Las leyes de la termodinámica

| miércoles, 11 de noviembre de 2009 | 13:54



Quienes frecuenten este blog, se apercibirán de lo fructíferas que me resultan las comidas con mis amiguetes. Tuve otra hace poco, y ese día en particular andaba yo un poco nervioso, con cierta ansiedad. Mi tovaritsch, que debe andar por los ochenta, pero que está como un roble y se mete entre pecho y espalda un plato de cuchara sin despeinarse, lo notó y me habló desde la tribuna y la tranquilidad que da esa franja de edad -eso espero-.
-Mira, tienes que tomarte la vida con más calma, y para ello has de memorizar las tres leyes de la termodinámica.
-Dime, dime... -contesto.
-Primera ley: no puedes no jugar. Segunda ley: no puedes empatar. Tercera ley: ganar es imposible.
Medité unos instantes. Efectivamente: no es más que la vida. Ni menos.

13 comentarios:

Rémora dijo...

Mas sabe el diablo por viejo que por diablo. Sabias palabras pardiez.

rodericus2009 dijo...

Me recuerda un viejo adagio que dice : "Las reglas se han dictado para saltarselas".
Siempre nos queda la esperanza de reventar las normas y ganár una mano de véz en cuando, porque si no......esto seria demasiado aburrido.

Berta dijo...

No jugar es imposible, aunque se quiera, ganar es posible aunque sea por un tiempo, unos lo consiguen por más tiempo que otros, empatar es lo frecuente pero ya sabemos todos lo que pasa en los partidos en los que ante un gran adversario, por miedo, juegas a empatar y no a intentar ganar: se pierden.
Ignacio, tú eres lo más importante, los hombres tendéis a olvidar eso, llevan razón las mujeres de tu alrededor cuando te dicen: duerme más, come bien, abrígate.Deja que ellas te cuiden.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Ah, y qué podemos hacer con nuestra incandescencia... complicado mantener esa actitud contemplativa, todavía no es para mí. Me gusta la velocidad.

MARFIL dijo...

Hola,

Antes de dar mi opinión sobre esta interesantísima entrada – aunque algo errada - que nos has propuesto ayer (no pude contestarla, lo hago ahora), quiero manifestar mi opinión sobre lo que han dicho los otros participantes.

RÉMORA: Breve como siempre, pero bastante atinado. Correcto, siempre y cuando el viejo sea de los sabios, sabios, de los que han sabido vivir. Con la mentalidad correcta, la de una persona de éxito. La de una persona que ha vivido para salir a ganar, o al menos para intentarlo. A este anciano, con todos mis respetos, le diría que falla en la tercera de las reglas. OK la una y la dos, pero la tercera falla. Con esa mentalidad, la de un perderdor, sólo se puede perder. Estará tranquilo en su vejez, pero desde luego ha vivido con la mentalidad de un perdedor. Lástima.

RODERICUS: Me encanta ese adagio, y los buenos Adagios en general. Suelen recoger muchos sentimientos. Parece que los compositores siempre quieren concentrar en ellos toda su intimidad, en esos segundos movimientos de Sonatas, Sinfonías, etc.

Me han educado para ser una persona respetuosa de las normas. De las que merece la pena cumplir. Y, por norma general, las cumplo. Supongo que es lo que se espera de una persona como yo. Y en el juego más importante de la vida también lo he hecho, por supuesto, porque uno se juega mucho. Pero si alguna vez he sentido que tenía que romperlas, lo he hecho. Te lo aseguro. Porque pienso que es lo que hay que hacer, RODERICUS, porque compensa si luego ganas, aunque sea arriesgado precisamente por ir contra la norma. Pero es que yo soy de Finanzas, aunque no es mi vocación te lo garantizo, - aún no la he encontrado -, y en Finanzas se dice que el binomio rentabilidad-riesgo es indisoluble, que se relacionan de manera directa, y que si no arriesgas, no ganas. También puedes perder, está claro. Pero es el primer paso. Y yo, cuando sentía que tenía darlo, lo he dado, por supuesto. No puedo hacerlo todo yo. En tal caso, sólo estaría jugando yo. Y eso sería aburrido, además de agotador y carente de sentido, ¿verdad?. Llegaría un momento en que dejaría el juego.....Inevitable final para mí, si es así.

