Presentación en Oviedo

| miércoles, 16 de septiembre de 2009 | 11:07

ESTE JUEVES A LAS SIETE Y MEDIA PRESENTAREMOS LOS DEMONIOS DE BERLÍN EN LA LIBRERÍA CERVANTES DE OVIEDO. SERÁ A LAS SIETE Y MEDIA. ME HARÁ LOS HONORES EL ESCRITOR MANUEL GARCÍA RUBIO. ESTÁN INVITADOS.

21 comentarios:

MARFIL dijo...

Hola Ignacio, desde Vetusta,

Lluviosa anda hoy mi ciudad natal. Tiene la misma pinta para mañana, así que trae paraguas.

¿Jueves, a las siete y media?. Para mí, mal día para dejar de fumar....
Que los disfrutes. Será un éxito.

Abrazos, Ignacio. Muchos abrazos.

MARFIL dijo...

RE: LO SALVAJE AL ACECHO

Acabo de leer el artículo, en un descanso. Corregir es como rezar el Rosario, pero no calma mi espíritu.

Me ha dejado el cuerpo raro, este artículo tuyo. Un tanto pesimista, ¿no?. ¿La vida es una trampa para lógicos?. Bonita frase. Aún estoy descifrándola.

"La certeza de que la economía no es una ciencia, sino una tómbola de feria". La economía, Ignacio, no es una ciencia exacta, sino una ciencia SOCIAL. Y necesaria, creo yo. La Medicina, tampoco es una ciencia exacta, pero ¿acaso nos podemos apañar sin médicos?.
Indiscutible el virtuosismo de Telemann y en cuanto a la cadencia hipnótica de Vetusta Morla, está claro que te va. Leí hace pocos días en un suplemento una entrevista al grupito de 6, con el siguiente titular: "Somos muy nihilistas, no nos creemos nada. En nuestra realidad hay mucha fantasía".
¡Olé!. Que cada uno se apañe como pueda y que lo salvaje, que según tú permanece al acecho, no te pille nunca desprevenido...

Agur.

rodericus2009 dijo...

Felicidades Ignacio, vas a ser profeta en tú tierra.Te deseo que el acto sea grato y placentero.Me pilla algo lejos, si no estaria por ahí acechando las bandejas de canapés, como buén gorrón que soy experto en actos sociales.
Con respecto a la economia, comparto tú punto de vista, aunque la economia sea una ciencia sociál, y por ello inexacta, en esta ocasión ha mostrado realmente sús limites.Que álguien como Maddof, un hombre con un prestigio reputado ganado en sus años de director del NASDAQ, se haya comportado como un trilero de las Ramblas, ( ¿donde está la bolita? ), dá la talla exacta del funcionamiento de los mercados de valores.
Puestos a perder dinero, prefiero hacerlo jugando al póquer, al menos puedo intentar averiguar si el de enfrente vá de "farol" por sus gestos.
Los economistas se comportan como los historiadores, te explican el origen de crisis pasadas, pero son incapaces de averiguar el comportamiento de los mercados dentro de media hora.
Y a los pocos que advirtieron lo que se avecinaba, se les trató de gafes y "malajes", puro veneno para los negocios.
Saludos.

Anónimo dijo...

Muy buen símil. Sin embargo, hay una diferencia. Mientras los historiadores no aspiran a predecir el futuro, felices en el pasado, los economistas sí ;-)

Anónimo dijo...

Perdona, se me olvidó firmar de nuevo. Por fa, Nacho, añade "dar" al comentario que mandé. Gracias.

Anónimo dijo...

MARFIL dijo.....(sorry, error de cuenta Google)

Hola Ignacio,

De nuevo por aquí, y sin razón aparente, dado que no hay nueva entrada. Lo cierto es que para mí, darme un paseo virtual por la Torre de Marfil, no es perder el tiempo. Para mí, dedicar algo de tiempo a quien me merece respeto y consideración, no supone una pérdida de tiempo y no me ahorro por ejemplo 3 minutos en hablar con la señora que me limpia el despacho e interesarme por ella.

