Distopía en la estepa

| miércoles, 14 de marzo de 2012 | 13:05



Entre tanta lentejuela literaria, he aquí un hombre, como se dice bíblicamente: Andréi Platónov. Este ruso disonante en una alineación oficial hartamente conocida, nos ha obsequiado con una barbaridad: más o menos lo que Kate Upton es a la sensualidad -y sexualidad, para qué andarnos con tonterías-, lo es este señor a la literatura gracias a su novela 'Chevengur'. Platónov nunca la vio publicada y, sin embargo, esta piedra preciosa tiene vocación de eternidad debido a que contiene un juego entero de interpretaciones, encajando unas en otras. Sátira y crítica alucinada del comunismo y sus desmanes, imagínense que El Quijote y Sancho se salieran de las lindes patrias e iniciaran un tour por las llanuras ucranianas, evangelizando la buena nueva del 'homo sovieticus', con el consiguiente rosario de absurdos y desgracias, todo macerado en una ironía a veces descacharrante. La miseria de las aldeas, las sequías, las calamidades de la guerra civil rusa, la ignorancia, los crímenes arbitrarios, las medidas desatinadas, la indigencia moral, nada queda fuera del tamiz de nuestros antihéroes Dvanov y el delirante Kopionkin -si no se crujen a carcajadas a costa de su obsesión con Rosa Luxemburgo, yo dejo el oficio-. En su lucha sin cuartel por hacer florecer el dogma de Lenin -incluso declaran al astro rey proletario y lo ponen a trabajar para la revolución-, nuestras dos catástrofes andantes, a través del talento de Platónov, fecundo en diálogos y escenas sencillas a la par que certeras, desentraña todo el galimatías oficial del agitprop, la veleidad y la confusión en que vive el ser humano, su ansia de esperanza aun a costa de su dignidad o vida. A la postre, una denuncia de la sociedad armoniosa y de alegres camaradas que no hacía más que encubrir la realidad sórdida y amarga a la que había condenado el tirano de Georgia a millones de ciudadanos. Platónov nos cuenta cómo se hacen los nudos de una soga para ahorcar a todo un pueblo, y lo hace de una forma devastadora, épica, sin ahorrarnos ni una pizca de dolor, pero tampoco las sonrisas que dibuja la inteligencia ante la insensatez. Porque Platónov sabe que el poder de los hombres no se halla en su igualdad, sino en que, afortunadamente, somos todos diferentes.

22 comentarios:

YO dijo...

Si llega el relato a la altura de la relación Don Quijote-Sancho, pues desde luego da la talla. Aunque reconozco que el Quijote no es ni de lejos mi libro favorito. Lo leí por un ultimátum paterno, en una lujosa encuadernación, en el verano de mis 15 años. Y no me lo dejaba llevar a la playita de Luanco, así que ese verano empecé a descubrir los beneficios de no excederse con el sol y mantener la blancura en el rostro.
Dejaré a Platonov para otro día. Tengo la mesa hasta arriba, pero sí, llevas razón, como muchas veces – si no, no estaría yo aquí- en que todos somos diferentes. Una cosa es que exista igualdad de derechos y obligaciones y otra cosa es que haya diferenciación, que la hay, entre personas y entre sexos. Y espero que la siga habiendo, sobre todo las diferencias entre sexos, porque en caso contrario el mundo sería mucho más aburrido. Y para aburrido, Ignacio, el Facebook….mañana termino mi aventura de 15 días en eso. Menudo rollo. Me cabe el dudoso honor de haberme hecho 0 amigos de los solicitantese. Y es que todos somos diferentes. Yo prefiero marfilear….
Todo es cuestión de decisiones y de elecciones. Y de esto andamos liados este par de semanas por la patria querida. Mañana en la Uni y en un par de domingos en el Gobierno del Principado. Ojalá lo tuviera yo todo tan claro como quién votar en ambos comicios.
Y es que, como decía tu Gabriel de CÓMO EL AMOR NO TRANSFORMÓ EL MUNDO, “vivo para saber qué pasa después”. Y yo también. Para eso vivo, para saber qué pasa después. Y queda media vida pendiente de vivir y una historia pendiente de escribir. Y yo, Ignacio del Valle, no la voy a escribir. Por la sencilla razón de que MI ARTE no es la literatura. Y encima me pagan por financiera, y sueldo para toda la vida en los tiempos que corren…fíjate tú qué cosas tan raras pasan en mi vida. Bueno, lo importante es que pase algo….