BERTA: Muy interesante tu comentario, como siempre. Y estoy de acuerdo, no se puede salir a empatar. Y es preciso intentar ganar. Y además, tener la mentalidad de que se puede ganar casi todo el tiempo, que puedes perder a veces, y aceptarlo con deportividad, pero un ganador o ganadora, siempre tiene esa mentalidad. Y al final gana. Supongo que el anciano de 80 años no se refería a la muerte, en esa tercera norma. Si morir es perder, no ganar, pues está claro que todos perderemos. Pero no es eso. La muerte es parte de las reglas del juego. El único precio que pagamos por vivir. Que hay que aceptar, y hay gente que no lo acepta, y se obsesiona con eso, y lo convierte en un drama y mientras tanto no vive. Así que supongo que no se refería a eso. Y si aceptando la regla, decides que es imposible ganar, es que ese buen señor no era, o no es, otra cosa que un perdedor. Tranquilo, que lo ha asumido que lo es, pero un perdedor.

De lo otro que nos comentas, BERTA, parece que al estar en Madrid, conoces a Ignacio o al menos su entorno. Muy acertados los consejos de esas mujeres. Por supuesto. Y aciertas tú al reiterárselos en este momento. Con ello nos muestras que conoces a Ignacio, además. Supongo que es lo te apeteció decir, y lo dijiste. Yo, siempre lo hago. Con ello, además, has informado a las múltiples fans que seguramente invadirán el blog de Ignacio durante el fin de semana. Servidora no es una de ellas. Los fines de semana tengo buenas cosas que hacer, y las seguiré haciendo mientras no me propongan nada mejor. Yo, BERTA, de bien a mejor. Mentalidad de ganadora. O al menos de las que lo intentan. De Guatemala a Guatapeor, que pasen las perdedoras.

.........................................................(1)

MARFIL dijo...

Por cierto, BERTA, otras fans han quedado informadas. Yo, ya lo sabía. Como decimos en bolsa, esa información el mercado ya la tenía descontada. Concretamente, en mi caso, desde un señalado día de finales de mayo. Estaba claro. Pero sabes ¿qué?. Que he decidido darme por no enterada, porque tal y como yo visualizo el juego en este momento, la partida, ya no me toca informarme yo misma, de veras. Si es que va a seguir el juego, y si es que va a ser divertido, pues que me informe quien me tenga que informar, y en caso contrario, pues cuando ya no me lo pase bien por el Marfil de la Torre, me iré.

Y otro por cierto, BERTA, ayer pasé por la Librería Cervantes de Oviedo tras mi clase en el IUDE. La disfruté mucho la visita, mucho más que la clase de Fondos de Inversión. La necesitaba además, porque había fallado en una visita previa importante de no hace mucho. Era lo que tenía que hacer ¿sabes?. Obligado. ¿Has leído el artículo ANTE EL FUEGO sobre los fuegos artificiales de Gijón, en las fiestas de Begoña?. Habla de cortafuegos y todo.....

Recogí un libro que hace mucho tiempo que mi esposo me había dicho que era muy bueno, incluso mejor que la película que también es buena, pero a su juicio, de él, no tanto como el libro. No sé lo que pensarán otro cinéfilos. Y no lo había leído yo, pero tiene que ser bueno porque mi esposo me lo recomendó, pero sobre todo porque es el libro favorito de Ignacio del Valle, que supongo que como chica de libros del entorno de Ignacio, sabes cuál es. Yo, sí lo sé. Lo leeré, cuando tenga tiempo y, posteriormente, volveré a ver la peli. Sólo la he visto una vez.

