La primera vez que vi a Ayala

| miércoles, 4 de noviembre de 2009 | 23:28




La primera vez que vi a Ayala tendría yo unos treinta y pocos; llevaba ya unos años en Madrid y recuerdo con claridad meridiana que iba casi corriendo hacia el gimnasio -yo, no Ayala-. El día de autos fue a la altura de Génova, y como siempre he tenido una facilidad especial para reconocer caras, gestos, expresiones, aires... de repente, en la misma acera, vi venir a un señor que se adivinaba longevo, con esa largura de los más de seis tomos de 1.500 páginas que reunirán su obra oceánica. Coño, Ayala, pensé. Caminaba pasito a pasito, con la mirada ida, apoyado en una chica que podía ser su hija o alguien encargado de asistirle. Recuerdo que me detuve en seco, y aunque nunca he sido mitómano, aguardé a que se colocase a mi altura, y manteniendo una distancia de respeto para no alarmarle, le dije: Hasta luego, maestro, saludándolo ceremoniosamente con mi mejor sonrisa. Francisco Ayala me miró como quien mira a alguien que no acaba de reconocer, pero que intenta hacer memoria, y aunque como es de recibo no logró hallar mi rostro entre la galería de miles que almacenaba, me devolvió la sonrisa safadinho, como dicen los brasileiros, pícaro. Yo continué mi camino. Él continuó el suyo.


Esa fue la primera vez que vi a Ayala. Y la última. Más adelante, estuve en la cámara acorazada del Cervantes que ha sido rebautizada como Caja de las Letras, donde depositó una carta manuscrita y un legado personal, cuyo contenido no ha desvelado, y que será guardada hasta 2057, fecha elegida por él para que se abra la caja de seguridad correspondiente. Con su habitual sentido del humor entre la ironía y el sarcasmo, comentó que no se preocupasen, que a este paso él mismo iba a abrir la caja en el futuro. No pudo ser. Pero casi.
Y entremedias, ¿qué es lo que ha quedado de Francisco Ayala? Pues una obra con la longitud y el calado del 'Queen Mary', que en cada etapa se lanzó a morder el corazón de su tiempo. Un compromiso con la libertad y con la condición humana. Un poco de lucidez, un pellizco de burla, una pizca de coherencia, cierta ternura, un sano escepticismo, el deseo de vivir y disfrutar intensamente, el trato diario con los libros, la obsesión inequívoca de escribir. A Ayala la letra impresa siempre le sonó a salmodia y a rito, esas palabras que conectan con la divinidad todo lo que de paradójico contiene el hombre, esa coexistencia, esa dialéctica, esa complementariedad de lo antitético: lo objetivo y lo subjetivo, la sátira y lo lírico, el intelecto y el espíritu, lo público y lo íntimo. Y los años fueron pasando gracias a una afortunada mezcla de biología, suerte y fortaleza; un flujo de tiempo que no es más que la relación de lo existente con lo no existente, como aseguraba Dostoievski, y en medio Ayala, al que yo me imagino como el coronel Travis en El Álamo, a la sazón al mando de un intelecto sitiado, lanzando un discurso no del todo alentador, pero siempre íntegro: estamos rodeados por un ejército que puede aniquilarnos de un solo golpe, la ayuda no llegará a tiempo y no nos vamos a rendir. Y un día, así, sin comerlo ni beberlo, durante un paseo de los cientos dados a lo largo y ancho de su aventura vital, whisky y miel mediante, con Quijotes, exilios, memorias, filosofías y amor también mediante, he aquí que un conocido desconocido le saluda con la mejor de sus sonrisas y mira qué bien, a saber quién será, pero como todo en la vida es relativo, aproximado y provisional, pues le devuelvo el saludo y santas pascuas. Así pudo suceder. Sí, así tal cual. Me refiero a la primera vez que vi a Ayala.

27 comentarios:

MARFIL dijo...