Rodericus dijo...

A Platonov hay que reconocerle el valor de enfrentarse al sistema cuando se dio cuenta de que se habían pervertido los valores de la revolución por la que peleó. Y el carácter sanguinario del estalinismo le da mas luz a su rebeldía crítica. Creo que debía tener algún valedor en la cercanía de Stalin, porque otros, por mucho menos dieron con sus huesos en el gulag. En cambio, a él solo le silenciaron.

La peripecia del pueblo ruso, a través del siglo XX, inspira misericordia. Y en nuestros dias, la fiesta continua con el Sr. Putin y su "baile de las sillas" ( ahora presidente,ahora primer ministro, ahora presidente otra vez ).

Lo dicho, hay pueblos que parecen arrastrar una maldición bíblica eterna.

Saludos.

YO : veo que sigues en plena forma, saludos para ti también.

YO dijo...

RODERICUS: Si yo siempre estoy y encantada de charlar contigo. Lo que pasa el jefe de aquí, decide cuando estoy....Es natural. Es su blog, ya me entiendes. Es que las chicas malas a veces....

Por cierto, el que me importa hoy es mi GRAN JEFE. A ver si ganamos.
JAU.

¿Qué tal por Cataluña, Rodericus? Os están recortando hasta la camisa. Para mí que van a poner una tasa por respirar cualquier día...Aaaaaaaaay si no hubierais gastado tanto en embajadas catalanas por el mundo.

Rodericus dijo...

Yo : No me extraña que el "jefe", como dices tú, de vez en cuando ejerza de censor y no te publique algún comentario. Si es que de de vez en cuando le "disparas" con munición de calibre grueso. Hay cosas que solo se pueden decir en privado.

Sobre los recortes, bueno, los catalanes ya estamos acostumbrados desde la desaparición de la Corona de Aragón como tal. Desde hace doscientos años, la culpa de cualquier desastre en este país, la tenemos los catalanes, que somos una colección de separatistas, ácratas y gentes de mal vivir.

Como dijo Espartero, hay que bombardear Barcelona de vez en cuando para mantenernos tranquilos.

Esta vez, no nos bombardean, pero nos tocan el bolsillo, que para el caso, es lo mismo.

Nada nuevo, ya te digo.

Saludos.

YO dijo...

RODERICUS: No hables mal de tu tierra. Es maravillosa.
Y Barcelona una ciudad precios. Tengo colegas en la Pompeu Fabra..Son gente muy buena en lo suyo.
Ciao.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Para YO: um, que yo recuerde en este blog he censurado lo mínimo. Lo que creo es que a veces confundes lo privado con lo público, como bien dice Rodericus, mezclas mi personaje impostado en la radio a base de exageración e ironía, con mi persona real -que tampoco creo que conozcas-. Y también pienso que las lecciones de moral que a veces intentas impartir, sobran. Aparte de este inciso, repito, no creo que se me pueda reprochar que tiro mucho de tijera.

Para RODERICUS: ¿cómo lleváis esa barbaridad del copago? Teniendo en cuenta que ya lo pagamos en los impuestos y que, según me viene a las mientes, también apoquinamos el 40% de las recetas... Asimismo recuerdo la obscena estampa de la señora Aguirre entregándole a una señora recién operada la factura de la intervención, como si ésta no llevase años cotizando.

Sinceramente, no creo que se me pueda tachar de izquierdistas, pero todo esto me supera. Creo que como liberal estoy entrando en una crisis existencial...

