Bueno y poderoso

| jueves, 11 de febrero de 2010 | 11:45


El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, parece un hombre honrado. Y si no lo fuera o fuese, al menos parece sensato. Tal y como está el patio, es suficiente. En España somos ricos en doblones de ignorancia gracias al modelo educativo para lunáticos que hemos sufrido durante generaciones, concebido para formar un país de mediocres e incapaces y entronizar la estupidez. Embebidos en el narcisismo de la ignorancia, creíamos que el efecto reemplazaba al concepto, en las escuelas se eludían las inútiles precisiones, no había cronología ni historia, se jibarizaba el esfuerzo, el valor del trabajo. Hasta que de repente nos cayó encima una ducha escocesa de realidad. Parece que Gabilondo desea frenar el deterioro, encarrilar otro modelo educativo que no fagocite nuestros cerebros, sino que los alimente. Comparto lo de elevar la inversión en educación y aumentar las becas y ayudas al estudio universitario todo lo que se pueda. Defiendo que se debe garantizar el español como primera lengua en las autonomías bilingües, así como una enseñanza obligatoria del inglés -y eso para empezar-. Hay que edificar templos de humanidades en medio de los territorios abstractos de las ciencias. Es obligado dar prestigio a la profesión de maestro, reconocimiento de la autoridad pública del docente.


Reestructar la ESO y la Formación Profesional. Vertebrar un programa común para todos los cuerpos docentes de la nación. Facilitar la movilidad estudiantil fuera de sus países, con un juicioso control del rendimiento para que Erasmus no sea un sinónimo de holganza -a cargo del contribuyente-. No olvidemos tampoco el papel que tiene la televisión a la hora de proponer modelos: se debe exigir una reelaboración de cierta televisión que no ofrezca como ideal una banalidad y una vacuidad que difícilmente casa con la educación que queremos dar. Y que no me vengan con que es una consecuencia de la cultura de masas porque no es de recibo: en otros países ya había cultura de masas pero un sistema educativo adecuado evitó la deriva que se ha producido en nuestro país. Y no hay espacio en este artículo para seguir enumerando una combinación no adventicia de medidas. Todas apuntan a una educación buena y poderosa, para hacer ciudadanos buenos y poderosos, que representen a un país bueno y poderoso. Estos son los bueyes que deben arar el terreno. Ahora a ver, señor Gabilondo, los que le dejan enyugar.

25 comentarios:

Begoña dijo...

Toda la vida de Dios hubo alumnos vagos, o burros, o faltos de interés que volvían a casa con malas notas. Niños del mañana en busca de una profesión a imitar, y no la del erúdito. Y los va a seguir habiendo.
Y padres que se jubilen a los 67 cuyos hijos no trabajarán hasta los 25 de seguir todo así, y mientras tanto la Eso obligatoria hasta los 18, aunque los ceros se sumen de dos en dos.
Yo apostaría por una formación profesional que avale el trabajo de quienes tengan claro que no irán a la universidad. Para quienes tengan clara cual será su profesión.
Y por unos profesores con más autoridad, tanta como la que antes tenían, un profesor a quien un alumno no pueda insultar y quedarse tan ancho.

Begoña dijo...

...Y por supuesto todo tipo de Becas a quienes decidan seguir estudiando. Que ello no suponga una dificultad, si no en todo caso un premio a su esfuerzo por la continua superación.

Ilsa dijo...

LA EDUCACIÓN EMPIEZA EN LA INFANCIA:Los niños y los adolescentes tomarán el actual relevo de las generaciones adultas el día de mañana.La educacion es el aprender jugando en la infancia, por ahí empieza todo.Vivimos en un mundo en el que la angustia se enfrenta con la esperanza.Debemos valorar los aspectos éticos y culturales de la aducación, para ello lo más importante, es tratar a los niños como lo que son, e intentar hacer que disfruten de esa etepa de la vida, que ninguno de nosotros deberíamos de perder nunca. En la educación de hoy no hay respeto, se grita, todo se macaniza.
Creo que la educación,tanto formal como informal, debería ser un proyecto comunitario, por ello apoyar iniciativas como la de Gabilondo, que muestran cordura en los tiempos que corren, me parece estupendo.