¿Perder tiempo en Internet?, se declara por aquí. Internet es una herramienta valiosísima y cada uno decide cómo quiere emplearla. A veces no valoramos lo suficiente las nuevas tecnologías, y el esfuerzo que hay detrás de ellas. Ignacio del Valle les dedica algo, parece ser, en la novela que ahora escribe. Son fruto, por otra parte, del desarrollo de la I + D + i, que no deja de ser otro mercado. Desde luego no pierdo el tiempo cuando descargo un artículo de una Universidad americana, o cuando leo prensa salmón, más por obligación que por devoción, y no pierdo el tiempo buceando por toda la blogosfera, con todo lo que ahí parece ser que hay. Las herramientas se pueden usar bien, medio bien o mal. De hecho, hay quien las usa para transferir pornografía infantil, y según las noticias, en algunos casos son los propios progenitores. Definitivamente, a la hora de definir la aberración, la realidad siempre supera la ficción....

Por otro lado, reincidir en un comportamiento que uno considera que es “perder el tiempo”, me parece, por decirlo suavemente, poco inteligente. Con ello, sólo juzgo el comportamiento en sí, no la inteligencia de una persona que no conozco. En todo caso, las personas inteligentes, cuando toca, también hacen tonterías. Para mí, bucear por el Marfil de la Torre, ni es una tontería, ni es una pérdida de tiempo. Y cuando siento que estoy perdiendo el tiempo en algo, dejo de hacerlo. Por ejemplo, soy incapaz de esperar por un ascensor; así que si no son demasiados pisos, uso la escalera. En mi eterna dualidad, para unas cosas tengo una paciencia infinita, y para otras, soy el colmo de la impaciencia...A pesar de subir escaleras, por impaciencia, no por otra razón, mis muslos distan mucho de la perfección. Lo cual, a tenor de lo que comentan los escritores a los que les “acojona” la perfección (así en general), o los ingenieros, que de hecho, prefieren la imperfección porque es más humana, no parece ser ningún problema. Y digo yo. ¿Acaso no anhelan y desean la perfección según se lo dibuja su “ojo privado”, que no público?. ¿Para qué muestran las fotos de mujeres dignas de estar en el calendario Pirelli?. ¿Son acaso los suyos cuerpos imperfectos, dentro de los cánones de belleza femenina actuales?. ¿Preferirían besar el rostro de Rosy de Palma, con una evidente imperfección nasal - entre otras -que el de la adorada Connie Nielsen, a la cual evocan en las reuniones de escritores, si se percatan que hay una azafata que se parece a ella, y con ello lograr evadirse de la turra que le está dando el cultureta de turno?. No sé, no sé......HOMBRES que prefieren la imperfección, que les acojona contemplar el rostro y el cuerpo desnudo de una mujer que para ellos posee la perfecta belleza....La belleza que necesitan, la belleza que les emociona y con ello lograr la felicidad y elevación de su espíritu, ergo, de lo que se ubica en su entrepierna.....Bellezas, que podrían mirar durante 300 años seguidos, sin cansarse del espectáculo, del gozo que les otorga tan sublime belleza. Merecida belleza, seguramente, si la necesitan y la desean, y seguro que lo menos imperfecta posible... ¿Cómo era aquella canción infantil?. “Vamos a contar mentiras, tra, la ra,... “Vamos a contar mentiras, tra, la ra,...

............................................................................................

Anónimo dijo...

A pesar del párrafo anterior, no albergo ningún resentimiento ni hacia Dios, ni hacia la naturaleza, por no haberme dotado de semejante belleza. Aplicando la parábola de los talentos, he procurado aceptar lo que se me ha dado, agradecerlo y utilizarlo para sacarle provecho. Así que midiéndome conmigo misma, decidí concentrarme en lo que tengo del cuello para arriba, por aquello de que pensaba yo que podría sacarle más provecho a la sesera que a otra cosa. Fue toda una sorpresa descubrir que algún despistado encontrase que yo tengo algo aprovechable del cuello para abajo....Siempre hay algún despistado, o miope del amor.

Lo cierto es que a mí no me molesta en absoluto colocar “accentos”, como dicen algunas. Será por agilidad de dedos heredada de otro teclado, pero me lleva más tiempo la molestia de la palabra incorrectamente escrita, que escribirla bien. Hacer tal cosa, para mí sería dejadez. Y la dejadez, ignoro la razón, pero me resulta menos llevadera en la mujer que en el hombre; será porque soy mujer y espero más de las de mi sexo.