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Recomendadísima MARGIN CALL, con el tenebroso -por sincero- speech final de Jeremy Irons, defendiendo la inevitabilidad de los ciclos económicos -cuando estos no dejan de ser un construcción humana y por tanto susceptibles de ser sometidos a control- además de la inherencia de las castas inamovibles y las purgas en el populacho -formo parte de él-.

Aquí entra la teoría de un amigo mío: el cruzamiento de la gallina. Dice literalmente: están estrangulando tanto a la gallina que no falta mucho para que se le hinchen los huevos, coja una recortada y nos explique con todo lujo de detalles quiénes son los jacobinos.

Amén.

Rodericus dijo...

Muy bueno tu ultimo comentario, Ignacio.

Pues lo del co-pago, lo llevamos fatal, pero lo vemos como algo irremediable. Hemos tenido unos últimos años de gestión autonómica bastante caótica y delirante en cuanto a gasto. Como ejemplo, te pongo una planta potabilizadora de agua salada, construida a toda prisa hace unos cuatro años, durante la última sequía. Aún está por acabar de pagar, y no ha servido absolutamente para nada. Y el mantenimiento, cuesta una fortuna.

Construyen un aeropuerto en Lérida, que apenas registra tráfico, y que ha tenido que suspender los vuelos regulares por falta de usuarios.

Cuando Lérida, tiene un buen enlace con Barcelona y Madrid a través del ferrocarril de alta velocidad. El trayecto en FFCC hasta allí, dura una hora escasa, cuando a través de un vuelo, el ciclo facturación-vuelo-recogida puede durar algo más, y es bastante mas engorroso.

Tenemos la madre de todas las lineas de metro, la linea L-9/L-10 a medio construir por falta de dinero. Para que te hagas una idea, seria la equivalente a la perimetral que rodea Londres. Pues bien, el sobrecoste ronda el 300% sobre lo calculado cuando se hizo el proyecto. La razón del disparatado sobrecoste, no se ha hecho pública, pero todo huele a mala gestión de la unión temporal de empresas que la construye. Lo peor, es que debía cubrir el déficit de transporte publico que tienen áreas como la Zona Franca, el área industrial de Barcelona, y municipios como el Prat del Llobregat. No hay fecha de cuando se reanudará la obra, y tenemos media ciudad agujereada. El ayuntamiento, ha tenido que hacer una actuación de emergencia para tapar los pozos de la obra, que entorpecían la circulación y la vida cotidiana de los vecinos cercanos. Tenemos tres tuneladoras magnificas y que han costado un Potosí, durmiendo el sueños de los justos a cincuenta metros de profundidad.

Estos son los casos mas sonados, pero hay una infinidad de pequeños asuntos, y de corruptelas que abarcan todo el espectro político catalán, que han provocado no ya escándalo, sino una desmoralización general entre la gente de aquí, que está viendo todo esto como una plaga bíblica contra la que no se puede hacer nada.

A mi, particularmente lo que me indigna es que no se haya enviado todavía a nadie a la cárcel por corrupto, o sencillamente por incompetente.

Para mas "INRI", hace un par de días que el consejo de ministros ha indultado a dos "chorizos" convictos y confesos de Unió, ya juzgados y condenados.

Y si digo todo esto en voz alta,y lo que pienso, aún me tachan de bolchevique.

Por otro lado, como una buena parte de estos despropósitos los hemos heredado de la época del tripartito, los teóricos progresistas de izquierdas, sean independentistas, o no, están bastante "calladitos". Esperando que escampe el "temporal".

Hay bastante resignación fatalista por aquí. Nadie mueve un dedo para protestar.

En otro asunto, ya hace ocho o diez años que aquí se reparten las facturas "virtuales" de las intervenciones sanitarias entre los usuarios. Esperanza Aguirre no inventó nada, solo copió lo que ya se hacia por aquí. Pero si lo que se buscaba es que los usuarios no abusasen de la asistencia médica, el resultado no ha sido el perseguido. Cada vez que hay una epidemia de gripe, se saturan los servicios de urgencia de los hospitales.