Tineo dijo...

Buenos días:

Lo que diga o deje de decir Gabilondo no deja de ser un brindis al sol.
Preside un Ministerio sin ningún contenido, toda la operativa de la educación hasta el bachillerato está en manos de las CCAA, incluso el currículum (las CCAA pueden reservarse hasta un 40% de las horas lectivas para propio uso), lo del castellano como lengua vehicular, pues no se respeta ni las sentencias del Supremo, pues ya me dirán.
Respecto a los profesores, sin distrito único, cada CCAA y los sindicatos hacen lo que les parece.
La universidad pues autónoma (por definición) unos con plan Bolonia, otros que no, otros que para cuando nos pete, otros que piden certificado de idioma, la endogamia y el nepotismo están incrustados en el tuétano de las cátedras.
Eso si, ninguna universidad española entre las 100 mejores del mundo, la primera allá por el 240. Pero en cambio de presupuesto, mejor, estamos entre las primeras.
A los padres se les ningunea, la tv emite programas donde colegialas de 16 años se embarazan en masa como una cosa normal, …………….
Vamos que puede prometer, sabiendo que nunca, nunca va a conseguir nada, pero eso ya lo sabe, por eso lo dice.

Dar dijo...

Por una parte, no creo que se haya producido una deriva en la enseñanza, sino que la democratización de la educación no ha sido acompañada por suficiente gasto público. Eso es lo que indican los datos estadísticos de PISA e internos. No parece haber un empeoramiento en los resultaos a nivel global, la falsa imagen de la excelencia pasada se debe a que antes el acceso a la educación en España era hasta hace poco muy restringido. España estuvo históricamente en una posición muy atrasada en el tema de la educación y en la alfabetización, debido a que todavía en los años 1930 hubo fuerzas políticas que se oponían a la educación obligatoria y a la alfabetización plena (medidas que en el Imperio austríaco se introdujeron en la segunda mitad del siglo XVIII).
En lo que sí estoy de acuerdo es que hay que fomentar la meritocracia y el esfuerzo dentro del sistema económicamente igualitario (es decir, público y gratuito, como en la gran mayoría de los países de la UE).
Añadiría que habría que aumentar la enseñanza de las ciencias, poniendo clases de física y de química a partir de los 10 años de edad, en vez del "cono" (conocimiento el medio) ese.
Y estoy muy de acuerdo con Ilsa en cuanto al papel de los padres y de la comuniad en general. Me parece tremendo cuando los niños no saludan ni saben dar las gracias y a los padres les importa un pimiento. Con este material, los docentes pueden hacer poco...

Juan Carlos dijo...

Permitidme dejar este artículo que es bastante claro:

Los buenos propósitos de la Educación en España para 2010
España no ha hecho los deberes.

El año en que nuestro país asume la presidencia europea, los resultados en educación no pueden ser más desalentadores. Seguimos a la cola en comprensión lectora de nuestros alumnos, la tasa de abandono escolar está cada vez en índices más altos, tenemos un espacio europeo a medio implantar y, en general, un sistema educativo que no convence ni a profesores, ni alumnos, ni a políticos. España tiene que hacer la lista de buenos propósitos en Educación para 2010, y sobre todo, cumplirlos.

http://www.aprendemas.com/Reportajes/P1.asp?Reportaje=1686

Dar dijo...

Aquí vienen algunos datos para apoyar mis argumentos, ya que uno de los signos de la mentalidad científica consiste precisamente en apoyar las ideas y las percepciones en datos ;-)
Si no, el debate sería como el de la delincuencia, totalmente viciado por los medios que meten miedo a la gente: mientras la delincuencia no para de bajar en las últimas décadas, la percepción de la inseguridad no para de crecer.
Desgraciadamente no encuentro un análisis buenísimo sobre el tema de la educación que leí hace unos años.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/agujero/educativo/profundo/elpepusoc/20090909elpepisoc_1/Tes

rodericus2009 dijo...