No había llegado el libro que tengo pedido de José Luis Espina, al que se refirió Ignacio en un precioso artículo que guardaré siempre, en la que nos propone una difícil mezcla de agua y aceite. Debo guardarlo. Si el juego no va a seguir, al menos tendré un bonito recuerdo.

Y además, pregunté por “Una princesa en Berlín”, pero está descatalogado. Por los medios tradicionales, no puede ser lo de la princesa en Berlín. Trataré de conseguirlo por los virtuales, aunque me gustan más los otros. Tiene un bonito título y si lo recomiendas tú, seguro que merece la pena.

Y finalmente no pasé por la Catedral. Deberás ir tú misma a saludar a Ana Ozores, BERTA, si quieres hacerlo. Si no conoces Oviedo, te diré que es una bonita ciudad, que se parece a muchas de las ovetenses. Es pequeña, coqueta y muy limpia. Algo que es indispensable para disfrutar de la visita, a una ciudad. De hecho, tiene un premio que se llama “La Escoba de Plata”. Sí, de verdad. Existe ese premio y Vetusta lo tiene. Y además, cuidamos la estética (sin descuidar la ética), porque no tenemos ni contenedores de basura que son muy feos, ni bolsas de basura por las noches en las calles, como en Roma. Se distribuyen cubos de noche y se recogen posteriormente. Es un trabajo, pero una buena idea de Gabino, creo yo.

.............................................(2).

MARFIL dijo...

IGNACIO DEL VALLE: Antes de comenzar con esto de hoy, debo manifestarte mi acuerdo con lo de la unión de inteligencia y sentido común. Me parece fundamental. Aquí, en la Universidad, hay mucha gente muy inteligente pero que vive sin sentido común, porque no hace otra cosa más que trabajar. Si te lo propones, aquí hay trabajo para dar y tomar. También se puede perder el sentido común por otras cosas, pero no se debe hacer. A veces surgen cosas o personas, que nos pueden desbordar, y creo que hay que obrar en consecuencia, pero sin perder el sentido común. No creo que haya nadie que merezca eso. En primer lugar, hay que quererse a uno mismo. Es un romance de por vida. Me lo enseñó Wilde.

En relación a esta entrada. Empezando por el principio, por donde hay que empezar. Por el título.

TERMODINÁMICA. No es eso, Ignacio. Se nota que no sabes nada de Ingeniería. Es una rama de la física que estudia cambios en temperatura, presión y volumen. Es una de las difíciles. Lo sé por mi esposo, al que sin embargo le gustó mucho estudiarla, y por mí misma, o por lo que oí en su día, aunque no la estudié. ¿Te he contado lo del curso 88-89?. Seguro que a RODERICUS le sorprende esto que voy a decir, no sé a ti. Cuando decidí abandonar el piano, no sabía qué carrera estudiar. No lo había pensado. Se me daban bien los números, mi padre era ingeniero... A Ingeniería Industrial. Me percaté de que exige vocación para ser disfrutada de verdad. Aprobé, de veras, aunque no de la manera que hice luego en Económicas. A veces, una retirada a tiempo es una victoria, Ignacio. Y otras veces, no luchar, es una terrible derrota, propia de un perdedor, que encima decide no pelear. Me encontré uno por allí, sabes. Aunque no lo conocí, te lo aseguro. Me dejaba notas en la carpeta cuando yo iba a la cafetería. Me gustaban. Un día me dejó un dibujo con su rostro, o eso parecía, y un dibujo precioso, con un reloj, del que salían llamas (los ingenieros dibujan muy bien) y al lado, decía: “Las horas me queman sin poder hablar contigo”. Te lo juro por Dios. Lo tengo guardado, no sé dónde, pero lo guardé. ¿Porqué hizo eso?. ¿No me pudo invitar a un café y decírmelo?. Es lo que hay que hacer. Y asumir la respuesta que toque. Pero no lo hizo. Nunca supe quién era. Ese chico no vivió ese curso, con dos cojones, como Manuel Cortina Molins (página 17), que es como yo creo que hay que vivir. Pero de esos hay muchos. Los hay que no tienen DOS COJONES para utilizar un invento, que patentó un escocés, que se llevó la gloria por hacerlo, aunque en realidad lo había inventado un italiano: Meucci. Eso la gente normalmente no lo sabe. Me enteré en quinto de italiano, gracias a una compañera. Y mira que es fácil usarlo, y otros medios que hay, no sólo las nuevas teconologías. Los hay que no lo usan porque consideran que no tienen que usarlo, y hacen por tanto lo correcto y, otros, porque no tienen DOS COJONES para usarlo. Y no hace daño el aparato, no hace daño. En resumen, título equivocado, porque la Termodinámica no es eso, Ignacio. Estudié un primer curso de Ingeniería completo y me retiré. No me arrepiento de mi decisión.