Hola Ignacio,

Yo no he visto nunca a Ayala por la calle, pero lo cierto es que si lo hubiera visto tampoco le habría saludado. ¿Te sentiste legimitado a hacerlo por considerarte de su gremio?.
Tampoco habría saludado a Miller o a Modigliani si los hubiera encontrado por la calle. Va en la forma de ser cada uno. Bueno, todo tiene sus ventajas. No dejaste pasar la oportunidad y te queda eso, que saludaste a Ayala y que casi te devolvió el saludo con su pícara sonrisa.
A Ayala yo lo he saludado con lo que de él he leído. Como podemos hacer los lectores. Y creo que tengo que saludarle aún más, porque tiene un par de ensayos sobre “El problema del liberalismo” que me llaman poderosamente la atención. Si lo dice él, seguro que merece la pena leerlo...Por ciero, ¿tiene algún libro dónde nos de la receta de su longevidad?. Es uno de mis objetivos vitales.

Anónimo dijo...

Pues ahí quedó ese saludo, Nacho.
Una gran pérdida para la literatura española, la de Ayala. Una gran pérdida.

Anónimo dijo...

Buenas tardes Nacho, en primer lugar quería felicitarte por este blog..., que barbaridad de contenido...que variedad,... cuanto mimo en ese trabajo!! Disculpa que no te conociera... supe de ti, la pasada semana escuchándote a través de la cadena Ser... pusiste un rayito de sol a una lluviosa mañana de Dublín.

Estos días he estado buceando en tu web/blog y me has "gustado mucho" si me lo permites no voy a a empezar a leérte por ninguno de tus "Arturos Andrade", voy a empezar por "Cómo el amor no transformó el mundo" ya te contaré!!

Por otro lado:

- Vetusta Morla: buena pero dura,... que no nos ahoguemos y que no huela mal.... nunca!! me a gustado volver a oírla.
- Sarasate: un genio no sólo por el violín
- Amantísima Mater: sin palabras.
- Albinoni: me ha dejado muda
- Por favor, más gastronomias del mundo mundial!!
- Berlín: siempre es un buen sitio para volver!!
- Por favor, nunca tengas pelos en la lengua
-Marfil.... me pregunto... siendo como es...quizá a Ayala no le hubiese gustado saludarle...que agotadora por no decir, infumable,
-DAR: echo de menos sus comentarios

Bueno, pues, que gracias por estos buenos momentos, te mando un beso y que todos " sigamos jugando hasta el final" y el que no lo haga que aprenda que no sabe lo que se pierde. N.

MARFIL dijo...

Decía mi admirado Oscar Wilde, en concreto en “El retrato de Dorian Gray”, que sólo los vacuos no juzgan por las apariencias.

Como Ayala no era un vacuo, seguramente adivinó que Ignacio del Valle era una persona que merecía la pena saludar.

Deduce usted (Anónimo –N) que por mi apariencia (que es lo que se puede ver en la calle) tal ilustre señor no me saludaría. Le diría a usted que tal saludo difícilmente se produciría en mi caso como nos lo relata Ignacio, porque cuando yo me cruzo con hombres por la calle no suelo ser yo quién los mira a ellos, y no se me ocurriría saludar a un hombre por la calle, supongo que por el hecho de serlo tampoco. O especialmente por eso. Tal vez a Margarita Salas la saludase, tal vez...

No se puede gustar o caer bien a todo el mundo. Cada uno es como es. Infumable es su definición para mí, que parece ser que tiene claro como soy.

No sé si Ayala la saludaría a usted (¿porqué tengo la impresión de que es mujer?), sabiendo que es capaz de escribir cosas como: “leérte” o “me a gustado volver a oírla”. Como tarjeta de presentación de N, no podría ser mejor. Actúe usted a nombre propio o no, queda con lo anterior muy bien definida/o.

Su elección de la obra de Ignacio, no obstante, me parece acertadísima. Y eso que yo aún no la he leído. Se lo digo porque del catálogo de obras de del Valle, es la que yo hubiera elegido en primer y, tal vez, único lugar, de no haberle consultado a él. Así que cerraré la trilogía y luego leeré ese libro por el que usted comienza, que me da que es el que más me va a hacer disfrutar. La intuición no nos suele fallar a las de determinado sexo. Y como no soy una mujer ansiosa, puedo esperar. Y dilatar el momento del placer, aunque sólo sea el de la lectura, seguramente lo acrecentará. ¿Sabe de lo que hablo?. Creo que no. Anónimo-N se ha dado en su día demasiada prisa en cerrar el libro de gramática y ortografía. Demasiada.

Feliz fin de semana a todos. El mío empieza ya.

Anónimo dijo...