Por lo que puedo ver a mí alrededor en familiares y amigos, la enseñanza ha tocado fondo, no se puede empeorár más.
El fracaso escolár está por las nubes, los chicos llegan a la ESO, a la antesala de la Univeresidád con serios problemas de expresión orál y escrita, y así dificlmente tendremos un nivél óptimo de comprensión cognitiva.
Quizás el gesto del ministro Gabilondo pueda parecér un brindis al sól, pero para empezár a ponér orden hay que dár un primer paso.
Falta llegár a un pacto de estado para la educación fuera de ineterese partidistas, establecér un programa común por encima de los reinos de taifas autonomicos y garantizar que un alumno recibe la misma formación en Cádiz ó en Bilbao, y sobre todo, buscár la excelencia y la homologación con el resto de la Europa de primera categoria.

Anónimo dijo...

La educación en España es sencillamente penosa. No tiene ni pies ni cabeza todo lo que se está haciendo: contenidos en su mayoría absurdos para la formación de una persona, oportunidades sin fin para aquellos que nunca han querido abrir un libro, permisividad absoluta de las leyes para que un menor pueda decir o hacer casi de todo a un docente si que este tenga la más mínima ayuda por parte de la administración correspondiente, gasto público mediocre y sin sentido en EDUCACIÓN, políticos que SOLO Y ÚNICAMENTE quieren estadísticas para alardear y pavonearse o salir en los medios con noticias embelesadoras como dar un portátil a cada niño de diez años escolarizado o sea a todos, nulo reconocimiento de la labor (no confundir con trabajo) de un docente tanto por un amplio porcentaje de padres como de políticos.
¿Para qué dice cosas el señor ministro que sabe de antemano utopías?, ¿para distraer atenciones o dar falsas expectativas?
Aquí o se coge el toro por donde hay que cogerlo o seguiremos mandando a los labriegos educadores a arar sin bueyes ni azadas y con los pájaros a sus espaldas comiendo las semillas

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Tan fácil de ver, tan complicado de ejecutar. Lamentable que no sean capaces de hacer un pacto en condiciones, nos van a juzgar como país, España, no como asturianos o murcianos o catalanes. Lamentable, en serio. Se ha dejado demasiado poder a las autonomías, es hora de recoger sedal.

Begoña dijo...

Están saliendo sentencias a maestros verdaderamente deprimentes, por llamar a sus alumnos piojosos mimosos, o lechuguinos. A mí en los años en que fui a clase particular con una profesora de armas tomar me sucedió casi de todo por mi ineptitud para las matemáticas, llegaba a quitarse el zueco de madera y darme golpecitos con él en la cabeza. Me explicaba lo mismo montones de veces y se desesperaba, su consuelo era que mi amiga que iba tres cursos más atrás lo entendía a la primera. Hoy veo a esa maestra y me dice que mi problema era que yo era demasiado lista ¿? Yo creo que es justo el contrario. Pero ni me traumaticé ni dejé de entender que lo mío nunca sería estudiar, al menos no todas las materias.
Antes si no estudiabas te ponían a trabajar al terminar octavo, a algunos esa posibilidad nos devolvió la dignidad y el sentimiento de que éramos algo más que una nota de finales de trimestre.

Tineo dijo...