PROBLEMA PLANTEADO: “Estás nervioso, con cierta ansiedad”. No tomes pastis. Mejor que no. Enganchan y no solucionan el problema. Casi mejor un tostón de libro, de esos que no saben de qué hablan porque no hablan de amor, y así te quedas frito y te relajas un rato. Aunque el problema, al despertarte, si no lo has solucionado, volverá a manifestarse. ¿Dónde está la causa de tu ansiedad y nerviosismo, Ignacio?. Seguro que BERTA lo sabe. Los lectores, que no te conocemos, no tenemos porqué saberlo. Nos cuentas algunas cosas en el blog, y de ello podemos deducirlo.

.......................................................(3)

MARFIL dijo...

Por tu trabajo, no creo que sea, porque en La Tribu Carnívora nos dices que hace tiempo que estás tranquilo, aunque se nota que lo has peleado, y te lo has ganado. Seguramente quieres llegar más lejos, pero creo que a estas alturas de tu carrera supongo que sabes que no es cuestión de nerviosismo y ansiedad, sino de trabajo y entrega a tu vocación, que es lo que parece que estás haciendo. No creo que sea el trabajo, por lo que dices en el blog. No creo. Con nervios, no se ganan premios. El Planeta, tampoco.

Por los amigos, tampoco creo que sea. Se nota que los cuidas, en Facebook y redes sociales varias, en persona en las comidas....A veces fallan, pero no son los verdaderos amigos. Hay de todo, y es cuestión de entender la amistad.

Así que no tengo ni idea Ignacio, te juro por Snoopy que no tengo ni idea de dónde vendrá tu ansiedad, si no me lo cuentas. A tenor de lo que se nos cuenta en el mundo de Arturo Andrade, se me podría ocurrir alguna cosa que pudiera ocasionar eso. Pero de verdad, que no quiero hacer inferencias o deducciones gratuitas, como algunos de los agravios que se ven por aquí. Una cosa es el personaje, Arturo Andrade y otra, el autor. Como no sé a qué se deben, porque no me lo has dicho, me baso en el blog.

Tal vez sea por el Madriz, que no va muy bien. No sigo mucho el fútbol, y últimamente que ando a pájaros, menos. Si el problema es el Madriz, pues claro, la solución para el equipo, sería la misma que para cualquier persona que desea lograr algo, y no sabe cómo hacerlo. Y por eso, está nervioso y ansioso.

Imaginemos que el Madriz quiere ganar la Champion. No lo sé, ni me interesa mucho (aunque soy merengue), pero podría ser. Supongamos que el Madriz quiere ganar la Champions en 2010 (no tengo ni idea de si ya está eliminado, o no; ni idea de veras; sólo es un supuesto). ¿Qué tiene que hacer el Madriz?. Aunque no tengo ni idea de fútbol, lo voy a decir:

1. Estar seguro DE QUE QUIERE GANAR LA CHAMPION, o copa de Europa, o como se llame. Tiene que conocer el campeonato, las normas de la competición, los terrenos dónde va a jugar, saber si le interesa y si de verdad quiere ganar ese trofeo. A ser posible, para 2010, y en años venideros. Toooooodos los posibles. Es que yo soy merengue, Ignacio, y por mí, que gane el Madriz la copa de Europa todos los años. Los de mi vida, por lo menos.