Estimada Marfil deberías aprender a aceptar las críticas y no contraatacar siempre despreciando e infravalorando a quién la hace. Pues, te guste o no, en muchas ocasiones están en lo cierto. ¿Por qué te empeñas en buscar siempre algún defecto en quién da una opinión que no es de tu agrado?
Por la calle ¿no eres tú la que mira? Cuanta modestia.

rodericus2009 dijo...

La calle, el ágora público.
Todos observamos en ella, y a la véz somos observados.
A veces me parece una galeria de arte, y otras un zoologico.
Y en ella, bajo la lúz del sol, somos reales y mostramos lo que somos.
Aún recuerdo una véz que el llorado Terenci Moíx me pidió fuego en la calle.Era inconfundible con aquél bisoñé que llevaba en los últimos años.

Estabamos a doscientos metros de la sede de Editorial Planeta en aquella época.Supongo que acabaria de salír del despacho del editor, el señor Lara, de "sablearle" algún adelanto sobre la próxima novela.

Anónimo dijo...

Marfil, que vulnerable eres no??, a lo mejor es que estás muy aburrida o tienes demasiado tiempo libre...no sé... puede que formes parte de un grupo de terapia psicológica... pero lo tuyo no es normal... tanto bla bla bla...no te das cuenta que ya cansas, que no ofendes, que una persona tan irrespetuosa como tú no es un buen compañero de viaje... Mucha verborrea y que más tienes Marfil?? que hay debajo de tanto humo...
De pequeñita mis mayores me enseñaron que hay que hablar para aportar no para destruir y mucho menos para ofender, es una pena que no nos enseñaran a todos esa lección, aunque con las canas que debes peinar deberías haberla aprendido tu solita.

Por favor, no me contestes ya estoy cansadita de "leérte"

Ignacio, tenías razón, tu blog no sería lo mismo sin Marfil, nada puede ser perfecto!

Bueno, que no he entrado aquí para hablar de esta petarda, perdona Ignacio por dedicarle este espacio.
Un abrazo, N.

Berta dijo...

Ya está bien de meterse con Marfil, quien no quiera que no lea sus comentarios, que no es obligatorio. Desde que yo entro en este blog ha polemizado con Rodericus y nunca se han faltado al respeto, simplemente han discrepado.

OG dijo...

Chicas, chicas por favor!! Vamos a comportarnos, vale? Apelo a vuestro sentido común y educación, aunque sólo sea por RESPETO AL IGNACIO DEL VALLE. Recordad que es su blog, os permite expresaros libremente y en ningún momento ha llamado la atención a nadie.

N: eres muy bienvenida y queremos que sigas por aquí mucho tiempo pero, por favor, sé un poco paciente con Marfil. Es cierto que en ocasiones se extiende mucho, pero que le vamos a hacer ella es así: le gusta escribir. Además, hemos de reconocer que nos aporta datos y opiniones muy interesantes.Como bien dice Berta, tampoco es obligatorio leerlo todo, no?

Gracias por vuestra colaboración.
Saludos a todos/as. O.

MARFIL dijo...

Hola Ignacio,

Todo mi gozo en un pozo. Resulta que me acaban de avisar que mañana tengo que sustituir en un Master a un Catedrático con gripe. Y digo yo, si nos recomiendan vacunarnos por ser grupo de riesgo, ¿cuál será la razón de que algunos no lo hagan?. Tal vez para que los que nos alimentamos bien, hacemos deporte y además, nos vacunamos contra la gripe, sigamos aquí al pie del cañón. Preparo mi Master y de paso abro el blog, por ver si hay algo nuevo.

Te aseguro que siempre es un placer para mí cuando abro el blog y además de tus entradas, puedo leer comentarios con los que aprendo y me aportan cosas fruto de su cultura y sus lecturas (RODERICUS), o de sus reflexiones y observaciones agudas (TINEO) o de su sentido del humor (RÉMORA) y algunos más, por supuesto, que se me quedan ahora en el tintero. Pero cuando leo otras cosas, lo cierto es que tampoco me afectan porque las personas que utilizan descalificaciones e insultos contra otras, se califican a sí mismas con ese comportamiento, no a las demás.

