| viernes, 30 de noviembre de 2007 | 22:00

SOBREMESA

Mi amiga: Nacho, de verdad, lo tuyo es muy raro… Eres un tipo que puedes ser perfectamente adulto y responsable, mucho más que otros tíos que conozco que van de maduros, pero en cuanto me despisto, en vez de tener a un tío de 36, va y me encuentro con que estoy comiendo con un crío…

Yo: ya… no te niego que vivo con una ligera esquizofrenia… lo malo es que quien escribe es el crío…

Mi amiga: ja, ja, ja… ah, bueno, entonces dale todos los caprichos y procura que no crezca, porque si no el adulto va a tener que ponerse a trabajar…
Abrazos, Silvia.

16 comentarios:

Alejandra dijo...

Qué chulada la imagen

IGNACIO DEL VALLE dijo...

La vida misma...

PATRICIA VENTI dijo...

oye, por lo que veo, tu te la pasas de fiesta en fiesta... ¿Cuando escribes?

Patricia Venti dijo...

Frente a la cúpula de los inválidos, el Pensador reflexiona acerca de aquellos que se lanzaron del Buttes-Chaumont. En el Flore, donde se veía a Bataille, a Hemingway, Mauriac, sólo hay jovenzuelos de rostros famélicos, con el uniforme del posmoderno de luxe. De igual forma ocurre en Les Deux Magots y en el Café de la Mairie a donde iban Bonnefoy, Du Bouchet y escritores jóvenes. Es lamentable la desaparición de los cafés literarios. Cada artista está escondido en su guarida, garabateando palabras y gestos indecibles. En el Café Lamarche conocí a varios escritores latinoamericanos, fue una experiencia decepcionante. Para ellos la literatura es una autobiografía lacrimosa, contada de una manera tan aburrida que a su lado los anuncios de tampones son un “thriller”. En el grupo habían dos colombianos, uno con ínfulas de gigolo y otro, hijo de un famoso pintor colombiano. Este último me preguntó: "¿Vives de la literatura?". Tomé aire y le dije muy seria: "No, vivo de limpiar retretes". Aquella gentuza hacía su mejor esfuerzo por interpretar bien el papel de intelectual. Ya se sabe: ser escritor constituye una cosa terrible, pero dos literatos juntos son como dos ratas en la misma trampa.

Alejandra dijo...

¿Por qué te metes con los intelectuales, Patricia? No entiendo por qué concluyes que aquellas personas estaban haciendo el papel de intelectual.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Querida Patricia, ¿cuándo escribo? Me temo que no te has tomado la molestia de echar un vistazo a mi curriculum y que estás tomando la parte por el todo. Además, con los amigos que tengo, es inevitable que quiera presumir de ellos.

Un abrazo.

Ferlocke dijo...

All children, except one, grow up.

Afortunadamente, J.M. Barry se equivocó ;)

(he caído, después de tres años vuelvo a blogger: http://fernandoalcala.blogspot.com/)

Patricia Venti dijo...

Alejandra, me meto con los intelectuales porque los conozco, pasate por mis blogs y sabras quien soy.

Patricia Venti dijo...

Hola Ignacio: si he visto tu curriculum pero eso no me dice nada. ¿Has visto tu el mío?...Quizas te puedas hacer una idea porque te hice esa pregunta. Y en cuanto a los amigos, aunque no te creas, conozco a más de uno que estaba en tu fiesta. Y otros que seguramente tu jamas llegaras a conocer. En fin, un saludo. Patricia

Alejandra dijo...

¿Y qué quieres un premio?

Patricia Venti dijo...

Alejandra: jajajajajaja, ¿me lo vas a dar tu? a lo mejor vale la pena, mira por donde no se me habia ocurrido. Saludos, PV

Alejandra dijo...

Perdona, Patricia, he estado un poco estúpida. Besos, Alejandra.

jmcotarelo dijo...

Demasiada tension. ¿Por que tanta puñalada?

PATRICIA VENTI dijo...

Alejandra, no te preocupes. Esta todo bien. La vida y la literatura no hay que tomarselas muy en serio. Un abrazo, Patricia

Ginebra,reina dijo...

Hola, soy yo. Ando de camino a Estambul y alguien me ha contado que en tu blog hay una refriega. Vine a leerlo y estoy acojonada. Supongo que se podrá escribir esto aqui, viene en el diccionario.
No se quien es Patricia y desconozco quien es Alejandra y el resto, pero como seguro soy la mas vieja en esta "fiesta" quiero opinar.
Los que se llaman asi mismos intelectuales, los que van por la vida de esa manera, a mi me caen fatal. Tienen un rictus de tristeza en la cara totalmente forzado, to el dia se quejan de lo duro que es "escribir" de lo que sufren, de lo mal que lso trata el mundo que no lee sus obras. Me temo que suelen aburrir con sus escritos hasta a una oveja si supiese leer y desconocen que sufrir es trabajar en una mina de carbon por un decir.
A esa tipica pregunta que te suelen hacer en las fiestas donde el anfitrion parece ir (yo no tengo ni idea), pregunta consistente en ¿Tu escribes? Pregunta realizada con absoluto desprecio entre otras cosas por tu condicion de mujer, por ir lavada y peinada y tener cara de risa (ser mujer agrava la cuestion esta) hay que responder de la siguiente manera (a mi entender) ¿Escribir? No, yo publico y encima me pagan millones... Lo que deja fecho mierda al gilipollas que te lo pregunta y le jodes la tarde noche.
Un intelectual no se viste obligatoriamente de negro; un intelectual no va enseñando la teta o marcando culo (version femenina moderna de tal cosa) un intelectual nunca da lecciones a nadie, pq el verdadero intelectual no es consciente de tal cuestion. Vive la vida integrado con el resto del mundo, con su familia, amigos y vecinos, sin caminar levitando, sin mirar por encima del hombro a nadie. Un intelectual de verdad nunca pronuncia esa palabra, no le gusta sentirse diferente, de sentirlo lo hace en sus escritos, sean ensayos, poemas o novelas; ahi deja salir lo que pueda tener de diferente, pero no va dando lecciones al mundo de lo mucho que vale y de lo que supone para él vivir con gente burra que no está a su altura.
LOS PUNTOS, COMAS, ACENTOS ETC los poneis vosotros. mi yerno sabe que soy dislexica y cuando escribo en los blogs no me "esfuerzo" lo suficiente. Y por supuesto como no soy un intelectual ha de perdonarseme.
Yo con la señora que se llama Patricia.Y por cierto, eso de ser intelectual como algunos lo entienden ha de ser labor cansada: To el dia haciendo esfuerzos de adoctrinar a los burros, de marcar la diferencia etc La verdad que si tienen que sufrir. Pero por mi que se jodan :)
Besos

Begoña dijo...

Cuando el que escribe es el niño que hay dentro del escritor se nota. Cuando el que escribe el adulto amargado de la vida, en la cual sólo acumula frustraciones, también.
Personalmente prefiero los libros escritos por el niñ@ interior. Esos se entienden y tienen mucho que decir :)