Recortar competencias a las CCAA? Santa Rita, …………….pero además, ¡si hay políticos que llevan decenios ganando elecciones (y viviendo muy, pero que muy bien) a costa de llevar esa bandera!!!.
No y mil veces no, por encima de sus cadáveres…… así que, como en la entrada en el infierno de Dante, "Oh vosotros que entráis, abandonad toda esperanza!"
Quieren Uds. ser considerados como mínimo retrógrados? Planteen esa posibilidad.
Acuerdos entre los partidos? Pero si la política en este país se cimenta en la clasificación de buenos y malos ¿Cómo va ha haber acuerdo entre los enemigos?
Hace dos días “alguien” dijo que era imposible llegar a ningún acuerdo por “diferencias ideológicas profundas”, la política trinchera, la política confrontación es la que da réditos. (Para más información rueda de prensa Palacio de la Moncloa cualquier viernes a eso de las 14:00).
Quien paga estas consecuencias? Los mas desfavorecidos, los menos instruidos, “los pobres”. Los que tienen posibilidad e interés escogen instituciones como Waldorf o Gredos San Diego, privadas sí pero asequibles, nada que ver con la uniformidad de la pública (conste que ninguno de mis hijos asiste a esas instituciones).
Dar, si la fuente científica de tu información pasa por “El País”, no me merece la pena intentar rebatirte ni un solo gramo de tu postura.
Y, si la carrera no va a comenzar opinar si tiene que ser de 400, 800 o 1500 mts con tacos o sin tacos, sólo nos lleva a la melancolía.

Dar dijo...

En algunos países, las escuelas que aplican sistema waldorf o montessori están integradas en la red pública, y la red pública ofrece asimismo escuelas especializadas en ciencias, deportes, idiomas etc., y no es nada uniforme. El hecho de que el que busque alternativa o especialidad (no me refiero a la religiosa, aunque también puee ser, sino a la pedagógica), tenga que salirse de la pública es, en mi opinión, uno de los grandes defectos reales del sistema español, ya que no todos tienen medios para hacerlo.
Según me ha informado una compañera, la escuela Montessori en Madrid no resulta precisamente asequible. Lo que es una pena, porque la peagogía Montessori es interesante y originalmente fue desarrollada para niños desfavorecidos.
Me resulta significativo que salvo tres países, toos los países de la UE tienen más de 90% de los alumnos en la pública.
Y Tineo, El País no era mi "fuente científica", si te fijas, el artículo menciona y da referencias de informes concretos. Para ahorrar el tiempo he puesto enlance al artículo entero. Pero no pierdas tiempo conmigo "rebatiendo mi postura en un solo gramo", como dices...De verad no tengo tiempo para buscarte estadísticas de la UE para demostrarte que España siempre ha estado "a la cola" en la educación y que no hay una deriva, sino un desarrollo demasiado lento (que hay que remediar, claro que sí). Ni siquiera he explicado cuál es mi postura en el tema de la educación, es mucho más compleja de lo que he dejado entrever aquí y tampoco creo que os interese estando aquí para leer las de Nacho, (cuidado con responder que sí os interesa la mía en este tema, os ponéis en peligro, jaja). Sólo cabe decir que es muy crítica, a favor de la meritocracia, ciencias exactas y naturales, y de la diversiad dentro del sistema público (cómo los mejores sistemas de la UE), pero si cualquier cosa que no sea decir que todo va a la mierda se considera estar a favor del régimen (porque ¿cuál se supone que es mi postura?), tampoco me voy a cansar
;-)

Por cierto, me gustaría preguntar a Nacho y a los comentaristas, a Tineo, rodericus, Ilsa, Begoña y a todos que se apunten, una cosa. No es una pregunta provocación, de verdad me interesa vuestra opinión. ¿En qué creéis CONCRETAMENTE que el actual sistema autonómico perjuduca la educación? Es una pregunta sincera, para analizar y comparar...No soy defensora del funcionamiento del actual sistema de CCAA, pero me interesa cuales son según vosotros concretamente los efectos perniciosos de este sistema para la educación. Por cierto, Alemania tiene un sistema federal, aún más "autónomo" que el español.
Un abrazo a todos, sobre todo a los "contrincantes". Me parece muy bien que haya debate, que si no esto sería un muro de lamentaciones, ¿no?

neville dijo...

