, pero me lo encontré de nuevo, y queda confirmado que sigue siendo una de las mejores definiciones del asunto. Es Lope. Quién si no.
Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso:
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso:
huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor suave,
olvidar el provecho, amar el daño:
creer que el cielo en un infierno cabe;
dar la vida y el alma a un desengaño,
¡esto es amor!, quien lo probó lo sabe.

10 comentarios:

Begoña dijo...

Buenísimo, obra de un maestro del pensamiento y la palabra tal y como se lee. Creo que nadie puede negar que es todo eso. Y tal vez ni una cosa más. Pura precisión.

Y _ pidiendo perdón a Lope por el atrevimiento_ es la idéntica sensación de escribir una novela y buscar un hueco editorial. Incluso en ese momento él podría estar buscando lugar para algo que hubiese terminado de escribir.

Como siempre un placer leerte. Saludos.

Begoña dijo...

Pido perdón por no haberlo añadido antes. Es un trozo de una canción. Casi la que más me gusta en el mundo mundial. Una letra que tal vez sin la voz no diga mucho...


Que no cabe en mi pecho
Que me cala los huesos
Que se ahoga en este mar de dolor

Que me quema la carne
y que me hierve la sangre
Que me esta partiendo en dos la razón

PULGACROFT dijo...

Hacía tiempo que no lo leía...
sin duda Lope sabía de qué hablaba.
Y lo mejor es que sigue siendo igual de válido.
;)

Manolo D. Abad dijo...

¡¡¡Genial!!! Me acabas de alegrar el día, Ignacio. Un abrazo.

rodericus2009 dijo...

Como cantó una véz Serrat, eso que llaman estar enamorado es : "Hablar a solas con Diós, atrapar el infinito".Eso que llaman estar enamorado.

amerikanua dijo...

Otra joya de Lope de Vega (soneto 61), y disfrutable también cantada por Imanol:

Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, y ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse;
arder como la vela y consumirse,
haciendo torres sobre tierna arena;
caer de un cielo, y ser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;
hablar entre las mudas soledades,
pedir prestada sobre fe paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;
creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma, y en la vida infierno.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Muy bueno, muy bueno.

Begoña dijo...

Una vez un poeta de la radio leyó esto, es precioso:

Con montones de nieve dibujé el contorno de tus letras,
más tarde vino el sol y deshizo tu nombre convirtiéndolo en agua.
Acabo de beber tu nombre en el único charco. Tu nombre me persigue, desapareceré y él estará a mi lado.
Sigo sin encontrar el bloc, pero había muchas más que ahora no recuerdo.El poeta se llama Alfonso Levy.

Begoña dijo...

Os dejo otra frase, esta es mía, está acabada de nacer:

Quien se lleva mi oscuridad me abriga el alma.

Begoña dijo...

Con permiso, me atrevo a apuntar muchas frases preciosas, las dice Eugenia Rico en un libro titulado la muerte blanca.
Las palabras que una hermana le dice a su hermano muerto. Un libro entero que te roba el alma en un solo suspiro.