Efectivamente como señala Berta yo he debatido un montón, pero un montón con Rodericus, y jamás nos hemos faltado al respeto. Es más, me encanta charlar con este catalán, que además nos puede aportar su visión desde una parte del país con la que parece que el resto siempre estamos chocando, y no debería ser así. Él me ha presentado su respeto y aprecio y yo hago lo mismo con él, como no podía ser de otra manera con una persona de su talla intelectual.

...........................................

MARFIL dijo...

Anónimo-N: Yo no estoy ociosa, ni mucho menos. Escribo rápido y a lo largo de mi vida he aprendido a gestionar bien el tiempo, porque he hecho muchas cosas a la vez. Me han educado así. Yo no he descalificado ni insultado a nadie. También me han educado para eso. Es más, con usted me he limitado a decir que ha cerrado con prisa el libro de ortografía y que ello constituía su tarjeta de presentación. Si hubiera hecho lo mismo que usted, si hubiera querido ponerme a su altura, la hubiera llamado lerda o incapaz ortográfica. Y no lo hice. Lo comento para que usted se percate de la diferencia entre emitir una opinión o una descalificación o insulto. Hay gente que no parece distinguirla, no sólo usted.

Usted, en dos entradas que lleva, ya ha hecho cuatro: agotadora, irrespetuosa, petarda e infumable. Éste último, por si no lo sabía, es un calificativo que se aplica a cosas (película, libro...), pero no a personas. En todo caso, no me espero gran cosa de quien no sabe que el verbo HABER se escribe con H. Insisto en que esas descalificaciones le califican a usted, y a los que la secundan. Tengo la misma opinión de los violentos y de quienes defienden a los violentos, de los ladrones y de quienes defienden a los ladrones, y de la gente que insulta y descalifica y de quien se pone de su parte.

En fin, Ignacio. Hay blogs en los que uno escribe un comentario y automáticamente queda reflejado. Me parece muy juiciosa tu decisión de moderar los comentarios en un blog. Si yo me abriera uno, que no lo voy a hacer, viendo la gente que circula por la red, desde luego lo haría. Es más, sé que tú la practicas, lo sé positivamente, aunque en algún caso el calificativo no era mío (sabes que soy incapaz de faltarte al respeto; procuro no hacerlo con nadie) y en otras dos ocasiones, me resulta fácil deducir que han sido otros los motivos de omisión que, por supuesto, respeto.

Luchar contra las “mareas de mierda” que decía Flaubert y que mencionaste en la “mezcla de agua y aceite”, a veces, me resulta cansino y aburrido, pero si tengo que hacerlo lo hago. Disfruto mucho más de debatir con Rodericus o con gente que aporta algo productivo. Pero de veras que no me afecta.

Lo que sí me afecta, Ignacio, es que a ti eso no parece importarte. Sé positivamente que si a ti te hubieran calificado de “enfermo mental” u otros calificativos que han surgido aquí hacia mi persona, estoy segura, segurísima, de que no hubieran visto la luz en este blog, caso de ser dirigidos a ti o a tus allegados.

Si no hay filtros, no hay filtros. Pero si los hay, y el único acreedor de respeto en este blog eres tú (y supongo que tus allegados) y no te importan las descalificaciones que se puedan dirigir a otros participantes del blog (a mí, en este caso), aunque podría ser a otros, pues por una mera cuestión de dignidad personal, SI ESO ES CIERTO, Ignacio, en este momento me vería obligada a tocar, no precisamente a Chopin, sino la retirada definitiva, de tu blog y de tu correo.

Tú decides lo que quieres en que se convierta tu blog. En un debate sano y limpio en el terreno de las ideas, o si aceptas los insultos de la gente, aunque no vayan dirigidos a ti.

Sabes que nunca te lo pido, pero en este momento te agradecería mucho que me contestases.

Tineo dijo...

Vaya lo que ha dado de sí Ayala, no solo por morirse de muy viejo.
No había visto ni tantas ni tan largas entradas en este blog a un post en concreto.
Marfil, es verdad que te debes sentir agraviada, que además parece gratuito dicho agravio, pero me parece injusto que le pongas a Ignacio en ese dilema.
Tu apelación a Ignacio: “elige o esa persona o yo”, no concuerda con la imagen que tengo de ti (perdona el tuteo), tienes mas estilo que eso. Ya sabes el refrán: “Gaviota que ve lejos vuela alto”
Ahora una pregunta, seguro que en ese “pueblin” es una de las discusiones recurrentes, ¿que te parece el “fenómeno” Sor Verónica?
Esperando tu respuesta y como decía el gran Fernando Galindo: un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo.

rodericus2009 dijo...