Hablar de eucación es tocar uno de los pilares sino el PILAR de la sociedad, sin una buena educación no somos nada, las generaciones que actualmente estan en los I.E.S. (institutos de enseñanza secundaria) reciben una educación basada en leyes y normativas contradictorias, se ha pasado de la Ley del 70, a la LOGSE, pasando por la LOCE y disfrutando la actual LOE.
Hace falta un plan director común a todos y todas (sic) para el desarrollo educativo de los españoñes de a pie, pero para ello deberia haber un acuerdo inanmovible por parte de los partidos politicos que no sufriera los acosos "nacionalistas" y partidarios de ¿cuantas comunidades autonomas?
Es muy lamentable observar que los actuales alumnos adolescentes carecen de conocimientos básicos sobre la historia común de este pais, de su geografia, de su literatura y de una base cientifica mínima (exceptuando el manejo ansioso de cualquier aparato electronico).

Salus in periculis

Tineo dijo...

Para formar mi opinión acerca de cómo está la escuela en España (aparte de mi experiencia personal) uno de los estudios que mas me ha convencido (por la proximidad al campo de trabajo) es este:

Colección estudios sociales
Cuaderno n 5

La familia española ante
la educación de sus hijos

Fundación La Caixa

Se puede bajar de la red, es un poco antiguo 2001, pero en cambio muy actual.

Otro sí: ya me gustaría que tuviéramos un sistema como el de Corea del Sur.

Begoña dijo...

Lo que peor veo de este panorama educativo es la cantidad de años que un mal alumno pierde enzarzado en exámenes que sólo pueden demostrar que no tiene ni idea de los temas que se tratan. A veces por puro desinterés, para el que ni los padres ni las escuelas particulares tienen soluciones.
No se nos olvide que en este momento hay alumnos cuatripitiendo curso. Y de esos se sabe que tendrán que trabajar porque para estudiar o no sirven, o no quieren servir. Algunos son hijos de autónomos que podrían ponerlos a trabajar en sus propias empresas de haber otras leyes. Y sería preferible a ver que terminan pasando de todo y buscándose compañías de juzgado de guardia. Creo que habría que cortar esos huecos por los que se cuelan, dado que nunca serán unos Einstein. Y en este mundo se necesitan albañiles, electricistas, mecánicos, y etc. etc. Hay que ser ante todo realistas y encajar a cada quien dentro de sus posibilidades.
No creo que mis opiniones te sirvan de nada Dar, pero no quise desoír tu petición.

Dar dijo...

Por cierto, sólo un pequeño detalle ad ranking académico de universidades, si utilizamos el más conocido, el de Shanghai Jiao Tong University, la Universidad de Barcelona sí está entre las primeras 200.

Ilsa dijo...

Yo no creo que el sistema autonómico perjudique,si es un sistema que se lleva en común con el resto de las comunidades, y todas ellas aportan sus conocimientos sobre el tema . Pero la mayoría de las sociedades viven mirándose el ombligo y prima el egoismo.¡Así nos va!.Tiene que haber una equidad común, y después que cada comunidad autónoma aporte su cultura, sus raices,su lengua...a la educación.Pienso que gobernantes, maestros y autoridades competentes deberían poner en común sus ideas y promover un golpe de timón.Quizás tengamos una miopía imperante que no nos deje ver más allá.

Un saludo a todos.

Dar dijo...

www.rafaelrobles.com

Fantástico blog de un profesor de instituto con experiencia docente en varios países del mundo.

rodericus2009 dijo...

Dar, como ejemplo de las distorsiones autonomicas, te pongo el ejemplo de la lengua vehiculár.
Aquí, en Catalunya, el porcentaje de catalanoparlantes es relativamente bajo, estaremos en un 30% de la población. Sí a algunos deficits intinsecos de atención y de capacidad de cada alumno le sumamos una lengua en la que no se expresa adecuadamente ya tenemos un fracaso asegurado. Aquí, el Catalán y el Castellano tendrian que sér asignaturas independientes.
Yo tengo el privilegio de sér bilingüe desde la cuna, pero vivo en una zona de población inmigrada, donde los chicos de veinte años, a pesár de haber pasado todo el ciclo educativo en Catalán, apenas saben expresarse en él, e incluso hablan el Castellano con deje andalúz, a pesár de no haber estado nunca en Andalucia. Por no hablár de toda la masa inmigrante actuál que procede de Sudamerica ó de Marruecos.
Y en el capitulo de humanidades, la enseñanza de la historia parece un chiste siniestro.

