Paco el de las rebajas

| lunes, 22 de noviembre de 2010 | 13:25

Las Juventudes del PSC convierten una papeleta de voto en un vibrador virtual tamaño Nacho Vidal que le provoca a una ciudadana un orgasmo comparable a los que yo siento cuando me tomo un Priorato. Montse Nebrera aparece envuelta en una toalla blanca recién salida de una lúbrica noche de picos pardos. De nuevo el PSC edita un vídeo descojonándose de Mas, utilizando el socorrido recurso de La vida de Bryan -always look on the bright side of life, naná, naná, nanananá-. El PP de Alicia Sánchez-Camacho crea un videojuego en el que montados sobre una gaviota podemos desintegrar inmigrantes e independentistas, y de paso ya por qué no clavar sus cabezas en una pica, en plan Vlad Tepes, que quedaría muy pintón. Laporta ficha a una actriz porno -la próxima vez le recomiendo a Brigitta Bulgari, y así lo disfrutamos todos-. Al President Montilla lo disfrazan de superhéroe -sin comentarios-. Bien, todas estas quisicosas no son un chiste del ínclito Chiquito ni están sucediendo en el Kazajstán de Borat, sino en Cataluña. En la Cataluña de Josep Pla y Pere Calders -nuestro Primo Levi nacional-, es decir, en la España de Ignacio Aldecoa y Lorca, es decir: en un sitio digno de respeto. Eso es lo que parecen negarles a los catalanes en concreto, y a los españoles por extensión: respeto. La vídeo-política pretende embridarnos, camelarnos como si fuésemos retrasados mentales en una dinámica que parece acentuarse con los años. Señores, yo les aseguro que leo exactamente los mismos manuales que ustedes y sé cómo funciona la política mediática -¿les suena Confessions of a Political Hitman, de Stephen Marks o los opúsculos de Karl Rove?-. Los votantes ya no vivimos en un limbo informativo, y lo que queremos ahora es un catálogo de soluciones razonadas y un compromiso ante notario, con las consiguientes responsabilidades que conlleva. Punto. El resto nos la suda. Y mientras se deciden, se continúa practicando un ignominioso entreguismo con el gobierno marroquí, que también nos la querrá meter doblada en Ceuta, Melilla y con el tiempo en las Canarias; en Valencia no pueden pagar ni los sellos del correo oficial; el agujero que tiene Madrid debe ser como el del meteorito que liquidó a los dinosaurios, y el resto de administraciones centrales, autonómicas y locales andan a la última pregunta; nos sobrevuela la sombra de los 50000 millones que han de picarse en vena los irlandeses… Pero ustedes sigan, sigan, que ya vendrá Paco con las rebajas. Lo malo que es su factura la vamos a pagar todos.

6 comentarios:

Begoña dijo...

Apuesto a que esa factura la acabarán pagando quienes menos ingresos tengan. Siempre funciona así, y ellos siguen y siguen como ese conejito de las pilas alcalinas.
Saludos

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Eso seguro.

neville dijo...

El otro dia en Murcia cruzando el puente viejo sobre el rio Segura levanté la vista y leí el lema sobre la virgen ( la virgen de los peligros):

Salus in periculis.

En estos dias de confusión, de Ibex cuesta abajo, de agujero impresionante en Caja Sur, de funcionarios cabreados, con pensionistas sin sitio donde caerse muertos,y euro maravilloso, se agradecen algunas señales las ponga quien las ponga.

Saludos

Anónimo dijo...

Neville, habría de esperar que tales señales las vieran y comprendieran quienes las han de ver y comprender. De lo contrario, veo difícil la salvación.
Ecce Signum Salutis.
O ¿es que realmente creen que estamos salvados?

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Un 90% de votos en blanco les haría reflexionar. Y a propósito, ¿por qué no hay dinero de los bancos cuando hay que efectuar rescates?

Paco dijo...

En estas últimas semanas los gobiernos están empezando a hablar de implicar a los bancos en los rescates. Creo que será una cortina de humo, ya me gustaría ver la cara de señor Botín. Por cierto, un artículo sublime.