Al Carnaval carioca? Para qué, a Ribadesella¡¡

| viernes, 6 de agosto de 2010 | 12:27


O maior fiesta du mundo: el descenso del Sella. Empieza hoy y aquí estaremos hasta domingo. Advertidos quedan: nos ataremos a los mástiles hasta el amanecer, nos fundiremos "les perres", les llevaremos a uña de caballo hasta el borde del Rubicón y allí les invitaremos a pescar, nos pondremos en la cola para zurrar a alguna pasajera a lo Aterriza como puedas. Ténganlo claro: no habrá rehenes.

4 comentarios:

Begoña dijo...

Lo del descenso del Sella es impresionante. Y sí, es un carnaval carioca, creo que esa es la mejor forma de definirlo.
Por si acaso que no me esperen.
Saludos

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Hay que ir una vez en la vida, como a Roma.

rodericus2009 dijo...

Yo estuve una véz, y por pura casualidád.
Me explico, tengo una habilidád naturál para meterme en "berenjenales" de tráfico tremenda. Si algúna véz en las noticias del tráfico escuchais que hay un solo atasco de tránsito en la provincia de Barcelona, dad por sentado de que yo estoy en medio.

Hará unos doce años pasamos unos dias en Cantabria, y desde allí, continuabamos viaje hacia el terruño de mi esposa, en Galicia. El dia que escogí para viajár hacia Lugo, coincidió con la jornada del descenso. Y como la ruta naturál entre esos dos puntos es Ribadesella, "pesqué" un atasco épico de quince kilómetros. Eso sí, en Ribadesella aparqué el coche y disfrutamos del espectaculo, ¡¡ vaya fiestaza que os montaís !!.

También recordaré un humilde restaurante de carretera saliendo de Ribadesella en dirección a Oviedo, donde comimos deliciosamente bién.

Quién estuviera en Asturias, en bastantes ocasiones.

Saludos.

Ilsa dijo...

Yo lo hice hace cinco años,fue en canoa y no por estas fechas ,sino en Junio.Recuerdo que me dieron un pic-nic, que consistía en un bollo preñao, empanada, fruta...y al llegar a la meta ,después de de 5 horas (terminé quemada ,a pesar de la protección, y con agujetas hasta en los tobillos),al llegar a la meta y volcar unas cuantas veces,brindamos con sidra.
Pero, la verdad,es que salí encantada de la aventura.

Un saludo.