Qué tendrá la princesa

| martes, 11 de septiembre de 2012 | 12:16


La princesa está triste, qué tendrá la princesa, los suspiros se escapan por sus labios de fresa… Parece que Cristiano se levanta cada día como Françoise Sagan diciendo aquello de “Bonjour tristesse”. Pues mira, Ronaldo, qué le vamos a hacer: lo que yo tengo es pena. Por ti. Porque no tienes derecho, porque no tienes vergüenza, porque has hecho el ridículo. En realidad, porque eres un crío. Y eso que yo soy un “madridistadelosdetodalavida”. Este síndrome de la princesa se debe básicamente a un problema educativo. Si eres joven, con pasta, con cientos de churris queriendo un hijo tuyo y el circo global poniéndote incienso, lo normal es que se te vaya la olla. Ahí entra tu santa madre, o tu familia o amigos en general, o tus entrenadores, o quien sea que deba realizar la labor de cortafuegos para que tu ego no se expanda a la velocidad del universo. Alguien que te quiera o en su defecto que te aprecie y sea capaz de decir las verdades del barquero, a fin de contextualizar cada gol, cada euro que ganas en un mundo mucho más complejo que hacer tu entrenamiento diario, elegir el deportivo del mes o cuidarte las mechas. No eres un dios dorado, como gritaba Robert Plant en sus delirios roqueros, sino un señor que cobra diez millones de euros solo por mover una pelotita -con gracia, eso no te lo niego-, y que los embolsa debido a un perverso y desquiciado mecanismo de oferta y demanda que alguien tiene que explicarte. Aparte de eso, nada. Eres buen mozo, e incluso al margen de estas cagadas, seguro que eres un buen chaval, y si eres listo tienes a partir de aquí un sendero de sensatez que recorrer, porque de las caídas hay que aprender. Rodéate de gente que no te diga tanto lo que quieres oír como lo que te conviene; no leas solo las secciones deportivas de los periódicos; no te ensimismes en el campo y celebra todos los goles del Madrid, aunque no sean tuyos -qué te he visto no hacerlo, calamar-; y si Messi es mejor, estúdiale más, corre más, céntrate en lo que tienes que hacer: tu trabajo. La mayoría de las veces la disciplina supera al talento. Aunque con el argentino es complicado, ya lo sé. Pues eso, Cristiano, cuídate ese narcisismo, que el infierno está empedrado de ellos. Y por supuesto: hala, Madrid. 

8 comentarios:

Rodericus dijo...

Bueno, la suerte, o la mala suerte, va por barrios.

Hace unos años, teníamos por aquí el mismo caso con Ronaldinho. Con la variante, de que aquel tipo era una amante de la juergas y la caipiriñas. Sus noches en Castelldefels, eran legendarias y hasta puso de moda un circuito de bares y restaurantes en la población.

Al marcharse del Barça, entró en una decadencia imparable, y hoy en día prácticamente nadie le reconoce. Otra "gloria" desaparecida.

Con Cristiano, el problema es el mismo, falta de madurez como profesional y como persona.

Lo mejor que puede hacer el Real, es traspasarlo y que desaparezca, ahora que se puede sacar un dinero por él. Porque con esa actitud, solo puede "reventar" al resto del vestuario, y provocar una crisis de confianza y de juego. Y darle responsabilidad a los que realmente juegan honradamente y no van de "figurones".

Ya me gustaría que Xavi Alonso jugase en el Barça, tendríamos un recambio adecuado para Puyól.

Un abrazo.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Cierto, es un perfil sensato.

Por cierto, ahora la noticia es la Diada. ¿Cuál es la percepción real allí aparte de la propaganda? ¿Bastaría con devolver más dinero para que se calmasen las aguas o ya no hay retorno?

Saludo.

Rodericus dijo...

Buenos dias. Pues no sabría decirte cual es exactamente la situación.

Ayer fui a la manifestación, y previamente no ni podía imaginar el éxito de convocatoria que ha tenido.

El grito generalizado era de "independencia". Y no creas que era un sector determinado, los de siempre, no.

Eran familias enteras, con abuelos y niños, mujeres de edad madura y todo tipo de gente normal y corriente la que coreaba más el eslogan. Y todo ello sin incidentes violentos ni nada parecido.

La verdad, es que creo que no hemos alcanzado el punto de ruptura. Pero no por falta de ganas, sino por falta de un liderazgo claro de alguien hacia ese lado, y por la desconfianza generalizada que hay por aquí hacia la clase política en todo su espectro.

Posiblemente, el presidente Más sacará rédito político de lo de ayer en negociar un concierto económico similar al del país vasco, porque el hartazgo y el cabreo generalizado que hay aquí ayer fue bastante evidente, y creo que en Madrid tendrán la suficiente habilidad para "leer" el momento clave que vivimos aquí.

Lo que si he detectado, es que se está organizando una plataforma con gentes de todas las tendencias políticas a favor de la independencia. Pero no por razones de identidad o culturales, no. Sencillamente porque están convencidos de que solos nos las arreglaríamos mejor.

Ahora hay que ver la evolución de todo esto, no sé si quedará en un sencillo "pataleo", o es el principio de algo.

De momento, la encuesta que publicaba ayer "El Periodico", queda casi en empate, al estilo del referéndum de Quebec hace unos años.