En todo caso, hombre o mujer, que la mejora o la superación personal no forme parte del proyecto de vida de una persona, es algo que se me antoja incomprensible e inexplicable. La perfección es inalcanzable, por definición. Pero no querer mejorar lo que se pueda.....Una cosa es no poder, y otra distinta no querer. No entiendo lo segundo.

En cuanto a Rodericus, no es precisamente que sea dejado o no se moleste en poner los acentos. ¡Qué va!. No es ése en absoluto su caso. Él pone acentos; ¡vaya si los pone!. Sólo que a veces los pone donde no toca, y deja de hacerlo donde toca. Me tiene desconcertada, este hombre que puede escribir: “este lugár podria ser más humano”. Acentúa “lugar” y deja de acentuar, “podria”. Vista su molestia en poner acentos, la única inferencia lógica que me cabe hacer es que no conoce las reglas de acentuación en castellano; tal vez en catalán, pero no en castellano. Como hombre que conoce la lógica matemática, dada su profesión, creo que entenderá la lógica de mi razonamiento. En cualquier caso, no me corresponde corregir a alguien que ya peina canas y que decide escribir como le plazca, y me parece bien, si así lo desea. Tan sólo fue un desliz de deformación profesional de esta servidora que, al corregir, buscando los errores en los problemas financieros, está demasiado acostumbrada a leer errores ortográficos. Cada vez más, he de decir. Cada vez más. Reitero mis disculpas a Rodericus por mi comentario correctivo, seguramente inoportuno.

Espero que disfrutes mucho esta tarde, Ignacio, en la presentación de tu libro. Conocí a Manuel García Rubio en unos de mis primeros trabajos para esta institución, en un breve encuentro con él y Serafín Abilio, presidente de la Fundación Laboral de la Construcción. Creía que era Manuel asesor jurídico de dicha entidad; por entonces, no sabía yo que era escritor. De eso hace ya casi una docena de años, ¡¡cómo pasa el tiempo!!, cuando escribí el informe sobre el entorno financiero de las empresas del sector de la construcción del Principado, en el marco del Plan de Promoción de la Competitividad. Me pareció un hombre muy educado y agradable. Seguramente te hará una muy digna presentación de tu novela, también porque el libro la merezca. Me apetece leer su libro, “Sal”, que comentaste en el blog....pero lo de siempre. Cuestión de tiempo escaso. A ver si en 122 años me apaño.

Que disfrutes mucho de la presentación de los Demonios en Oviedo, en días mateínos, que parece ser que andarán algo pasados por agua. Como casi siempre, toca agua en San Mateo.... Lejos le quedan a esta madre los tiempos de San Mateo, o San “Pateo”, pateando Oviedo, de chiringuito en chiringuito con sus amigas, en los tiempos de la añorada y efímera juventud, a la espera de que el príncipe azul la invitase a un mojito en “El Rincón Cubano”, o en cualquier otro rincón. Sí. Cualquier rincón es bueno para los príncipes y princesas del Principado. Cualquier rincón...
...............................................................

Anónimo dijo...

Era lo que había antes, cuando servidora estaba en el mercado. Pubs, chiringuitos....De eso, hace ya mucho. Hoy los jóvenes tienen Internet y web especializadas para localizar a su media naranja, suponiendo que tal ¿falacia? exista. Así que, si logran localizarla, o localizarse mutuamente porque no deja de ser una cuestión de DOS, de una parte que busca la otra.....pues bienvenidas las nuevas tecnologías para las generaciones venideras. Desde luego, si lo logran, no habrá sido una pérdida de tiempo, sino el tiempo mejor aprovechado de toda su vida.

Dado el título de tu novela, Ignacio, si el Demonio no se persona hoy a las siete y media en la librería Cervantes de Oviedo, seguramente no será porque no lo desee. Eso seguro. Tal vez, con tal ausencia, lo único que pretenda sea luchar contra sus propios demonios interiores, practicar una auto-exorcización....lo mismo que parece ser que hace el protagonista del libro, Arturo Andrade, en el relato berlinés que nos presentas. Como comprenderás, la tarea de luchar contra los demonios interiores, tratándose del mismísimo Demonio, es una ardua tarea, una ingente tarea.....Pon tú el adjetivo. Se te da mejor. En el lenguaje científico la adjetivación está mal vista...sólo los números pueden cuantificar.