2. El Madriz debe asegurarse DE QUE LA CHAMPION ES UNA COPA QUE LE GUSTA. Y hacer lo que tiene que hacer para saberlo. Que no se deje llevar por espejismos, porque la Champion se hace mucha publicidad, pero muuuuucha publicidad, y parece, PARECE que es algo bonito, que podría interesarle al Madriz, pero a lo mejor no. A lo mejor no.

3. Y cuando toque jugar la final, que no sé dónde será este año, tal vez en Berlín que está de moda estos días.... no es lo importante. Cuando toque jugar la final, Ignacio, SI EL MADRIZ HA PASADO LAS CLASIFICACIONES PREVIAS, que por supuesto tiene que jugar previamente, pues ese día tiene que salir, A GANAR, con dos cojones. Con DOS cojones, Ignacio. ¿Quiénes estarán en la final en 2010?. ¿Madriz y Barcelona?. Tal vez, podría ser ¿verdad?. Un partido bonito. ¿Puede el Madriz salir con esa tercera ley en la cabeza de que es imposible ganar?. No, Ignacio. No. Si quiere, tiene que pensar que puede ganar la final, y que lo desea. Y pelearlo. Y la copa, la Champion, para el mejor, que seguramente será el que la desee y la quiera de verdad. Y además la merezca.

......................................................(4)

MARFIL dijo...

Es lo que yo pienso, pero no entiendo de fútbol, Ignacio, así que no me hagas mucho caso. El que quieras, o consideres. De otras cosas de la vida, no sé si sé algo. Hago por ello. Se trata de vivir, de jugar. Ya lo he dicho, para mi epitafio: Juguetona, jugadora, tal vez, ¿cuál es más bonita de las dos?. O las dos. Porque si dejas de jugar antes, es como estar muerto. Hay que jugar hasta el final. Y hay que poner las fuerzas para llegar hasta el final, cuando tenga que llegar. Y no ponerle fecha al epitafio, que algunos se impacientan y lo hacen. No está bien; es pecado. Lo dice la Biblia. Estuve a punto, no creas, pero reculé. Dí marcha atrás al coche. Diciembre de 2003. Dormí en Ranón, que no es un hotel muy bonito, pero mejor que las rocas y el agua. Perdoné, seguí adelante y sobreviví. No soy un genio, pero sí una superviviente. Sobreviví, y seguí adelante, pero algo cascó. Algo se rompió para mí; pero yo sigo adelante porque está enamorado de mí, y no me ha pedido que me divorcie de él. Ni él, ni ningún otro. Es que yo soy muy tradicional, ¿sabes?. Yo no pido a un hombre ni el matrimonio, ni el divorcio.

Y jugar limpio, sin trampas, sin engaños, salvo los juegos en que están permitidos los engaños, que no me interesan nada, y hasta el final, con quien te apetezca jugar. Con gente inteligente y con sentido común, seguro que la partida es más interesante y entretenida. Seguro. Ojalá sólo encuentres ese tipo de personas, Ignacio, y ojalá hagas por conservarlas. Es mi deseo, de veras. Si algún día dejo de entrar en el blog, por lo menos que lo sepas.

Y yo creo que cuando se hace lo anterior, como lo descrito para el Madriz, pues uno se queda tranquilo, en paz, sin nervios, ni ansiedad, y ya está.

Yo, el año pasado, 2008, estaba algo nerviosa Ignacio. Cuando leía la cutre-prensa como dice LALECUBINO, que inició los ataques creo recordar, pero no le guardo rencor. Yo, de soltera, leía La Nueva España, pero cambié. Cosas del destino. Pero ahora no, Ignacio. Ahora ya no estoy nerviosa. No. Algo cansada a veces, y dedicando menos horas al trabajo, porque de momento, creo que es lo que tengo que hacer, no sé cuánto tiempo, pero no estoy nerviosa. Tampoco ansiosa.