Parece que la crispación que vivimos en el mundo fisico se ha trasladado aquí.
Y este deberia ser un lugár donde nos reunimos porque nos sentimos a gusto, comodos.Y donde podamos confrontar opiniones y compartir afinidades.
Para disputas, ya tenemos las reuniones de la comunidad de propietarios, esas si que son divertidas y a la que te descuidas, acabas en la comisaria ó el juzgado de guardia.
Tienes razón Berta, Marfíl y yo tenemos puntos de vista alejados en casi todo.Pero ante todo, siento un respeto profundo por ella.
En primér lugar, la riqueza intelectual y los matices que nos aporta a todos con sú presencia aquí.
En el fondo, nuestras diferencias provienen de que nuestras vidas nos han llevado por caminos diferentes a lós dós, pero que nos han hecho coincidir aquí, porque a nuestr manera los dós, sentimos pasión por lo mismo, la cultura y las letras.Esto es algo que nos une por encima de nuestros puntos de vista divergentes.
Y parafraseando a Churchil, "No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me dejaria matár para que pueda decirlo".
Durante años me partí la cara en campos de juego con otros rivales deportivos, pero cuando sonaba el silbato marcando el finál del juego, en casi todas las ocasiones compartia con mis rivales las tiritas y unas cuanta cervezas.
Con Marfíl compartiria cervezas, comida y sobremesa, si eso fuera posible fisicamente.
Y seguiriamos sin estár de acuerdo, pero habriamos compartido un tiempo enriquecedor y cordiál para los dós. Y somos muy diferentes,yo, un nihilista que raya en el anarquismo, y ella, una defensora del neoliberalismo.
N , si no puedes defender tús argumentos sin recurrir al ataque personal, es sencillamente que no tienes argumentos.

Un saludo a todos.

Anónimo dijo...

Marfil!!

Qué pases un buen fin de semana, búscate la mejor compañía, ponte la mejor música, degusta la mejor de las comidas y báñalo todo con un buen vino, a mí me encanta el Viña Ardanza, un clásico!!... CARPE DIEM!!. N

Tineo dijo...

Que tengas un buen finde Marfil, espero que nos volvamos a leer, te dejo este
regalo.
Special for you

Berta dijo...

Tineo, nunca había oído esto, qué belleza, gracias por el link!.

rodericus2009 dijo...

Tineo, el link es una autentica maravilla.
Ojalá aquí tuviesemos un amór semejante por la música como nuestros "primos" británicos.
Que envidia....

Anónimo dijo...

Acabo de entrar por segunda vez en su blog, Sr. del Valle. La primera fue hace siglos. Tenía menos lectores o, cuando menos, menos comentarios. Me gusta su anécdota sobre Ayala. Quiero decir, me gusta cómo la cuenta, que es lo importante.

Sra. Marfil, ¿"deduce" Vd. que, a quien llama Anónimo-N, le ha llamado infumable por su apariencia física? Ignoro cuál será ésta, pero me temo que se refiere a las cosas que Vd. escribe. Si Vd. da tanta importancia a las apariencias como para no entender una crítica que trata de otra cosa, sería un gesto de inteligencia no empezarla con una cita que le deja en tan mal lugar a Vd., de la misma manera que si yo intentara vejar a alguien criticando su uso de la gramática y la ortografía, tendría cuidado en hilar muy fino en ambos campos. ¿No le parece? (Es una pregunta retórica, puede que tarde varios siglos más en volver por aquí a disfrutar del blog del Sr. del Valle).

De los chantajes infantiloides ya no hablo.

Mis mejores deseos para todos y que disfruten con la buena música y de la mejor vacuna que existe: la madurez, que nos cura de muchas enfermedades.
JMT

MARFIL dijo...

Empezando por el final.

JMT: No le había leído nunca a usted, pero se expresa de una manera interesante. Por supuesto que en relación al comentario de ANÓNIMO-N ya sé que la apariencia a la que se refería no era la física. La única apareciencia que tenemos aquí, en este blog, es nuestra forma de expresarnos, JMT. Si esto fuera fiesta, para mí el blog de Ignacio podría serlo, normalmente me lo paso bien (no el viernes pasado, desde luego) nuestro vestido sería la forma de expresarnos. Y las cosas que decimos. ANÓNIMO-N juzga que yo soy infumable, por lo que digo y cómo lo digo. Es su criterio, del mismo modo que su criterio ha sido, entrar aquí, en esta fiesta, saludar al anfitrión y atacar a una invitada, a la que parece que lleva tiempo observando.