Abrazos, Ignacio. Muchos abrazos. Virtuales, of course. Los físicos, espero que te los den a cientos los lectores, colegas, familia, …etc que se presenten esta tarde. Los míos, sólo abrazos virtuales. ¿Virtuosos?. No sé. Decídelo tú. Cuando tenía 17 años y terminé mi primera carrera, en contra de las indicaciones de mi profesor, Catedrático del Conservatorio de Vetusta, decidí renunciar. Midiéndome conmigo misma, mis posibilidades y mi instrumento, concluí que yo no había nacido para el virtuosismo en el arte, musical.

+

BREVE LECCIÓN DE ECONOMÍA

Los economistas nos dividimos en dos grupos:

1) Los economistas que no sabemos hacer predicciones y profecías y
2) Los que no saben que no podemos hacer profecías.

Afortunadamente para mí, desde mis cursos iniciales de carrera, descubrí que en mi profesión yo entraría dentro del primer grupo. Supongo que puede venir la diferencia marcada por ser el número 2 y no el 200, de la promoción. Doy clase en la Universidad de Oviedo, para mí muy querida, pero si descubro que un catalán ilustre, de chaquetas chillonas, que da clase en Columbia, pertenece al mismo grupo yo, no me queda otra que decirme a mí misma, aquello que se contaba Carmen Maura: “Nena, tú vales mucho”. Hay que quererse y auto-animarse. Ni yo, ni nadie, sabe cuál va a ser el precio de una acción del Mercado Continuo mañana, pasado mañana o el mes que viene. Pero sí hay un truco para ganar dinero en bolsa: gestionar adecuadamente una cartera de activos financieros, en una adecuada combinación rentabilidad-riesgo. Eso sí que requiere un poco de ciencia económica, y es bueno que existan mercados financieros, porque en caso contrario, la financiación de las empresas dependería únicamente de los bancos, que por definición, ofrecen financiación más cara que el mercado y los títulos que en él se negocian.

...............................................

Anónimo dijo...

En cuanto a las comparaciones de lo que es y supone nuestra profesión (que ya digo que hay muchos compañeros y colegas, que no saben cuál es su trabajo) veo que hay ingenieros o ¿historiadoras? que pretenden compararnos con magos o pitonisas, o algo así. Lo más próximo que se me ocurre, si tuviera que hacer una comparación de lo que es el trabajo de un economista, de un buen economista, es el de un médico. Un sanador, cuando aparecen los problemas, las enfermedades de la economía, que resulta que se llaman crisis. La que tenemos ahora, es gorda y sobre todo compleja. Como un cáncer, que no es, como se sabe, una enfermedad sencilla de curar. Y lo que podemos hacer los economistas, lo UNICO que podemos hacer, es ofrecer las recetas de cura, en base a experiencia previa. En base a lo que sabemos que pasa con unas magnitudes económicas cuando tocamos otras. Ni más, ni menos que lo que hace un médico. Unas recetas adecuadas, fruto de un análisis detallado de la enfermedad o crisis. No me compete hacerlo porque no estoy en el Ministerio de Economía; lo único que digo, es que lo sobran son medidas de improvisación, de quita y pon, de pon y quita 400 euros aquí y allá, fruto, claro está, de haber aprendido la economía “en dos tardes”. A mí me llevó algo más....


En cuanto a lo de Madoff que menciona Rodericus...La primera vez que tuve que explicar lo que eran los Hedge Funds, o Fondos de Inversión Libre, en el Curso Experto en Bolsa y Gestión de Patrimonios, lo cierto es que los presenté a los alumnos como lo que eran, un producto con mucho desarrollo en USA y que los mercados españoles esperaban como agua de mayo. Les expliqué claramente que la inversión era libre, y que se le concedía al gestor libertad de criterio de inversión, y eran menos líquidos que otros, en los que si lo deseas te puedes deshacer (vender) tu participación al día siguiente. Menos liquidez, implica más riesgo, a la espera de mayor rentabilidad. Ese binomio debiera ser indisoluble. Eso digo, debiera. Si el gestor se comporta como un “chorizo” y en lugar del Hedge Fund aquello es un timo piramidal en toda regla, pues pasa lo que pasa. Ladrones, los hay en todas partes. También entre los fontaneros, que te quieren cambiar el grifo entero cuando sólo está estropeada una gomita que cuesta 50 céntimos, y además te cobran la salida.

