2012 polaco

| sábado, 24 de diciembre de 2011 | 13:13

Todo el marfil que hay en esta torre se tomará un descanso hasta el diez de enero. El 2012 ya será un ciclo ascendente, solo hay que tomárselo con calma y dejar que los cambios que necesitamos y anhelamos se vayan produciendo. Tanto nacionales como individuales. Así que no se separen de los que quieren y les quieren, para el fin del mundo todavía quedan millones de años, el sol mediante. Desde Cracovia, que la entrada en el año sea venturosa. Trabajo y felicidad.

2 comentarios:

Rodericus dijo...

Ojalá tengas razón con lo de que en el año entrante habrá un cambio de ciclo.

Y con respecto al anunciado "apocalipsis maya", siempre me ha fascinado la credulidad de algunos. El calendario acaba en el 2.012 porque supongo que al matemático maya que realizaba los cálculos, allá por el 900 de nuestra era, se le acabaron las ganas y la paciencia para seguir adelante con la tabla.

Que disfrutes del descanso.
Saludos.

Begoña dijo...

Durante el 2012 tengo por delante el gran trabajo de aceptar que mis hijos ya piensan por sí solos. Que utilizan sus propios pies para llegar a sus propias metas. Que sin saber de qué manera me hago mayor. Y que espero no ser la madre latosa de 2011. Cada nuevo año es un nuevo reto, y a veces lo que parece más simple es lo que supone un mayor esfuerzo. Qué bueno que sea un ciclo ascendente.
Feliz 2012 a todos.