Me temo JMT que usted no ha entendido la cita de Wilde, o al menos, no la interpreta como yo. Y de su opinión deduzco que tiene la misma idea que ANÓNIMO-N acerca de mi persona. ¿Me deja en mal lugar la cita?. Verá usted, yo creo que la mujer del César, ha de serlo y parecerlo, que vendría a ser más o menos lo mismo. Pues sí, me parece perfecto que me valoren por lo que aparento en este blog. Porque es lo que soy, con mis errores, que seguramente serán muchos, pero es lo que soy. Una economista, que también habla de música, que disfruta con la literatura, le gusta viajar, expresarse en la lengua del país, si puede, y.....que sencillamente trata de ser una buena persona. Eso es lo que soy, y lo que hay detrás de mi “verborrea”, como la califica ANÓNIMO-N. ¿Humo?. Pues no lo sé. En cuanto a conocimientos he hecho lo que he podido, y lo sigo haciendo, porque me gusta aprender (es un requisito de mi trabajo, aunque me dedique a enseñar). ANÓNIMO-N, al igual que lo parece hacer usted, juzga que yo no soy una persona madura. Bueno, tal vez no lo sea, he hecho por ello. Porque es lo que me corresponde a mi edad. Si no lo he logrado, qué le voy hacer. Parece que mis escritos reflejan mucha inmadurez, de acuerdo al juicio de ANÓNIMO-N, y al suyo, JMT.

De qué parte se ha puesto, no me queda ninguna duda. Además de que no duda en afirmar que yo intento VEJAR a alguien, porque le digo que cerró con prisa el libro de gramática, pero no observa nada inadecuado en el comportamiento de ANÓNIMO-N, que entra aquí y califica de petarda, infumable, y bla, bla, bla....Será además que la considera una persona madura por su apariencia, es decir, por su forma de expresarse en este blog, en un par de entradas. Bueno, tengo un hijo que cumplirá tres años en enero, y que ya sabe escribir las vocales. Para el próximo año, procuraré enseñarle que cuando A, procede del verbo haber, se escribe con H. Es toda la madurez que puedo ver en ANÓNIMO-N, de momento. Cuando escriba más, pues ya se verá....Y que le encanta usar el lenguaje de manera viperina, también.

¿En mal lugar me dejan mis comentarios, JMT, que es mi apariencia en este blog?. Así interpreto yo a Wilde. Como podrá leer, no todo el mundo me juzga de la misma manera por la forma de presentarme en este blog.

Si da usted clases de madurez y de mejora personal, no dudo en apuntarme. Estoy en ello. En la mejora personal, día a día. No obstante, tendría que presentarse algo más por aquí, para decidir si me apunto a su clase o no. De ANÓNIMO-N, por supuesto que no admito lecciones de madurez, aunque ella parece tener claro las cosas que yo tengo que saber a mi edad. ¿Verá la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio?.

Una pena, JMT, que no vuelva más a menudo por aquí. La sesera no la tiene vacía, o al menos, no tanto como otros.
.....................

MARFIL dijo...

RODERICUS: Me apuntaría a debatir contigo, prefiero tutearte, horas y horas.... Y charlar, y escucharte. Se nota que tienes montón de cosas que decir. El encuentro personal lo vería muy difícil, por no decir imposible, aunque estoy segura de que yo lo disfrutaría. Son otras las razones. Me creo RODERICUS que haya gente que te dure hablando cinco minutos. Satisfacer intelectualmente a un ingeniero es una operación difícil. Lo sé de buena tinta. Mi padre lo era, mi marido lo es. Fue él, mi marido, el que me pidió que me casara con él. Lo contrario sería bastante absurdo ¿verdad?. Supongo que juzgó que yo podría satisfacerle, como compañera de la vida. A ratos, me resulta difícil, pero es estimulante, y por otro lado, tampoco pasa nada...No todos somos iguales, ni en inteligencia, ni en conocimientos, ni en calidad humana. Aunque cuidar esto último me parece lo más importante. Es lo que intento. Gracias por todo.