El año pasado sí. Pero ya no. Un poco triste, eso sí, porque es muy jodido que el día de tu cumpleaños te comuniquen que has abortado, justo ese día. ¿Sabes qué día es verdad?. El día que le dio la gloria a James Joyce. Creo que eligió ése porque fue cuando se encontró por primera vez con Nora. Un día cualquiera.

.........................................................(5)

MARFIL dijo...

Pues sí, de todos los días del año, ése precisamente es una PUTADA, una SOBERANA PUTADA. Hay que superarlo, seguir adelante. Ya sé que esto no se cuenta un blog, pero yo soy así. Tengo muchas ganas de que me llegue mi 40 cumpleaños, porque desde los 38 que no me cantan el cumpleaños feliz. Y quiero una cosa muy íntima, muy emotiva, nada de fiestón. Supongo que no censurarás esto, porque no va con mala leche, ni son insultos. Tampoco le interesa a nadie, ya lo sé. Y tampoco le interesa a nadie que si todo sigue igual, tras vacunarme (o no) de la Influenza A, ahora en noviembre, si todo sigue igual, y no pasa nada, en diciembre volveré a intentar ser madre. Quedarme de nuevo embarazada. Y en las otras dos ocasiones, fue a la primera, así que si es de la misma manera, no veré sangre a partir de enero de 2010. Ya he visto demasiada en junio y julio. Demasiada.

Les ruego me perdonen todos, si con lo anterior he herido su sensibilidad. No fue mi intención, sino sencillamente que hoy he dicho, lo que creía que tenía que decir.

Como dice RODERICUS, en su peculiar español: “Felíz fín de semana” a todos.
Por cierto, TODOS, en mi castellano, engloba a todos y todas. Es tedioso ese lenguaje y absurdo.

Berta dijo...

Marfil, sigue intentándolo, te deseo de todo corazón que venga otro bebé. Yo no conozco a Ignacio, he hecho un comentario de carácter general.
No conozco Oviedo, quiero ir este verano y golosear, porque tengo entendido que es una ciudad dulcera.
El año que viene, Marfil, con bebo y todo te marchas a Sans Souci con toda la familia, ya lo verás.
Marfil está en Tusquets,bolsillo, yo lo leí hace muchísimos años y el otro día lo vi y lo compré porque el que leí era prestado. Hace años me encantó, veremos si con más años más experiencias me sigue gustando.
Rodericus, hago algo mal porque no puedo entrar en tu blog.

MARFIL. dijo...

BERTA:

Caramba chica,

¡Vaya puntería la mía!. ¡Qué cosas!. Parece que sólo te acerté (o acerté) con lo de la independencia. Es que últimamente le doy muchas vueltas a la pelota, y además, tengo demasiada imaginación. Demasiada. De siempre. Igual tenía que haberme hecho escritora....

2009: año de crisis. Económica para la mayoría, para mí, de cambios, de reflexiones que necesitaba hacer conmigo misma, y cosas que sentía que tenía que hacer.

Seguro que un nuevo embarazo, si se logra algún día, me ayudará a centrarme. Que no te pase nunca, pido a Dios. Y que seas feliz, como tú veas.

Ahora sí, apago el ordenata y me voy por mi peque.
Chao.

Begoña dijo...

Un apunte, me sucede lo que a Berta, cuando intento entrar en el bloog de rodericus se va la pantalla (:
Ayer entré y tenía una historia preciosa de Vicente Ferrer.
Yo creo que si Dios fuese Dios y viese peligrar algo tan bien hecho, vendría vestido de persona normal y dejaría el dinero para que esa obra siguiera adelante.
Eso era lo que quería comentar, y lo creo firmemente.
Un día escribí algo de cómo veo yo a Dios, es un poco extenso pero igual os lo pongo.
Yo creo que Dios no tiene poder sobre nada. Pero que ayuda a quienes tienen altos ideales. Porque en eso sí puede ayudarles.
Soy una ilusa, lo se, pero una ilusa feliz :)
Saludos a todos