Recordando a Yogi Berra

| domingo, 9 de diciembre de 2012 | 15:09



La frontera entre la genialidad y la estupidez siempre ha sido fina como pan de oro. Uno de los casos más flagrantes fue el gran Yogi Berra. Aquí tienen algunas de sus afirmaciones. Yo todavía no he llegado a una conclusión, lo dejo en sus manos.


-"Siempre voy a los entierros de los demás, porque de lo contrario ellos no vendrán al mío".

-"Si no sabemos hacia dónde vamos, terminaremos en cualquier otro lugar".

-"El béisbol es un noventa por ciento mental. La otra mitad es física".

-"Suelo hacer un par de horas de siesta, desde la una hasta las cuatro".

-"Corta la pizza en cuatro pedazos, no tengo tanta hambre como para comerme seis".

-"Es una gran hotel. Las toallas son tan gruesas que apenas puedo cerrar las maletas".

-"Nunca hay que responder a una carta anónima".

-"El futuro ya no es lo que era". 

4 comentarios:

Begoña dijo...

Hay letras que se escriben con la cabeza y otras que se escriben con el corazón, las primeras van adheridas a la lógica y las segundas al sentimiento. Ambas contienen su razón.

Sobre las expuestas en esta entrada diría que no entran en ninguna de esas dos categorías, aunque a saber.
Saludos

Rodericus dijo...

Buena colección de "perlas".

Me recuerdan a lo monólogos de Gila, o los diálogos de Tip y Coll. Lo malo, es que este caballero no se dedicaba al humor.

Supongo que su rendimiento en el campo debía ser superior a la profundidad de sus pensamientos.

Saludos.

MANUELA dijo...

Una estupidez concienzuda la de este hombre,sin duda.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

A QUIEN COMPETA: se te ha avisado por activa y por pasiva, siempre de la mejor forma. Si sigues en esta línea, me veré obligado a presentar una denuncia por acoso en comisaría -hay un monton de correos como prueba-, y haré otra publica con nombre, apellidos y lugar de trabajo en el diario EL Comercio de Gijon. Estas avisada.