El sistema de libre mercado no es perfecto. Ojalá llegáramos al sistema perfecto en todo, no sólo en lo económico, por mucho que les acojone a los señores varones, escritores, ingenieros.....a los que no les acojona mirar unas tetas perfectas y en su sitio, violando la ley de la gravedad. No es perfecto el sistema, pero es lo mejor que tenemos; ¿que se pone malito?. Hay que curarlo y mejorarlo y mirar dónde están los fallos y lo que podemos y sabemos mejorar. Por el bien de todos, claro está. Por el bien de todos.

...........................................

Anónimo dijo...

No todos los liberales denostamos lo público, ni deseamos anular al Estado. Es necesario el Estado y que cumpla sus funciones. Y a pesar de ser miembro de MUFACE, y poder tener eso que se llama asistencia privada, parí en la SS, y sin ningún problema, porque quiero ayudar y contribuir al sistema público de salud, que era el único que disponía de los medios para operarme de la gravísima enfermedad que tuve con 20 años. La misma que desarrolló el extraordinario clavecinista Scott Ross. A tí que te gusta tanto el clave, Ignacio, sus interpretaciones de Scarlatti son el delirio. Aunque lo hubiese querido, la sanidad privada no habría podido hacer nada por mí. Y estudié en un colegio privado, pero no le hago ascos a la educación pública, es más, quisiera educar a mi hijo en el sistema público, dado que este sistema me alimenta. Para ello tendría que confiar previamente en un sistema público de Educación, que requiere de uno de esos urgentes pactos de Estado, pendientes en este tema y en alguno más....Políticos ciegos e ineptos, sobran. O simplemente, chorizos, que sólo se ocupan de su bolsillo y no de la que debiera ser la noble actividad política.


P.D.: Perdona Ignacio que me haya alargado tanto hoy...No lo he podido evitar.

Fdo: MARFIL

rodericus2009 dijo...

Me gusta este rincón del mundo electronico, por una razón de peso, aquí los debates tienen profundidad y respeto hacia el otro.
Me encantan las imperfecciones, y no dudaria en besár a Rossy de Palma a pesár de su apendice nasál si en su mirada encuentro ese destello de lúz que siempre ha sido mí perdición con las señoras.
La perfección está muy bién en el arte, la lúz de un Sorolla, ( al que en su dia la critica puso a caer de un burro ), la definición corporal de una escultura de Miguel Angel, y otras más que podria citar.
Pero nosotros somos seres humanos, por definición imperfectos y sometidos a desgaste, eso que los cirujanos plasticos corrijen con diferente fortuna a cambio de fuertes sumas.
Y no me disgustan unas arrugas ó una ligera barriguita.La belleza reál es la suma de un todo, cuerpo, mente y espiritu, nó una de sus partes.
Eso en cuanto al sexo opuesto, para mis obras y la de los demás, siempre encontrarás un ligero fallo en algún lugar, si sabes realmente lo que debes buscár.
Y en cuato al idioma, "touchee".
Hace algunos años, estando en Lima, conversaba con un natural del país, un indigena andino de pura cepa, en un momento de la conversación me dijo :
- ¿No será vuesa merced catalán por casualidad.
- Sí,¿como lo sabe usted?,respondí algo mosqueado.
-Es por lo mál que habla usted el castellano.
Efectivamente, los bilingues vivimos en tierra de nadie, pero tenemos siempre lo mejór de ambos lados de la frontera.
Y también me sumo a la opinión de qe estar aquí nunca es perder el tiempo.
Saludos amigos mios

rodericus2009 dijo...

