Como tiene que ser

| lunes, 2 de julio de 2012 | 13:21


4 comentarios:

Rodericus dijo...

Sin mas palabras.

Saludos.

Begoña dijo...

Admito que preferí dar un paseo por mi villa marinera, mientras quienes estaban conmigo, seguían el partido en una pantalla grande expuesta en plena calle.
La villa estaba desierta en una tarde de sol imperante, la playa calma, el cielo despejado y las nubes apenas eran un jirón de cuando en cuando.
Seguí -casi sin querer- el partido, de escaparate en escaparate, desde pantalla en pantalla en plena calle, a lo largo y ancho de un paseo reparador.
Escuché los uyyyyssss y los viva, con la emoción cantada de quienes lo seguían; incluso en idiomas visitantes. Me gustó toda la emoción de una tarde inigualable, por un paisaje arrollador.

Y me gustó el juego limpio de España una vez más, su profesionalidad exquisita que sale al campo y arrasa, sin molestar. Demostrando por qué son los mejores y se les sigue por donde van.
Orgullo español escrito.

Juan Carlos dijo...

Fantástica imagen. Nosotros también lo celebramos ya que hay que reconocer que fue glorioso. Gran papel de la selección dando la mejor imagen posible de España.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Todavía recuerdo los disgustos que nos dio quinquenio tras quinquenio la selección española, especialmente con Clemente. Lo de ahora es de extraterrestres. Estos son mejores que Brasil 70 o la Naranja Mecánica. Y el Balón de Oro para Iker.