Me pasa lo que a Woody Allen, cada vez que escucho a Wagner, me dan ganas de asaltar el "Parlament" y la Diputación Provinciál.

Creo que Arturo Andrade tenia ante sí un mejor porvenir en Krasny Bor, que nosotros por aquí, al menos, el sabia de la dirección por donde vendrían los sovieticos. ( Por cierto, impresionantes los T-35 que se usaron en la filmación de "Silencio en la Nieve", supongo que los de producción los habrán sacado de algún museo )

Saludos.


YO : Lo de antes, quería ser una fina ironía mía. Saludos para ti también.

YOI dijo...

Para IGNACIO DEL VALLE:

Yo no he dado lecciones de moral a nadie. Eso sí, me defiendo cuando me las tratan de impartir a mí, sea o no, a través de las ondas. En cualquier caso, yo no juzgo a nadie, ni creo que nadie deba hacerlo conmigo. Salvo que cometa una ilegalidad y me tenga que juzgar un juez. Pero no he cometido delito alguno.
Efectivamente, no te conozco. Y si tú decides que te pones caretas para todo, y lo que se ve de ti en los medios no eres tú, perfecto. Estás en tu derecho. Yo no te he juzgado; no lo hagas tú tampoco conmigo.
Mira Ignacio, en este blog, una vez me agradeciste el tiempo que me tomaba. Podría poner una fecha a un antes y un después en este blog, que como decía Alfonso Guerra, “no lo conoce ni la madre lo parió”.
Sabes sobradamente que no me importa verlo publicado; que por alguna extraña razón me gusta tu manera de pensar. Pero si en el futuro, salvo razón importante en base al filtro establecido, la tijera sigue actuando como los censores en tiempos del Caudillo, pues me iré del blog. Pero no porque me importe verlo, Ignacio, sino porque me lo tomaré como una falta de respeto al tiempo que me tomo y el que tengo es escaso. Y te aseguro que faltas de respeto sólo se las he perdonado a un hombre en toda mi vida. Al resto, no le voy a pasar ni una. Ya he aprendido.
¿Confundo lo público con lo privado?. Es la única vía que me has dejado. Es lo único que hay. El MARFIL.
Respecto a otras cosas, todo me quedó claro. Ahora bien, si quieres que me vaya del MARFIL, sólo me lo vas a tener que decir una vez. Desde luego, tengo muchos fallos, pero no soy dura de oído. Y me iré. Pero no por un rato, como la otra vez. Por toda la eternidad, y no precisamente efímera, sino eterna.
Y espero que estas cosas no se repitan, porque así, para mí, el MARFIL no es divertido…
Y que no se repitan depende de mí y también de ti, Ignacio.

Begoña dijo...

Me apunto el título del libro, aunque me suena a libro complicado de leer y no entendible por todas las cabezas; que haberlos hailos.

"Para YO, te apunto el último párrafo que el autor escribía en esta entrada:
Porque Platónov sabe que el poder de los hombres no se halla en su igualdad, sino en que, afortunadamente, somos todos diferentes".

Decir que yo nunca encontré censura por aquí, diría más, a veces me sorprendí de que diera paso a muchos de mis comentarios; y de los tuyos también. A veces sin darnos cuenta decimos cosas que tal vez no debiéramos decir.
Sobre las elecciones del 24 en asturias estoy como tú. Quisiera votar a la mejor opción entre las peores, y no la encuentro. No veo ni el rastro de su sombra.
Saludos

IGNACIO DEL VALLE dijo...

YO: bien, como tu ultimo comentario carece tanto de sentido comun como de justicia, por mi te puedes ir. Espero que seas feliz

Un saludo.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Para Rodericus: cuando los politicos vuelvan a leer historia y quieran tener algún lugar en ella, en vez de pensar como exprimir el tiempo publico que les toca, a lo mejor tenemos alguna posibilidad.