En cuanto al apartado economico, a pesar de que yo despotrique contra él en estos momentos complicados, considero que es el adecuado, siempre y cuando se gestione de una forma transparente y al margen de ambiciones desmedidas.
Considero que realmente los "edge founds" son un mecanismo de financiación adecuado para iniciativas empresariales que dificilmente podrán solucionar sus necesidades en el sistema bancario.
Hecho de una forma transparente podria ser la solución a los problemas de desarrollo que padecemos en la industria nacional.
Pero siempre me han sorprendido las exageraciones y paradojas del sistema búrsatil, como que hace algún tiempo las acciones de Nokia se desplomasen en una sola sesión tan solo porque habian hecho público un balance de beneficio menor del esperado, ¿que habria pasado si hubiesen sido perdidas?.Habria que buscar un modo de que el mercado se comportase de una forma menos visceral, buscando más el beneficio real que el pelotazo financiero.
Hay que recordar el viejo grito de guerra de los agentes de cambio y bolsa, cuando aún existian los "corros" en la bolsa : "que el último duro lo gane otro".

Anónimo dijo...

Marfil, lo de "perder tiempo en internet" no pretendía ser de ninguna forma una falta de respeto hacia el bloggero y los comentaristas, sino que me salió la mentalidad protestante quede alguna forma extraña llevo dentro. Es decir, todo lo que hago en frente del ordenador y no es trabajo, es "perder el tiempo"....Y no me convenzáis de que no lo es, que ya bastante tiempo paso aquí debatiendo ;D
Abrazo,
dari

MARFIL dijo...

¡Ay, Rodericus!. ¿Porqué me pones lo de “edge founds”?. ¿Para que entre al trapo o para “corregir” mi inglés?

Si es para lo primero, no problem. No sé si es por lo mucho que me gustan los toros, pero entro fácil al trapo...

Ese tipo de fondos, de veras que se llaman HEDGE FUNDS. A HEDGE FUND is an investment fund open to a limited range of investors that is permitted by regulators to undertake a wider range of investment and trading activities than other investment funds, and that, in general, pays a performance fee to its investment manager.

Lo de “edge” es borde, en inglés. Y borde, la verdad que no quiero ser, y espero no haberlo sido a pesar de corregirte. Nunca fue mi intención...

Y lo de “found” es encontrar. Y no “mutual funds” que es la denominación genérica de fondos de inversión.

De acuerdo contigo en la razón para andar por esta parte del mundo electrónico....

En cuanto a lo del licor, casi mejor que no entre al trapo, aunque yo lo haya sacado ¿verdad?.....De acuerdo con lo que comentas sobre la moderación, así en general. En particular, un exceso de vez en cuando, tampoco pasa nada. No sólo depende de mí; también de un ingeniero....

rodericus2009 dijo...

Anonima, no seas mala.De acuerdo que una letra le cambia el sentido al concepto, pero sabes perfectamente que me referia a los fondos de riesgo, no al borde del director de mi agencia bancaria, porque ese si que tiene ese apelativo, y creo que su señora le aplicaria álguno más, en fin.....
Ua de las cosas que siempre me han gustado de la industrias de EEUU es que en la estructura del accionariado casi siempre existe la figura del socio capitalista, o sea, el que invierte en una idea ajena jugandose también el patrimonio personal.Deben ser cosas de la cultura luterana del esfuerzo, porque aquí, hace decenios que desapareció, aunque los catalanes tengamos fama de emprendedores.
Conozco algunas patentes industriales de innegable utilidad y buena salida comerciál que duermen sú sueño en un cajón por falta de fondos para la producción en serie
Echo en falta ese tipo de inversiones aquí.
Y tienes a tú disposición un "chupito" de orujo gallego virtuál.
Saludos.

Anónimo dijo...

Ha sido Marfil, no yo ;-)...yo de purismo linguístico más bien poco. Cuántas más lenguas uno sabe, más fácilmente se le mezclan, que es lo que parecec ser mi destino, jeje. Anónima (dari)

rodericus2009 dijo...

Te pido disculpas Dari, y para tí también hay un "chupito de orujo gallego de confianza.
Y en cuanto a la pureza en el idioma, lo esencial es hacerse entender.

Anónimo dijo...

Eso me lo cuentas a mí, que ya no domino ni un sólo idioma a la perfección... qué degeneración ;-)
Gracias por el chupito! Alcohol y Galicia, una combinación perfecta (bueno, y Asturias también, ¿eh, Nacho?) dari.

rodericus2009 dijo...

