Los chicos de la foto

| martes, 27 de noviembre de 2012 | 15:36


 En casa del director George Cukor se habían reunido "unos cuantos amigos" para rendir homenaje a Luis Buñuel, recientemente oscarizado por "Le charme discret de la bourgoisie" como mejor película de habla no inglesa de 1972. Nunca hasta entonces se habían reunido, y algunos no se conocían. Estaba el propio Buñuel, un agonizante John Ford, Alfred Hitchcock, George Stevens, Rouben Mamoulian, William Wyler, Billy Wilder, Robert Wise y Robert Mulligan, además del productor Serge Silberman y del guionista Jean Claude Carrière. Lo cuenta el mismo Buñuel en sus memorias. Yo le hubiera echado una firmita a Mefistófeles por estar en esa cena...

2 comentarios:

Rodericus dijo...

Yo la hubiese echado por sentarme al lado de Billy Wilder, y conversar con él.

Un abrazo.

Begoña dijo...

De niña deseé mil veces ser invisible, para estar en los lugares a los que no me dejaban ir. Supongo que todos los niños tuvimos ese deseo, que partía de las historias que leíamos en los libros.

De mayor le sumé volar sobre el tiempo para haber conocido en vivo y en directo a mis antepasados.

Creo que lo que cuentas es algo similar =)