El genio

| martes, 3 de mayo de 2011 | 0:23

Comiendo en familia con mi abuela Erundina, 93 años, íbamos por el segundo plato y había una charla abundante. Mi abuela llevaba mucho sin decir esta boca es mía, hasta que mi padre le dice: mami, no dices nada, ¿por qué no hablas un poco? Mi abuela con una sonrisa y esos ojillos irónicos respondió:






-Para no gastarme.

6 comentarios:

Begoña dijo...

Tu abuela es una mujer entrañable sin duda. Conozco personas que gastan muchas palabras para no decir nada. Me sorprendo porque es un descubrimiento reciente. Alguien que habla y habla y de cuya charla no se podría aprender nada. Qué pena que no tengan su misma filosofía, y no teman gastarse :) Un beso para Erundina.
Saludos

rodericus2009 dijo...

Ya me gustaria a mí poder llegar a esa edad con esa tremenda sabiduria.
Saludos.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Tiene respuestas brutales. En otra ocasión le dijero que bueno, que ya tendría ganas de volver a ver a sus amigos, a su esposo -todos difuntos, claro-, y ella soltó siempre con una sonrisa:
-Puedo esperar un poco.

YO dijo...

Suerte que aún tienes abuela.
Sólo he presenciado una muerte en mi vida, y fue la de mi última abuela: la materna. De las experiencias más dolorosas de mi vida. Sin duda.
Disfrútala.

De todas formas, Ignacio ¿volver a ver a alguien ya difunto?.

Mejor vernos y tratarnos en vida, porque si no...

Por si acaso ayudase a tal cosa, a lo de la vida eterna que no suena mal, tal vez haya que abonarse a la misa dominical.

¿Tú no crees que si fuera eso verdad, verdad, de ganarse la vida eterna y la juerga eterna, por tan poca cosa -media horita de misa semanal- habría millones de ateos que irían?.

Lástima si no lo es. Por si acaso voy, pero a cumplir con mis obligaciones y devociones profesionales.

Be happy!

Juan Carlos dijo...

Con 93 años tu abuela demuestra estar en plenas facultades mentales y sabiendo hacer buen uso de ellas (cosa que muchos más jóvenes, a pesar de tenerlas también, no saben). Me quito el sombrero ante ella y le hago una reverencia.
Eres afortunado por ello, cuídala y disfrútala.
Un saludo.

Ilsa dijo...

Las personas como tu abuela, con esa edad ,son sabias.El tiempo les ha dado esa forma de ver la vida,que en muchas ocasiones resulta sorprendente.
Como ya he comentado en otras ocasiones, mi oficio consiste en trabajar (para mi es un gustazo)con personas que padecen Alzheimer,y aún en su situación son genios.Frases como:

-"La primavera viste el campo"
-"Las ventanas son cuadros de gente que se mueve"
-"Mis pies son raices del tiempo,porque no me muevo
-"El silencio suena a tranquilidad"
-"Yo no confío en la vida, confio en la gente"...

forman parte de mi día a día.

Como verás no me aburro,aprendo constantemente.Sólo una cosa, disfruta de tu abuela.

Si lo deseas,te puedo regalar el libro del que forman parte estas frases,que escribí hace dos años con una compañera.Para mi sería un placer

Saludos.