Un ribeiro en una tasca del casco viejo de Santiago, mientras la lluvia mansa empapa las viejas piedras al anochecer, la calidez del vino disipando el ligero escalofrio que provoca la lluvia en nuestro cuerpo....
Gallaecian Fulgit.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Ross... tomo nota para el clave, tengo mucho vicio, aunque poco a poco estoy abandonando mi etapa barroca. No obstante, ¿hay vida después del barroco?, no sé, no lo tengo claro...

Me alegra que hayáis encontrado un foro en este rincón electrónico. Disfruto mucho de las discusiones, aunque no ande muy fuerte de economía.

MARFIL dijo...

¡Vaya cosas que haces a las tres de la mañana, Ignacio!. Contestar a los posts. Eso sí que es vicio.....

Sí hay vida después del Barroco, Ignacio. Claro que sí. Un musicólogo, que es un músico teórico, podría exponértelo mejor yo. Yo soy músico-intérprete. La composición ni me atreví a soñarla para mí. Hay un libro estupendo de Nikolaus Harnoncourt (uno de los grandes-grandísimos en esto) que se titula “La música como discurso sonoro” que explica un poco lo que él llama el problema en la música actual. La crisis en la música de hoy en día, que tal vez exista en todas las artes.

Resumidamente es lo siguiente. En época del barroco, y sucesivas, la música que escuchaba la gente, TODA la gente, era Bach, Telemann....etc. Los ricos más, por supuesto. Pero el pueblo llano, simplemente al final de la Misa, podía escuchar un derroche de virtuosismo al órgano. Tú que conoces Alemania, seguro que sabes que era así. Era la música con la que disfrutaban y se sentían identificados. El tema hoy día es que lo que se escucha en las grandes salas de conciertos, y lo que escucha el grueso de la gente no es lo mismo. A nivel de Auditorios, lo que se repite una y otra vez, es música de hasta finales del XIX, principios del XX. Y hay vanguardia en la música culta, pero no llega, no nos llega porque sencillamente no está a la altura. Hay crisis en la creación musical de cierto nivel. No sé si sucede en otras artes, pero en la música la hay. A mi entender y también al de Harnoncourt. Seguro que hay musicólogos en contra. Pero la mayoría de la gente hoy disfruta, disfrutamos (me incluyo) con un tipo de música, con la que nos identificamos más, porque nos llega, porque nos gusta lo que nos dice la letra, porque nos hemos enamorado con ella (pop, rock...) o porque es más fácil de entender (ergo disfrutar) si careces de formación. Y ese es el fenómeno curioso que señala Harnoncourt, y que jamás, jamás antes había sucedido en la historia de la música. Que hubiera un gap, un salto, un corte tan grande entre los que van a un concierto en un Auditorio o los que escuchan a Bunbury en una plaza de Toros. Yo, procuro hacer las dos cosas.

Por supuesto que hay vida tras el barroco. Yo empecé con la música del Romántico, con Chopin y Listz y si me dijeran que sólo puedo escuchar o tocar una música hasta la muerte, tendría que elegir ésa. Necesariamente. Me transporta. Mis valles, mis mares y mis montañas, cuando toco, están ahí. El Clave bien Temperado de Bach, cuando necesito orden, cuando el caos me invade...Es tan fácil para él ver el equilibrio, el orden y la paz en todo. El clasicismo es más variado, pero ayuda. De mediados del XX en adelante, de veras que para mí, punto muerto. No hay más. Será un error mío, pero mira que escucho y escucho a Sofía Gubaidulina, que es una grandísima compositora de ahora, interpretada por ejemplo por la diosa alemana del violín, Anne-Sophie Mutter, y no me llega como Schubert, o cualquier otro ejemplo que te ponga. Hay vida en la música culta de vanguardia y procuro estar al día en esos ámbitos, pero no disfruto como con la música de otra época, ni mucho menos.

El clave es grande, pero no tanto como el piano. Será amor de pianista, pero no te permite la riqueza de sonido y de matiz que permite el piano y que sólo los grandes del instrumento rey, son capaces de sacar con el ataque correcto de la tecla, para oprobio de los mediocres como servidora.

Me alegro de que te parezca bien el debate. A veces me pregunto si no estarás harto de que te demos la turra.

No importa que no estés muy puesto en Economía. Yo tampoco estoy muy puesta en literatura; por eso estoy aquí. A ver si aprendo algo más. Nunca es tarde, ¿verdad?.