Buen finde.

Rodericus dijo...

Ignacio, el problema de fondo con los políticos, es que son una pandilla de iletrados. Gobiernan con un horizonte de cuatro años por delante, y solo toman decisiones en función de su interés, de su soberbia, y de las encuestas de intención de voto.

Creo que la mayoría, "catearon" la asignatura de historia contemporánea, visto que no hacemos otra cosa que repetir lo mismos errores cada veinte o treinta años.

El bienestar de una comunidad, exige tomar decisiones cuyas consecuencias o frutos, solo se pueden ver con un recorrido mas largo que los cuatro años que he citado.

Los que son capaces de actuar así, sabiendo que el fruto de su trabajo lo cosecharan otros, o la siguiente generación, son auténticos estadistas, una raza que creo extinguida.

Aquí por desgracia, tenemos políticos demasiado profesionalizados. Gente que entró en el respectivo partido militando en la sección juvenil, y que ha ido ascendiendo en el mismo, sin ningún contacto con la realidad exterior, y dejando que su entorno les "filtre" la percepción que tienen del mundo y de la vida. Lo mejor que podrían hacer, es vestirse con ropa discreta y unas buenas gafas de sol, y darse un paseo sin escolta y sin asesores por la ciudad, por sus mercados, y por los bares de los barrios. Así conocerían la realidad de primera mano, y los problemas que nos preocupan a todos. Quizás de esta manera, podrían tomar decisiones ajustadas a la realidad.

Y es que el caviar, y el "Moet Chandon", en exceso, nublan la razón.

YO : No nos abandones. ¿ Que haríamos sin ti provocando polémicas y agitando en blog ?. Esto se parecería a un tranquilo estanque lleno de cisnes blancos. Y a mi, me gustan la aguas agitadas, y creo que a Ignacio, en el fondo también le gusta ( aunque no lo confiese ).

Feliz fin de semana, amigos mios.

Begoña dijo...

Verbo corregir:
Evidentemente quería decir que en las elecciones del 24 en Asturias, intento escoger la mejor, y no la encuentro. Las peores las veo por todas partes de lo decepcionada que estoy de la política de un tiempo acá.

Lo bueno del verbo corregir es que uno sigue vivo para poder hacerlo :S

Begoña dijo...

Para YO, y sin ánimo de ofender:

http://www.youtube.com/watch?v=E_8B1Kv0PDE

En este enlace se muestra el encuentro entre Pitágoras y el cansino histórico.
Pitágoras representa la inteligencia, capaz de lograr un bien para sí mismo y para la sociedad en la que vive. Eso sin tener en cuenta que es un bien para la posteridad. El triunfo del hombre sobre sí mismo.
El cansino histórico representa a un hombre tan ignorante que es incapaz de lograr incluso el bien para sí mismo; y que por lo tanto no será capaz ni por asomo de lograr el bien para los demás.
Y algo queda en el trasfondo de este vídeo es algo vital, la actitud de uno y de otro.

La actitud en la vida es un puente entre el yo y los otros. La actitud de Pitágoras está por encima de toda provocación: no tiene nada que demostrarle al mundo, puesto que está en perfecta sintonía con el y dispuesto a regalarle lo mejor de sí mismo. Que en su caso es mucho.
La del cansino histórico es la actitud de alguien cerrado que no está dispuesto a convivir con sus semejantes, sino a disparar contra ellos a la menor oportunidad.

Sería una pena que en este blog tú adoptaras la misma actitud que el cansino histórico. Es siempre una pena que la inteligencia sirva para restar. La inteligencia sumada: suma. Empieza a sumar.
Y suerte en lo que decidas ;)

YO dijo...

