No sin mi pensión

| lunes, 24 de junio de 2013 | 11:47

Recuerdo una película titulada “No sin mi hija” en la que una madre tenía que huir de un Irán fundamentalista con su niña, y en el transcurso del film se dice: “Donde hay voluntad, hay un medio”. Pues bien, hay voluntad de que no nos trampeen con las pensiones, ahora debemos encontrar las herramientas. Al parecer, el gobierno considera -de manera peregrina- que en mi senectud yo voy a gastar menos. Teniendo en cuenta que el pensionista medio no llega a 900 euros, me pregunto por dónde pasará la solución. Si pretenden implementar los seguros privados, no me da la gana. Si aspiran a que me desespere y me tome un chupito de cicuta, lo tienen claro. O sea, que ya le pueden decir al comité de sabios -dos tercios de los cuales trabajan para entidades aseguradoras privadas- que el futuro de las pensiones no pasa por estrecharme el nudo corredizo, sino por crear empleo y subir los sueldos. De nuevo hay que recordarles que las pensiones no son un saleroso regalo, sino lo que dice el artículo 50 de la Constitución acerca del montante que han de actualizar periódicamente, para asegurar mi suficiencia económica hasta que unas falanges peladas me reclamen. La verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero, y no parece que los expertos tengan en cuenta que cada vez vivimos más, que en el futuro surgirán nuevas enfermedades ligadas a este hecho, que desvincular la pensión del IPC es condenarnos a la supervivencia, que a los ciento veinte me va a seguir gustando el champán y que me lo merezco de sobra… Empecé con una película y termino con otra, una de Charlton Heston titulada “Cuando el destino nos alcance“, distopía en el año 2022 en la que cuarenta millones de personas malviven en una Nueva York apocalíptica, sin recursos nutricios, donde sus habitantes se alimentan con unas galletitas de soja, rojas, verdes o naranjas, según el día. Todo el mundo ignora que dichas “cookies” están hechas con los cadáveres de la gente que va muriendo. Miren por dónde acabo de darle al comité otra posible solución -final- para los pensionistas, en la línea de sus conclusiones para mantener un sistema “público, fuerte y solvente”

5 comentarios:

Rodericus dijo...

Esta vez coincido plenamente en tu valoración. Cuando empezó a cuestionarse el sistema de pensiones, me vino a la memoria "Soylent Green", que para mi es un clásico del cine de ciencia ficción.

Por el par de ejes que plantea el argumento : la manipulación de la información ( sobre la supuesta producción de alimentos marinos ), y el convertir a los "fiambres" en galletas proteicas.

En una sociedad post-industrial como la nuestra, hay dos lineas de negocio muy apetecibles para los grandes inversores : la sanidad, y los fondos de pensiones.

La sanidad pública está condenada, no porque sea insostenible como nos quieren hacer creer, sino porque su explotación privada está en el manual de los presuntos "liberales" que nos gobiernan. Todo enfermo, es un potencial cliente "cautivo" del sistema privado sanitario que quieren imponernos.

Y sobre las pensiones, ya has mencionado la ironía que el estudio de reforma esté en manos de representantes de compañías aseguradoras. Mas fuente de negocio.

Habrá que tomar nota de la actitud los brasileños, que en un par de semanas de movilizaciones han puesto al gobierno en su sitio.

Saludos.

Diego Díaz dijo...

Escribe usted de cojones.
Enhorabuena.

IGNACIO DEL VALLE dijo...

Gracias por lo que me toca.

Un saludo,
I.

neville dijo...

"Cuando el destino nos alcance" es una pelicula a revisar aunque solo sea por la última escena de E.G. Robinson pidiendo un clásico ligero para acompañarle en sus últimos momentos viendo escenas de una Tierra maravillosa ( y sonando la Pastoral). Hay que fijarse en la nomenclatura al uso, cuando pasas de ser "activo" para la sociedad a ser un jubilado "pasivo"que solo consume recursos del resto. El viejo E.G.R. se lo piensa y decide en consecuencia.
Como dijo el abuelo del chiste "Ahora ya no me dejan solo en la gasolinera, nos quedamos todos".
O somos capaces de cambiar el chip o en este pais dentro de nada veremos cosas inimaginables.
Saludos.
Semper in excretum

PULGACROFT dijo...

AMEN.