ANÓNIMO-N: No tengo que buscar compañía. Tengo la misma desde hace muchos años. Por algo será. Y lo de escuchar buena música, eso lo practico yo desde que tenía 7 añitos. La mejor. De eso soy bastante gourmet. De vino, no entiendo tanto. Me dejo asesorar. En compañía suelo beber Ribera de Duero. Aunque prefiero el Rioja. Y el fin de semana lo he pasado fenomenal. Fiestón de cumpleaños de mi esposo, 40 tacos. Mogollón de gente en casa, en el porche, jardín....menudo follón. Pero para eso está la casa. Para recibir a la gente y disfrutar con ella, de beber, comer, y buena música...
Los 40 son los mismos que cumpliré yo el próximo año. Una edad para peinar canas, aunque le aseguro que no tengo. Lo podría constatar mi peluquera. Estoy de acuerdo en que lo bueno en el blog (y en la vida), es aportar cosas positivas. O las que cada uno pueda. Las mías, está claro que a usted no le aportan gran cosa. O nada. Será porque sabe de todo (economía, música, literatura....) más que yo. Me lo creo perfectamente. Hay millones de personas que saben más que yo, y me encanta escucharlas. Si es usted una de ellas, perfecto. La escucharé, o sea la leeré.

A pesar de ello, siempre habrá una diferencia insalvable entre usted y yo. No soy el tipo de persona que entra en un lugar, en un blog, en una fiesta, y tras saludar al jefe, se dedica a atacar a una invitada que no le gusta. No, desde luego que no soy así. Por una mera cuestión de educación. Y a eso me dedico, a trabajar para el Ministerio de Educación.

Nada más, ANÓNIMO-N. ¿Soy humo?. Pues no lo sé. Trato de ser buena gente. Es lo más importante. Pero si me atacan, me defiendo. Se lo aseguro.

HE DICHO.

En mi caso, el “he”, con H. Tampoco soy el tipo de persona que reincide o se enorgullece de sus errores, y vuelve a poner “leérte”. No. Suelo corregir y aprender de mis errores. Lo intento. Aunque los humanos, precisamente por serlo, somos reincidentes. Y también pido disculpas si me equivoco. ¿Y usted?. ¿Lo hace, o sencillamente no reconoce que se ha equivocado?. Lo último es pero aún.

......................................

MARFIL dijo...

TINEO: Muchísimas gracias por el enlace musical. Estupendo, de veras. Y muchísimas gracias por tus palabras. Lo mismo digo. A lo de Sor Verónica, te contesto en otro momento. Tengo que preparar una sesión de Máster y enviar un artículo. Pero me lo guardo.

¿De veras te parece que he sido injusta con Ignacio del Valle?. No le he dicho que o Anónimo-N, o yo. Sencillamente le he preguntado si no le importa que se falte al respeto a los participantes en el blog. Que una cosa es aportar ideas, y otra descalificar a los demás. Eso fue lo que le pregunté, y que no ha contestado. Es obvio.

IGNACIO DEL VALLE: Tiras de la cuerda, ¿verdad?. Yo creo, Ignacio, que hay delitos de acción y de omisión. Aunque no llega a la categoría de delito, lo tuyo. Por supuesto. Si esto es un debate, podrías ser el moderador y decidir lo que admites o no. Ya lo has hecho. Desde luego, los criterios no son iguales para todos. Pero es tu blog. ¿Quién será OG, que actúa de moderador/a? .

No sé si te pareció que lo que dije el viernes es un chantaje infantiloide, como señala JMT. Fue una pregunta que necesitaba hacer, porque estaba algo dolida. Y no con Anónimo-N.

¿Sabes qué?. Que no puedo dejar de escribir en el Marfil de la Torre. Y debería dejar de hacerlo, Ignacio. Debería dejar de hacerlo. Y no para que a ANÓNIMO-N le resulte perfecto el Marfil de la Torre. No por eso. Tal vez llegue el día, pero de momento, no puedo.