Pero no hay tensiones violentas, ni siquiera tentaciones de ello. La gente, cree sencillamente en la voluntad para conseguirlo, y que ese es el camino.

Que buenos vasallos seriamos si tuviésemos un buen señor.

De momento, creo que el tema irá por el lado de la "pasta".

Un abrazo.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Oído cocina. La verdad es que yo no acabo de entender donde esta el problema. Si se quiere la independencia hay mecanismos legales para ello. No creo que nadie ponga reparos, y ni los países ni las fronteras son eternos.

Yo lo que veo mal es la continua crispación y que si ahora voy que si ahora no voy. Todo en la vida es posible siempre que afrontes las consecuencias de tus decisiones.

Begoña dijo...

No sigo el fútbol, de modo que no sé lo que le sucede a Cristiano Ronaldo, a parte de lo bien que sale en las fotos.
En cuanto a los consejos me parecen muy sensatos. Quizá debería mirarse menos en los espejos y observar más la vida. Alguien en su situación no se puede quejar, en cambio podría hacer mucho por el mundo en que vive.
Lejos del ego, claro.
Saludos

Rodericus dijo...

Ignacio, la mecánica de funcionamiento de un partido como Convergencia ha sido siempre la queja permanente a los "agravios" centralistas. Y siempre han tenido su "clientela" que les compraba su discurso. Es un nacionalismo "light" y burgués. Y la burguesía, siempre tiene miedo a los cambios radicales, no vaya a ser que se rompa algún jarrón de porcelana china con los cambios.

Han estado jugando siempre con la ambigüedad, a hacer "la puta y la Ramoneta", como decimos aquí. ( Hay que aclararar que el personaje de la "Ramoneta", seria el equivalente a la tía solterona que es muy de misa y de rosarios, y nada amiga de las satisfacciones carnales ).

Pero ahora, los votantes les han adelantado por la izquierda, y sin intermitente.

El modelo a seguir en este caso, es el canadiense. El referéndum de Quebec quedó en un 49% a favor de la independencia, y un 51% a favor de permanecer en el Canadá. Y allí, se acató el resultado, nadie se suicidó, y el país siguió adelante con toda la normalidad.

De todas formas, he notado un punto de inflexión en estos últimos tiempos entre la gente de la calle, (soy agente comercial, y me paso la semana hablando con todo quisque).

El problema de fondo, es el desencanto con los políticos a nivel de España. ya no se fían de nadie, porque sencillamente, los dos partidos que se alternan en el poder, han demostrado su incompetencia por igual en unas circunstancias en las que era preciso tener políticos con talla de estadista, capaces de llegar a acuerdos por encima de sus intereses personales.

Lo dicho, nos hemos vuelto independentistas por motivos de pragmatismo económico, no por reivindicar un pasado propio, una lengua, o una cultura. Sencillamente, es aquello de que "la pela, es la pela".

Lo positivo, es que es un movimiento tranquilo sin radicalismos ni estridencias. Nadie ha quemado la Delegación del Gobierno ni ningún banco.

Si Mas saca unos eurillos más, y aquí no aparece nadie con carisma y liderazgo para conducir una hipotética independencia, a la que mejore algo la situación, esto se deshincha.

Y Artur Más, a pesar de su nombre, no es el rey Arturo, capaz de sacar a Excalibur de la roca. Ni creo que quiera serlo, no vaya a ser que con el esfuerzo, se herníe la espalda.

Y si decidimos tirar por el lado de la independencia, siempre se puede hacer llegando a acuerdos y pactos.

De momento, los de Bruselas han dicho que una secesión de Cataluña, significaría quedarse fuera de la Comunidad, habría solicitar el ingreso, y que todos los socios lo apoyasen por unanimidad.

Y tal como están las cosas en Bélgica, Italia e Inglaterra, con sus problemas de separatismo, creo que seria algo imposible. Sentaríamos un precedente peligroso.

Habría que buscar las planchas y las matrices de la Peseta, y volver a ponerla en circulación en Cataluña.

En fin, me parece que por una temporada, vamos a estar entretenidos por aquí.

Si te interesa, te seguiré informando.

Un abrazo.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Además que seria del Real Madrid sin su némesis... No habría manera de crecer...

Rodericus dijo...

Nada, lo que yo decia antes. Llevo toda la tarde-noche escuchando las tertulias políticas del circuito catalán, y ya hemos entrado en la fase del desconcierto generál.

Salvo los de Esquerra Republicana, que aún están pellizcándose sin parar de mirar el vídeo de lo de ayer, porque aún no se lo creen, el resto no sabe a que conclusión llegar : si hay que pedir la independencia, un concierto económico "a la vasca", un régimen confederal, una ronda de carajillos, o pedir el comodín del público.

Si es que en el fondo, somos unos "pardillos".

Pues el Barça, sin el Real tampoco es nadie.

¿ Nos imaginas jugando una liga locál con "los" de aquí ?. Español, Nastic de Tarragona, el Girona, el Sabadell.....

O bién, asociados con la liga francesa ?. Con lo mal que me caen esos prepotentes.

Nada, de momento lo dejamos como está, y a ver si el Artur nos arregla lo de los dineros, el corredor ferroviario Mediterraneo, que acaben las obras de la N-340 de una puñetera véz, y alguna cosilla más.

¡¡ jod.., si es que nos hemos asustado a nosotros mismos también !!.

Un abrazo