IGNACIO DEL VALLE:
¿Ausencia de sentido común?
¿Injusta?.
De verdad, creo que el ego literario os hace perder la objetividad.
Mira Ignacio, a mí en la vida me gusta lo que me ayuda a vivir. Y mi vida ya tiene suficientes complicaciones para que el MARFIL DE LA TORRE sea una más. Lo mismo te digo. Que seas feliz. O al menos, que lo intentes; no está fácil la cosa.
Hay películas que por aquí en Asturias pasan sin pena ni gloria; apenas un par de semanas. Pero otras son tan resistentes en la cartelera que no queda más remedio que ir a verlas, sobre todo si ganan el gran premio de Hollywood. Este finde he visto “The Artist” y en su mermado guión, tratándose de un peli muda, había un par de frases dedicadas al complejo tema de la felicidad. Cuando la esposa mayor y rica del protagonista, tan sobrado de ego como muchos otros artistas, le dice: “No soy feliz”, él le contesta: “Como la mayoría de nosotros”. Pues sí. Es verdad. Tal vez haya unos pocos que les toque la lotería de la felicidad o de encontrar el truco de la misma. Como te dije, me compré un calendario con 365 frases sobre la felicidad. Y curiosamente la de hoy, lunes 19 de marzo - ¡¡uy tengo llamar a Pepe, mi papi!!- es de Gary Cooper. Que no es un gran pensador; algunos lo tachaban de tonto. Era muy parco y fue mi primer amor platónico. Y nos deja una frase original: “Un hombre feliz es aquel que durante el día, por su trabajo, y a la noche, por su cansancio, no tiene tiempo de pensar en sus cosas”.
Pues aplicado en femenino, voy camino de ello. Tengo tanto que hacer y estoy tan cansada al llegar a la cama, que no tengo tiempo de pensar en mis cosas… Mejor. Cuanto menos tiempo tenga para pensar – que no sea de economía- mucho mejor para mí.

YO dijo...

RODERICUS: El alma máter del periódico de cabecera de Ignacio del Valle, el que señala más destacado en su blog, el señor que representa el eje de pensamiento de ese periódico decano de la prensa asturiana, me dijo que eran muy pocas las personas con capacidad de generar polémica; y me invitó a que siguiera dando mi opinión. Decidí dejar de hacerlo porque nunca fue esa mi intención, quiero decir generar polémica. Tal vez le convenga a la prensa, porque vende más periódicos, o al blog de Ignacio, porque hay más río revuelto y ganancia de pescadores o de pescador…Ni idea Rodericus. Yo sólo quise dar mi opinión respecto a algunas cosas que eran importantes para mí.
Nunca he buscado generar polémica, Rodericus. Simplemente veo las cosas desde mi prisma y a mucha gente le toca las narices. No sé por qué. De hecho alguna persona, con derechos históricos sobre mí en este blog, es que le repatea, es que sufre verdaderamente. Me tiene auténtica tirria.
No Rodericus. Tengo mi visión del mundo, y en lo que estoy de acuerdo, lo digo y amén, y si pienso otra cosa también. Lo bueno para el MARFIL es que va a seguir contando contigo supongo. Eso espero. De hecho Ignacio te calificó como una persona con sentido común – todo lo contrario que acaba de hacer conmigo- y añadió tu blog “La vergüenza familiar” a su listado de favoritos. Me alegro.
Estupendo que te gusten las aguas agitadas porque en tu tierra está todo muy movido ahora, así que te imagino que estarás como un pez en el agua “revuelta”.
En cuanto a lo que le gusta a Ignacio del Valle, no tengo ni puñetera idea. Tampoco me preocupa de veras. Tengo suficientes preocupaciones. A mí, lo que me trajo a su blog, hace ya mucho, era su pensamiento que, si no es impostado TAMBIÉN,- ya tengo mis dudas- me atrae y coincido con él en muchas cosas; algo que para mí no ha sido fácil de encontrar a lo largo de la vida.
Yo no me preocupo de lo que le gusta a los demás, sino de lo que me gusta a mí. Pero dos ovetenses geminianos, egocéntricos hasta la médula, fuertes, profesionales de la resistencia y a la sazón, artistas, cada uno en su campo, difícilmente se soportan, ni siquiera en un blog…
Tú quédate en este blog Rodericus. Este blog es bueno. Ahora mejor.
Be happy!.