Anónimo dijo...

Me he topado por pura casualidad con este blog y estos comentarios, aunque muy tarde he llegado al debate, solo quiero decir que todos tienen mucho de razón en sus afirmaciones y proposiciones, pero sigo sin ver ni oir 3 cosas que siempre faltan mencionar y profundizar en estos temas: Familia, Valores y Deberes.

Mientras se siga perdiendo (si aún queda) el concepto fundamental hecho en la práctica, de lo que es y no debe dejar de ser la familia, se tiene que entender y jamas renunciar a la PRIMERA responsabilidad que se tiene sobre la educación, antes de llegar a las aulas e incluso antes de llegar a las mismisima guardería. Si el núcleo familiar está enfermo, desmotivado, desunido, agotado, con problemas de comunicación y desautorizado por si mismos... qué modelo educativo estamos sembrando en los primeros años de infancia de nuestros hijos, que son los más importantes en el desarrollo humano para -precisamente- desarrollar y moldear la PERSONALIDAD del ser, es decir: LA INTELIGENCIA EMOTIVA Y EDUCATIVA.

Consecuencia de la acción e influencia familiar se van formando los VALORES en el transcurso del crecimiento y desarrollo del niño, que será, el sello distintivo de su personalidad.

Y continuando el proceso, tenemos que gracias a estos valores, se logra sembrar en la personalidad del niño el concepto del DEBER y por ende el de los DEBERES.

Muy al contrario de las políticas(familiar y de los propios políticos de hoy)sólo se habla y se hace apología de los Derechos, pero nada se habla de los deberes. Marcados por un sistema claramente destinado al consumismo, se hace un lavado de cerebro a todos (empezando por nosotros mismos como Padres) de la creencia que el bienestar es sinónimo del tener más y más (y lo quiero ya!), con hábitos sociales no precisamente sanos y finalmente hablando con nuestros vecinos de cómo deberían las autoridades, los bancos y las constructoras resolver nuestras vidas... cuándo en realidad, somos nosotros mismos los responsables en origen de todo lo que sucede a nuestro alrededor desde nuestras vidas.

Amigos, es una reflexión, aunque parezca que me haya salido del tema, en realidad mucha tinta y teclado se ha gastado debatiendo sobre las falencias del sistema educativo, pero nunca -o casi- empezamos los temas debatiendo sobre el modelo que estamos dando y dejando dar a nuestros hijos.

En los debates parecemos muy centrados y responsables, pero en la vida diaria, no somos realmente iguales y no es común la autocrítica constructiva, que no es lo mismo que la autocrítica destructiva, es decir, aquella que se ha hace CUANDO YA ALGO SALIO MAL Y LA LECHE HACE HORAS ESTABA DERRAMADA.

Familia-Valores-Deberes : sin este proceso lógico, no conseguiremos producir hombres y mujeres del mañana responsables, educados, inteligentes, emocionales, seguros de sí mismos, capaces de decir no y decir sí cuándo se debe, capaces de automotivarse para alcanzar metas y objetivos, sin miedo al fracaso... en lugar de estar sentados esperando que venga el Estado para recibir y exigir todas las facilidades para resolvernos la vida con mal llamados beneficios sociales, que son producto del populismo y no de políticas sostenidas basadas en la realidad y el merecimiento gracias a la responsabilidad, el trabajo y la competencia.

Se ha confundido el deber con el derecho, se han borrado del horizonte los objetivos claros y realistas, para dar paso a las promesas improbables, a la aceptación social sacrificando el amor y la salud propias, así como el respeto a los demás.

No se quita la culpa o responsabilidad de lo que sucede a nuestros chicos, por parte de las autoridades y los recursos (que no faltan, el problema es que son mal empleados), así como de la liberalidad y el relativismo social que se vive en estos tiempos... es verdad, todo tiene que ver. Pero como todas las cosas, tienen un principio, un origen, y ese es: El seno familiar. Nosotros mismos.