Tú ganas.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Bueno, bueno... en vista del éxito que ha tenido Ayala, anunció que a partir de hoy mi blog estará dedicado íntegramente a su vida y obra :)

En fin, Marfil, como bien supondrás no me dedico los fines de semana a estar encima del ordenador, sólo doy paso a los comentarios a través de un iphone. No puedo censurar en general a la gente -a mí mismo me han puesto de vuelta y media y he publicado el comentario hace poco-, salvo en casos de insulto o demasiada mala leche, lo que sí puede suceder es que a veces no leo íntegros los comentarios y quizás se me pasen cosas. Procuraré ser más exhaustivo y pido por favor que las entradas procuren ser lo menos ofensivas posibles. El tono que hemos logrado en el blog me parece que posee demasiado nivel intelectual como para recurrir a las navajas.

En fin, muchas gracias a todos por el dinamismo que habéis imprimido a El marfil de la Torre.

rodericus2009 dijo...

Marfíl, la ingenieria es el lado profesionál de mi vida.
Pero es profundamente ABURRIDA.
Una máquina nó deja de sér un montón de metál ensamblado o atornillado, aunque sea un atractivo Ferrari rojo.
Lo que le dá vida a todo eso somos nosótros.
Y no existe nada más apasionante que un sér humano, porque somos impredecibles, imperfectos, apasionados y volúbles.Pero también capaces de actos sublimes y eternos.
No le doy importancia a nuestras obras, porque las conozco.
Me apasiona el alma humana, porque es insondable.
Un beso cordiál.

Tineo dijo...

Marfil,
gracias por volver.
De verdad que no había una disyuntiva?
Te creo.

Anónimo dijo...

Me ha encantado tu recuerdo y homenaje a Ayala, consigues reanimar a una moribunda de sueño y me resulta cuanto menos curioso el comentario sobre tu saludo a Ayala porque justamente hoy por la calle me he planteado saludar a un actor de culto, un saludo tipo "te conozco a ti y a tu obra", con esa confianza que precisamente te otorga contemplar, comprender e incluso aprender de las creaciones de esos genios
y gracias también por todos los comentarios...chicos, habéis amenizado este sopolífero día de curro.

MARFIL dijo...

TINEO,

Gracias por el link. Estos, en LP, machacados los tengo. Preciosa canción. Importante, tratar además de ser indestructible.
GOLD: Así llamaría yo al auténtico amor. Oro molido...

No sé si sonó a disyuntiva, Tineo. No lo pretendí. Simplemente estaba cansada. Sería el día. Desde que entré aquí, con otro nombre (LBO2)allá por Febrero de este año, en una entrada muy curiosa que se llamaba PORNOCURIOSIDAD (la que me tocó para mi primera vez aquí), empezaron a lloverme cosas que no esperaba....¡Si yo sólo quería dar mi opinión a Ignacio de sus entradas y darle mi punto de vista!. Y de repente, bombardeo.....como en la guerra. Tenía mal día el viernes pasado, ya sabes, en las mujeres no todos los días son iguales. Me he disculpado con Ignacio, me ví en la obligación. O así lo sentí, a posteriori.
El problema es únicamente mío. Quizás esperaba que, de algún modo, me defendiera. Craso error, únicamente mío. Seguiré usando mis armas, solamente, y esperar a que un día deje de caer el chaparrón de bombas. Y seguiré por aquí, mientras lo siga pasando bien. Te contesté a lo de Sor Verónica en la siguiente entrada...Chao.-

Begoña dijo...

Decir que hice lo que Ignacio, leí por encima algunos mensajes kilómetricos. No me gusta la censura, y sí el buen gusto literario y personal. Creo que uno debería saber encajar las críticas, cuando no son buenas e intentar en todo caso cambiar de tema. Las descalificaciones no son algo que nos interese a quienes entramos al blog.
Entramos aquí porque hay un buen nivel intelectual y se nos proponen temas de opinión muy interesantes que deben hacernos reflexionar.
El mundo está sobrado de insultos y de violencia. Yo me relajo escuchando buena música y con una frase que me simplificó mucho la vida. Aquí la dejo ya que tengo la oportunidad "Odiar a alguien es darle demasiada importancia".
Añado una que mi padre repitió mientras vivió. Ahora está en el cielo y por lo tanto en todas partes. "Lo que no quieras para tí, no lo quieras para los demás".
Aquí todos entramos a disfrutar de buenas lecturas. No lo estropeémos,porfa.
Por cierto, me encanta estar aquí, en este espacio de libertad. Un saludo a todos.