YO dijo...

Mira Begoña,
No ofende quién quiere sino quién puede.
Creo que eres ama de casa y tendrás mucho tiempo para todas esas cosas filosóficas. Tengo demasiado que hacer y no voy ver ese enlace filosófico que me propones. La filososía no es mi campo.
Yo no tiro contra nadie; yo doy mi opinión. Si eso va a resultar polémico o no, es algo que yo no puedo controlar, pero preferiría que no fuera así.
En cualquier caso, yo no te digo a tí lo que tienes que hacer o cómo comentar. Así que - sin vela en este entierro- no me digas lo que tengo hacer. ¿De acuerdo?. Si tengo que sumar o restar o bla, bla, bla...
Soy mayorcita, y sin ánimo de ofender, mi inteligencia ya ha sido probada muchas veces. No resta una opinión sólo por estar en desacuerdo.
Ciao Begoña.

PD: Y dado que tanto te preocupa, no tenía la más mínima intención de irme del blog. Era un cabreo "impostado" aunque de todo se aprende. No me puedo enfandar con Ignacio del Valle.

Begoña dijo...

No creí necesario que vieras el vídeo. Ni pretendía decirte lo que tienes que hacer o no. No estoy para dar lecciones a nadie, solo intento cambiar impresiones con otra gente.
Y que ser ama de casa se haga lo más ameno posible. Poder distribuir mi tiempo me lleva a elegir, y trato de escuchar, leer y oír, en los medios que elijo a gente inteligente.
Me alegro de que sigas por aquí.
Feliz día

Begoña dijo...

Y en cuanto a lo de ofender, es muy sencillo ofender a la gente sin darse cuenta, eso me lo enseñó una mujer cuando era madre de un niño de unos ocho meses.
Estábamos felices en una verbena, yo estrenaba una chaqueta que me había hecho, y que me encantaba. Acababa de comprar para mi hijo un bote de esos de hacer pompas de jabón, e intentaba hacerlo soplar pompas que se le reventaban.
Entonces comencé a soplar pompas de jabón y en vista de que él no podía hacerlo. Todo el mundo se borró de repente, para mí solo éramos él y yo jugando a un juego que nos fascinaba a los dos. Estaba tan maravillada de verlo mirar aquellas pompas enormes y romperlas con sus dedos, que no reparé en una mujer de unos cincuenta y tantos que estaba sentada a una mesa, a la que por lo visto iban a parar nuestras pompas, y cenaban costillas. Lo supe después, porque por el momento sin mediar palabra me tiró por la cabeza el cubalibre que estaba bebiendo y me mojó entera llamándome de todo. Yo me disculpé al momento puesto que es algo que de haberlo sabido ni se me ocurriría. Ella estaba borracha según dijo su marido que se disculpó por ella, fue un momento penoso porque se estaba poniendo en duda mi intención, que no era otra que descubrir cosas nuevas junto a un bebé de meses. Pero por supuesto que no me creyó.
Hay un matrimonio amigo nuestro que me lo recuerda cada vez que nos vemos. Hace 22 años de eso y mi amiga se quedó con la rabia de todo lo que aquella mujer soltó por la boca en ese momento. Pero yo me quedo con la lección: puedes no darte cuenta y ofender a alguien en lo más hondo. Siempre depende de la persona, y lo que piense de tu intención.

(Siento el rollo que quizá ni viene a cuento. Tan frecuente en mí)

IGNACIO DEL VALLE dijo...

En este blog ya no se admitirán mas comentarios de YO.

Juan Carlos dijo...

Bendita tu Santa Paciencia, Ignacio.
Un servidor no creo que hubiera tenido tanto aguante. Sinceramente, no creo que hubiese sido tan tolerante ante el rumbo de ciertos comentarios y alusiones burlescas y desequilibradas que dejan un amargo sabor de boca.