Lo demás, es consecuencia.

¿Siempre las culpables están fuera?


Empecemos dando el primer ejemplo, y que sea bueno.

Un saludo.

Begoña dijo...

El comentario de Anónimo me parece muy sensato familia-valores-deberes. Creo que da la receta de todo lo que se necesita. Apunta la cantidad de materias que engrosan la lista de contenidos y que al final sólo restan efectividad a las verdaderamente imprescindibles. Porque los alumnos terminan frustrados y aburridos.
También Tineo apunta algo deprimente: esa serie vomitiva en la que unas alumnas se embarazan. Denigrante. Esa y todas las que se hacen para el público adolescente desde las que se acentúa que al instituto no se va para aprender, se va para ir supermona y enredarte en miles de chanchullos que te demuestren lo súper que eres, con chico cabeza hueca a juego. Y ejemplos vomitivos también.
Creo que el ministerio de educación para conseguir algo debería explorar qué mensaje se le está dando a la juventud a través de la gran pantalla. Me da lo mismo que yo le apague directamente a mi hija la tele y le explique porqué eso es una caca y que no hay que verlo para que lo quiten de una vez, si al día siguiente su clase entera lo vio y sigue ese patrón de comportamiento en que los libros sólo se llevan para lucir mochila.

Dar dijo...

Matizaría un poco: comparto y mucho la preocupación por el papel de la familia en la educación de los hijos.
Sin embargo, no me parece que sea la crisis de la familia o el abandono de los hijos lo que lleve al deterioro de los buenos modales, sino más bien lo contrario: el creciente aislacionismo de la familia, la fijación obsesiva de los padres en los hijos y la falta de sentimiento de responsabilidad hacia la comunidad. Me explico: hoy en día, la familia nuclear es mucho más encerrada en sí misma, los niños no juegan libremente en la calle (lo que sí hacían incluso en los 1980 cuando, por cierto, los índices de la delincuencia era tremendos, mucho más altos que hoy), pasan mucho más tiempo en casa y en las actividades organizadas bajo la supervisión de los adultos.
Los padres no se avergüenzan del comportamiento impresentable de sus hijos en público, no les regañan si no saludan a los vecinos o no ceden sitio a los mayores en el metro, y si algún "extraño" reprocha a los niños el mal comportamiento, los padres defienden a los hijos en vez de apoyar al que tiene razón en su crítica. La lógica "de la familia" así gana a la lógica de la justicia y de los buenos modales. Y esto pasa incluso cuando el "extraño" es el maestro. Cuando los pares defienden al hijo frente a la crítica legítima del maestro, de nuevo es la lógica de "la familia unia contra el mundo" que gana frente al principio de la justicia y del buen hacer.
Asimismo, los padres consienten a los hijos, no les an responsabilidades, cometiendo así un error que perjudica gravemente a la futura libertad de los hijos: no se puede ser libre si uno no sabe dominar a sí mismo y a sus propias pasiones. Eso no es autoritarismo, eso es un pilar clave de la democracia y del autogobierno. Y eso es lo que los hijos consentidos no aprenden.
Espero que me haya explicado bien. Me parece importante no repetir clichés (los padres pasan de los hijos, la familia está en crisis) y analizar las tendencias reales en la educación y en el trato a los niños en la sociedad actual.

rodericus2009 dijo...

También estoy de acuerdo en los que poneis el dedo en la llaga de la falta de valores. Dificilmente se podrá educar a álguien prescindiendo del civismo y de la cultura del esfuerzo para conseguír algún objetivo en la vida.
No hay en el escenario público ningún ejemplo de esto, todo lo que reluce ultimamente son chanchulleros de variado pelaje, tanto en pólítica como en otras actividades, gente que accede a los quince minutos de fama que predicó Warhol sin nungún merito reál, cuando realmente nuestra sociedad está llena de heroes anónimos que lo merecerian.

Begoña dijo...

Me gusta eso de los héroes anónimos rodericus,porque todos conocemos alguno del que no hablará la historia. Saludos